Semana clave

El Gobierno confía en que habrá acuerdo con el FMI

Las señales desde Washington, con las declaraciones de Gita Gopinath, generaron optimismo. Aún no se confirmó el pago del viernes al organismo y el Gobierno pedirá una ampliación al swap con China

El Gobierno confía en que habrá acuerdo con el FMI
El Gobierno confía en que habrá acuerdo con el FMI
27-01-2022
Compartir

La definición que brindó el ministro de Economía, Martín Guzmán, hace algunos días sobre el estado de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional ilustra el momento que se está viviendo: “etapa crítica”. El Gobierno confía en que habrá definiciones en los próximos días, algo que también espera el organismo, pero el secretismo domina las conversaciones por estas horas.

Este viernes, Argentina debe efectuar un pago de capital al FMI por US$ 731 millones que todavía no fue confirmado oficialmente. La intención del Ejecutivo era acelerar un acuerdo antes de esa fecha, algo que finalmente no pasó. En las últimas semanas se vio un endurecimiento en las posturas de ambas partes que no dejó avanzar las negociaciones.

Esa posibilidad de mora resulta una herramienta que está utilizando el Gobierno para presionar al Fondo. Sin embargo, el margen es acotado. Las Reservas Netas del Banco Central alcanzan solo para cubrir hasta el vencimiento de capital de este viernes y el de intereses del 1 de febrero (US$ 366 millones).

En tanto, no habrá dólares para realizar el primer pago “grande” del año al organismo el próximo 21-22 de marzo, cuando hay que abonar US$ 2,824 millones. Ese sería el famoso “deadline” que suele marcar el mercado para llegar a acordar un programa con el FMI.

  • En detalle, y según datos de la consultora FMyA, “Argentina cuenta con U$S1.564 millones de Reservas Netas en el BCRA y sólo US$ 625 millones de DEG del FMI; o sea un total de US$ 2.200 millones”. 

Fuentes del Gobierno nacional dijeron ante El Economista que continúan las negociaciones permanentes con el FMI. Por otro lado, desde el FMI comentaron a este medio que “el equipo continúa trabajando de manera estrecha con las autoridades argentinas hacia un programa respaldado por el FMI”.

Esa declaración va en línea con las palabras que brindó el martes la número dos del Fondo, Gita Gopinath, en relación a la situación de Argentina. En primer lugar, del Panorama Económico Mundial surge que Argentina es uno de los pocos países del mundo cuya proyección de crecimiento fue corregida al alza tanto para este año como el próximo en comparación a los pronósticos del FMI de octubre. 

“Esperamos lograr más avances en los próximos días”. Haciendo equilibrio, afirmó que Argentina necesita “un plan sólido y creíble”, pero también afirmó que, dada la situación del país, el FMI adoptó una “visión pragmática y flexible”.

Dichas expresiones generaron cierto optimismo al Gobierno argentino en el marco de unas negociaciones estancadas. Las presiones se hicieron sentir en el mercado durante los últimos días, sobre todo en el dólar blue, que ayer cerró en $221.

De todas formas, también ayer, por primera vez desde que comenzó el año los bonos argentinos registraron dos jornadas consecutivas al alza. Si bien los precios de los bonos argentinos continúan muy bajos, las subas podrían tener que ver con un mayor optimismo del mercado en relación a un acuerdo con el FMI.

En este marco, la agencia Bloomberg informó ayer que las autoridades económicas argentinas le solicitaron a sus pares chinos una ampliación en el swap bilateral de divisas en yuanes. Una lectura posible es que se buscará fortalecer las reservas ante el pago efectivo al Fondo del viernes y la continuidad de las negociaciones en las próximas semanas. Febrero suele ser un mes en el que ingresan pocas divisas por exportaciones del agro.

  • El Gobierno busca que China amplíe el canje de 130.000 millones de yuanes (unos US$ 20.600 millones) a otros 20.000 millones de yuanes (unos US$ 3.000 millones) adicionales, según informaron fuentes oficiales a Bloomberg.

Tal como detallaron, la Argentina ya hizo el pedido y el tema será tratado la semana que viene en Pekín, cuando el presidente Alberto Fernández viaje allí para las celebraciones por los Juegos Olímpicos y los 50 años de relaciones comerciales entre ambos países.

Las tratativas entre Argentina y el FMI están trabadas en el sendero fiscal. El Fondo quiere superávit fiscal en 2024, mientras que para Argentina un plazo razonable para llegar a ese objetivo es 2026.

En ese sentido fueron las declaraciones del ministro de Economía dijo en una entrevista al diario francés Le Figaró. “La diferencia que tenemos con el FMI es la velocidad de consolidación fiscal y las combinaciones entre gastos e ingresos. No queremos penalizar la demanda cuando la economía se está recuperando”, precisó Guzmán.

Otro punto que preocupa a Guzmán serán las revisiones trimestrales que realizarán misiones técnicas del organismo, las cuales condicionarán desembolsos para pagar los compromisos al propio FMI de este año (US$ 19.100 millones), 2023 (otros US$19.300 millones) y 2024 (US$ 4.900 millones). 

Con todo, el Gobierno apunta a que el FMI asuma su “corresponsabilidad” en el fallido préstamo que desembolsó a nuestro país durante la gestión de Mauricio Macri entre 2018 y 2019. Argentina pide tiempo para no frenar la reactivación de la economía que en 2021 fue del 10% y se recuperó casi toda la caída de 2020 durante lo peor de la pandemia (9,9%).

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés