El Economista - 70 años
Versión digital

jue 23 May

BUE 11°C
Informe

Desde 2019, los salarios informales corren 60 puntos detrás de la suba en los alimentos

Según la Fundación Libertad y Progreso, desde diciembre de 2019 a julio de este año, los salarios no registrados aumentaron 171% y la CBA, 228%

Los que más perdieron fueron los trabajadores privados no registrados
Los que más perdieron fueron los trabajadores privados no registrados
26 octubre de 2022

Desde diciembre de 2019, los salarios promedio de la economía aumentaron 31 puntos porcentuales menos que la Canasta Básica Alimentaria (CBA), según un informe elaborado por la Fundación Libertad y Progreso en base a estadísticas del Indec y del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. 

Entre diciembre de 2019 y julio de 2022, los salarios aumentaron 197%, mientras que la CBA lo hizo 228%.

  • Según el último dato del Indec, el costo de la Canasta Básica Alimentaria aumentó en septiembre 7,1%, por lo que una pareja con 2 hijos necesitó percibir $56.732 para no caer en la indigencia.

"Los que más perdieron fueron los trabajadores privados no registrados, que tuvieron un incremento en sus salarios de 171% y los trabajadores registrados que perciben el Salario Mínimo Vital y Móvil que creció 170%. En ambos casos, la diferencia con el aumento de la CBA ronda los 60 puntos porcentuales", detalló la consultora.

Los que menos perdieron fueron los trabajadores privados registrados (+203%) y los asalariados del sector público (+201%). "Por su parte, la Remuneración Promedio de los Trabajadores Registrados Estables, aumentó 206%, (solo) 22 puntos menos que la CBA. En estos últimos 3 casos, los incrementos estuvieron por encima de la suba acumulada de la Canasta Básica Total (CBT) relevada por Indec", destacó el informe.

image0
 

  • La CBT que incluye alimentos y otros bienes y servicios básicos, como la vivienda, aumentó también 7,1% y ascendió a $41.493 mensuales por persona en septiembre.

En los primeros 9 meses del año, el valor de la CBA se incrementó el 64,8%, mientras que el de la CBT avanzó 60,2%.

Esta diferencia entre ambas canastas se debe a que los precios de las tarifas del transporte y los servicios públicos tuvieron incrementos por debajo de los alimentos.

Si se tienen en cuenta los datos desde diciembre de 2019 hasta septiembre, la CBA registra un aumento acumulado de 276% y la CBT de 241%, lo que ubica los aumentos en 79 y 44 puntos porcentuales por encima de los salarios promedio de la economía, según el relevamiento del Indec hasta julio.

El economista y consejero académico en la Fundación Libertad y Progreso Roberto Cachanosky afirmó que los datos "muestran la fenomenal emisión monetaria de los años 2000, 2001 y en parte de 2022, que generó el Banco Central para financiar el déficit fiscal". 

"En dichos años, el déficit fiscal se financió básicamente con emisión monetaria. Se ve cómo la inflación es el impuesto más regresivo de todos, porque impacta sobre los sectores más humildes que tienen como gran patrimonio su ingreso mensual. No tienen mucho más para defenderse, por lo tanto esto muestra cómo las políticas populista basan su estrategia en hacer caer el salario real en vía base la emisión monetaria", explicó.

Por su parte, el economista jefe en la fundación expresó que "la pérdida del poder adquisitivo de los salarios responde a una economía donde el trabajo es cada vez menos productivo. Es decir, cada trabajador genera cada vez menos valor agregado con el mismo esfuerzo. La razón detrás de esto son las enormes distorsiones que dificultan la producción y la inversión; empezando por la inflación, pero también incluyendo el cepo cambiario, las regulaciones y la presión impositiva".

 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés