El Economista - 70 años
Versión digital

mar 21 May

BUE 11°C
De Axel Kicillof a Sergio Massa: el país del que "pague el que sigue" y la sociedad hipotecada
Panorama

De Axel Kicillof a Sergio Massa: el país del que "pague el que sigue" y la sociedad hipotecada

En la corta semana que concluye hoy aparecieron claros ejemplos del cortoplacismo con el que se toman las decisiones

Leandro Gabin 05 abril de 2023

Es indiscutido que el esquema del "parche" y el "pague el que sigue" es la constante en las decisiones de política económica en la Argentina. También, que tarde o temprano la realidad pone todo en su lugar. Como dicen los americanos, "there's no such thing as a free lunch"

En la corta semana aparecieron claros ejemplos del cortoplacismo con el que se toman las decisiones. Los dos fallos en contra del país en tribunales internacionales surgieron de decisiones que tomó Axel Kicillof, actual gobernador bonaerense, durante su paso por Economía. 

Un recordatorio mientras que Sergio Massa lanza otro desdoblamiento limitado para llegar a las PASO con algunos dólares más, hipotecando la liquidación futura y no yendo al meollo de la cuestión que es un tipo de cambio (el oficial) apreciado por una brecha del 90%.  

Tanto las canchereadas de Kicillof en el pasado como el "tirar todo para adelante" y el "que se arregle el que venga" de Massa son, al final, hijos de lo mismo: la imposibilidad (o falta de capacidad) para solucionar los problemas cuando ocurren. Todas hipotecas en un país cuya población se cae del mapa con una inflación desmadrada (marzo sería entre 7% y 8%, según consultoras) y un futuro que, incluso para los optimistas, luce muy complejo.

Los fallos sobre YPF y los cupones PIB recaen durante la gestión Kicillof. Claro, el actual gobernador no tendrá que pagar los 1.300 millones de euros por haber modificado la fórmula de cálculo del PIB que disparó la ola de juicios. No sólo está ese litigio, sino que por lo mismo se espera otro fallo adverso en Estados Unidos. El director de Latam Advisors, Sebastián Maril, recuerda que a fines de 2023 comenzará el juicio por los Cupones PIB en Nueva York, presidido nada más y nada menos que por Loretta Preska (la que castigó al país por la expropiación de YPF). Ahí hay otros US$ 415 millones más intereses en juego. 

jueza-loretta-preska-20210330-1152201
A fines de 2023 comenzará el juicio por los Cupones PIB en Nueva York, presidido nada más y nada menos que por Loretta Preska (la que castigó al país por la expropiación de YPF).

Lo cierto es que la Argentina ya pagó cerca de US$ 17.000 millones por juicios perdidos derivados de políticas claramente cortoplacistas. La más resonante fue el juicio de los holdouts (con Paul Singer a la cabeza) que costó cerca de US$ 10.000 millones. Pero hay, aún pendiente en los tribunales internacionales, alrededor de US$ 14.000 millones según Maril.

En la oposición, los favoritos para ganar en las elecciones de este año, se repite por estas horas que recibirán un "campo minado" y que Massa lo único que hace es patear todos los problemas para adelante. "La herencia que vamos a recibir es cada vez peor", dice Luciano Laspina, el jefe económico de Patricia Bullrich que podría sumarse a las filas de Horacio Rodríguez Larreta en caso de que éste gane la interna (y la presidencial). "Luciano es un gran valor", repite el jefe de Gobierno de la Ciudad. 

"La herencia que vamos a recibir es cada vez peor", dice Luciano Laspina

Para los economistas de JxC (sea Laspina, Hernán Lacunza o Eduardo Levy Yeyati que trabaja con el radicalismo) el problema es que habrá una mochila muy pesada en todos los frentes importantes: el fiscal (que se le empieza a escapara a Massa), el inflacionario (que está en los mismo niveles críticos pre llegada del tigrense al Mecon) y el social (una pobreza bien medida en torno al 45%). Todo eso limitará el set de políticas a tomar y, por ende, qué tan rápido se puede estabilizar el barco. 

"Es imposible decir hoy qué se puede hacer a partir de diciembre porque todo se deteriora muy rápido. Massa lo máximo que hace es sacarse un 'muerto' de encima y nos lo tira a nosotros. Lo viene haciendo con el financiamiento en pesos, el canje de bonos, ahora los dólares para que se liquiden antes de las elecciones. Después nos tendremos que arreglar nosotros. A eso, sumale que habrá más déficit fiscal e inflación. Nos quedamos cortos en decir que esto es una bomba, será un tsunami", relató, en estricto off the record, un economista que trabaja en los equipos técnicos de JxC. 

Lo social también presiona, y mucho, a las decisiones que se tomarán (o no) hacia delante. Un muy interesante informe de Fernando Moiguer, CEO de Moiguer, Consultora de Estrategia, sobre cómo está la sociedad argentina muestra el deterioro constante. 

"Argentina siempre estuvo fragmentada en términos económicos pero se regía bajo la ilusión de un imaginario común: la Argentina de clase media. Los cambios continuos y profundos de las últimas décadas están modificando la estructura a nivel cultural e idiosincrático. Lo que revela el estudio es que a la fragmentación económica se le suma una fragmentación cultural que se traduce en distintas expectativas, valores y comportamientos por clase social", dice.

La educación ya no es motor de movilidad social ascendente. En la clase baja, 70% tiene más educación que sus padres pero no ascendió de clase. "Mi hijo el doctor" ya no aplica.

La estructura social marca que el 5% de la población es "rica" (ingresos mensuales familiares de entre $850.000 y 1,5 millones), el 45% es clase media y el 50% es clase baja. Moiguer cuenta que sólo los extremos de la pirámide están "sedimentadas". O sea, el 93% de la gente de clase alta probablemente seguirá siendo de clase alta; mientras que la misma proporción de las personas de clase baja seguirán en ese estrato. "No se resuelve con seis años de crecimiento a tasas chinas. Si pasa eso esas familias seguirán siendo de clase baja".

 

La tendencia, paupérrima, de la Argentina se ve en números: mientras que hace 30 años el 75% de la población se sentía de clase media (sea o no, pero se ubicaba en esa estrato de la pirámide), hoy ese 45% de clase media sólo busca sobrevivir y no caerse. El economista y profesor de estrategia en la Universidad Torcuato Di Tella afirma que "somos el país democrático que más pobres ha generado en los últimos 30 años". 

"En Argentina se acabó la movilidad social ascendente", agrega. El país, entre la herencia y la hipoteca social. 

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés