El Economista - 70 años
Versión digital

sab 24 Feb

BUE 22°C
Supera el 50%

Crecen las expectativas de inflación para 2022

Según el último informe del CIF de la UTDT, en la “medición de diciembre la inflación esperada para los próximos 12 meses es de 51,3%”

La inflación esperada para los próximos 12 meses es de 51,3%
La inflación esperada para los próximos 12 meses es de 51,3%
29 diciembre de 2021

La inflación esperada por la población aumentó casi un punto porcentual (p.p.) en el último mes. Así se desprendió del último informe del Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Universidad Di Tella (Utdt), que precisó que en la “medición de diciembre la inflación esperada para los próximos 12 meses es de 51,3% según el promedio (50% según la mediana)”.

“El resultado de diciembre representa un aumento de 0,9 p.p. respecto a la medición de noviembre (50,4%). El aumento en las expectativas de inflación se verifica tanto en hogares de bajos ingresos como en los de altos ingresos”, indicó el centro dirigido por Sebastián Auguste.

En términos regionales, “el Gran Buenos Aires (GBA) presenta las menores expectativas promedio de inflación, 47%, mientras que en Capital y el Interior del país muestran niveles parecidos (53,2% y 53,1%, respectivamente)”. En cuanto a la división por ingresos, “los hogares de mayores ingresos tienen una expectativa de inflación promedio de 51,6%, mientras que los hogares de menores ingresos 50,8%”.

El relevamiento recoge “información a nivel de individuos sobre la expectativa que cada uno tiene del aumento generalizado de precios en los próximos 12 meses (inflación anual esperada)”, con un trabajo de campo de este mes que se realizó entre el 1 y el 14 de diciembre de 2021.

El CIF subrayó que “la inflación esperada se mantiene alta en todas las regiones del país. Por regiones, nuestro muestreo es representativo de la Ciudad de Buenos Aires (Capital), del conurbano (GBA), y del resto del país (Interior). Vemos que en los tres la mediana es de 50%”.

Por promedio, “el interior (53,1%) y Capital (53,2%) tienen un valor similar y más alto que GBA (47%). Respecto al mes anterior, y mirando el promedio para capturar la variabilidad, vemos que en todas las regiones aumentaron las expectativas de inflación”.

En cuanto a los niveles de ingreso, “aquellos con mayor nivel pasaron de 51,1% el mes pasado a 51,6% en diciembre. Mientras que aquellos de menor nivel de ingreso aumentaron de 49,3% a 50,8%”. Vale recordar que el índice se obtiene de los resultados de una encuesta mensual que cubre alrededor de 1.200 casos en todo el país realizada por Poliarquía para el CIF.

Inflación 2022

Las expectativas de la población están en línea con las proyecciones de las consultoras que esperan una inflación cercana al 50% para 2021 y un valor cuanto menos similar para 2022. Sin embargo, hay riesgos de que sea aún mayor dado que varios de los precios que se atrasaron en 2021 deberían tender a corregirse en el 2022.

Ese porcentaje está por encima de las previsiones que consignó el Gobierno en el proyecto de Presupuesto 2022 (45,1%) luego de corregir el 29% que estimaba a principios de año.

Para 2022, el Ejecutivo plasmó en la hoja de ruta, que finalmente fue rechazada en Diputados, un incremento del 33%. Ese guarismo fue el eje de los acalorados debates en la Cámara Baja, ya que ni siquiera el Gobierno consideraba factible que los precios minoristas se muevan a ese ritmo.

Ayer, fuentes del Ministerio de Desarrollo Productivo proyectaron una desaceleración del nivel de inflación "en torno al 40% o levemente por debajo" para el 2022.

"Trabajamos para reducir la inflación. Un objetivo sería el 40% y, si es un poco menos, mejor. Somos conscientes de que no es un buen número pero es mejor que el 50% con el que se cierra este año", dijeron las mismas fuentes durante un contacto con la prensa.

En ese contexto, los acuerdos de precios para propiciar un proceso de desinflación serán "herramientas de apoyo para ayudar a un proceso de desinflación y en un marco de descalabro de costos para frenar una inercia sin fundamentos".

"En 2022 van a sumarse a una política cambiaria con ordenamiento monetario y fiscal y un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI)", dijeron las fuentes respecto a los acuerdos de precios.

Textiles: “La necesaria contención de los precios”

Si bien los alimentos y otros ítems se llevaron todas las miradas, el rubro “prendas de vestir y calzado” anotó una suba de precios de 57,1% en los primeros once meses de 2021. Más de 10 puntos por encima de la inflación, que se ubicó en 45,4%. Contra noviembre de 2020, la suba fue de 62,8%. El sector textil no fue apuntando por el Gobierno (sí, por los consumidores) y hubo escasas referencias oficiales a tamañas subas.

Eso, quizás, está cambiando. El lunes, Martín Guzmán se reunió con Matías Kulfas y Ariel Schale para analizar la dinámica del sector textil. Desde el Gobierno se considera que la política sectorial debe balancear los objetivos de agregar valor nacional, fomentar la creación de empleo y, he aquí la novedad, “la necesaria contención de los precios internos”. Si bien no hubo anuncios concretos, el comunicado dijo que “se revisaron líneas de acciones para asegurar que esos equilibrios se garanticen en 2022 en el contexto de las políticas para el desarrollo del sector textil”.

Carne a precios “populares”

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca y la Secretaría de Comercio Interior firmaron ayer con cámaras de supermercados y de frigoríficos un acta de compromiso para garantizar el abastecimiento del mercado interno y el cumplimiento del acuerdo alcanzado para ofrecer cinco cortes de carne parrilleros a precios accesibles de cara a la celebración de Año Nuevo.

El secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, y el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Jorge Solmi, rubricaron con autoridades de frigoríficos y de los grandes supermercados la oferta de dichos cortes de carne vacuna previstos para los días 29, 30 y 31 de diciembre.

De esta forma se concretará el segundo tramo del acuerdo establecido entre las partes, tras las ofertas registradas el 22, 23 y 24 de diciembre pasado. Los cinco cortes son: asado, a $549 el kilogramo; matambre, a $599; vacío, a $599; tapa de asado, a $499; y falda parrillera, a $399.

“Quiero agradecerles a todos los presentes por su colaboración, ya que el acuerdo ha funcionado muy bien en Navidad”, dijo Feletti durante la firma del acuerdo, para luego subrayar que “la repercusión en la población ha sido muy buena”.

Por su parte, Solmi manifestó que “hay disposición para trabajar en conjunto” y aseguró que “estamos transitando un camino de trabajo que nos va a encontrar juntos, con el propósito de que se cumplan los objetivos comunes de la mejor manera, desde la producción, la industria, los consumidores y la exportación. Ese es el camino a recorrer, y el Ministerio de Agricultura está en ese sendero trabajando junto a todos los actores”.

Los cortes ofertados se podrán conseguir en distintos puntos de venta en todo el territorio nacional, entre los que se encuentran las carnicerías del consorcio exportador ABC y los comercios nucleados en la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (Fasa).

Además de Feletti y Solmi, participaron de la firma del acta el presidente del Senasa Carlos Paz; el presidente del Consorcio ABC, Mario Ravettino, y el presidente de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), Juan Vasco Martínez. Se conectaron también de manera virtual: el presidente de Unión de la Industria Cárnica Argentina (Unica) y el presidente de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales Argentinas (Fifra), Daniel Urcía.

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés