El Economista - 70 años
Versión digital

dom 23 Jun

BUE 11°C
Día 2 en EE.UU.

Con bonos a precio de default y riesgo país cerca de 3.000 puntos, Batakis recibe a un grupo de escépticos banqueros de Wall Street

Buscarán descifrar si Argentina tiene chances de esquivar un traumático desenlace a su nueva crisis

Goldfajn, Batakis, Georgieva y Argüello, ayer en DC
Goldfajn, Batakis, Georgieva y Argüello, ayer en DC
Leandro Gabin 25 julio de 2022

Después de reunirse con funcionarios del Tesoro y la número uno del FMI, Silvina Batakis seguirá su gira por la capital estadounidense juntándose con varios de los principales tenedores de bonos de la deuda argentina. 

La ministra tendrá un desayuno con ejecutivos de Santander Investments, Stone Harbor, Goldentree, Bracebridge, Barclays Capital y AdCap Grupo Financiero, entre otros. 

La presencia de algunos fondos y bancos de inversión de Nueva York se produce cuando los títulos argentinos valen menos de US$ 17 y el riesgo país está a punto de alcanzar los 3.000 puntos. 

Los portfolio managers buscarán descifrar si Argentina tendrá chances de esquivar un traumático desenlace de la crisis y así evitar el default de la deuda en los próximos años, si bien esa situación ya está priceada en los precios de los bonos. "El mercado está esperando ver qué puede hacer Batakis realmente al frente de Economía y si tiene el apoyo político para hacer el ajuste necesario y eventualmente encarar una devaluación ordenada. Si no viene a explicar eso no tendrá sentido la reunión", explicó a El Economista uno de los banqueros que participará del cónclave.

Otros, más escépticos, creen que no hay "retorno" en la relación entre Argentina y Wall Street. 

"Se reúnen porque los de la Embajada lo organizan. La gente es respetuosa y no quiere perder el contacto. Y después lo venden allá como grandes inversores interesados. Un circo completamente irrelevante", indicó otro financista que estuvo en la última reunión de una delegación argentina en EE.UU., cuando estaba aún Martín Guzmán, pero que declinó participar de esta nueva reunión. "Existía la remotísima posibilidad que (Juan) Manzur pudiera cambiar el ritmo político. Ahora, solo resta observar a prudente distancia la implosión", manifestó. 

Guzmán y Manzur junto al embajador Jorge Argüello y el cónsul argentino en Nueva York, Santiago Villalba.
Guzmán y Manzur junto al embajador Jorge Argüello y el cónsul argentino en Nueva York, Santiago Villalba, en octubre de 2021

Lo cierto es que hay muy pocos traders que le dan chances de éxito a Batakis para encaminar la crisis. No necesariamente por la ministra, una persona de hecho mucho más abierta al intercambio de ideas con gente del mercado que Guzmán (a quien los financistas acusaban de no haber pisado un "trading room" en su vida), sino por la incierta situación política. 

"Argentina no tiene crédito y debe cerrar el déficit presupuestario o enfrentar la hiperinflación. Los subsidios a la energía son insostenibles y han aumentado en términos reales. debe indexar las tarifas y restaurarlas a niveles razonables. Imprimir pesos solo crea más pobreza. Es hora de dejar de negar la realidad", afirmó el Argentina Exchange Bondholder Group

screenshot_12
"Es hora de dejar de negar la realidad", afirmó el Argentina Exchange Bondholder Group

Este grupo de bonistas que ingresó al canje, uno de los más activos críticos del Frente de Todos, le recordaron a Alberto Fernández que la inflación es "hecha en casa, no por la guerra en Ucrania". "Sus ciudadanos exportarían más de lo que podría imaginar si tuvieran el incentivo de un tipo de cambio libre. Negar la realidad y culpar a otros es irresponsable", agregaron.

Desde el poderoso Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés) advirtieron la precariedad de la deuda argentina. Dicen que los cupones de los bonos externos del país son una pequeña fracción de las necesidades brutas de financiamiento externo desde ahora hasta las elecciones de octubre próximo. Y que "se puede evitar otro incumplimiento soberano en el corto plazo si existe la voluntad política para hacerlo".

Claro que el poder de contagio de una crisis local es muy limitado actualmente, ya que el país está "caído del mapa". 

El IIF, que nuclea a los principales bancos y fondos de inversión del mundo, recuerda que si bien la brecha está en 150% y que en 2018 fueron las crisis en Turquía y Argentina las que desencadenaron una gran liquidación en los mercados emergentes, "no hay riesgo de eso ahora". 

"Los mercados globales se dieron por vencidos de ambos países hace mucho tiempo", advirtió. 

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés