El Economista - 70 años
Versión digital

mar 16 Ago

BUE 10°C
Versión digital

mar 16 Ago

BUE 10°C
Hallazgo

Dormir siesta se relaciona con presión arterial alta y mayor riesgo de ACV, según nuevo estudio masivo

Los investigadores recopilaron datos de más de 500.000 participantes del Biobanco del Reino Unido

Dormir siesta se relaciona con presión arterial alta y mayor riesgo de ACV, según nuevo estudio masivo
25-07-2022
Compartir

Las siestas pueden sentirse refrescantes, pero es posible que no sean tan saludables para usted. Investigadores chinos descubrieron que las siestas con frecuencia conducen a un mayor riesgo de presión arterial alta y accidente cerebrovascular.

Investigadores del Xiangya Hospital Central South University analizaron si la siesta regular podría tener un vínculo con la mala salud cardiovascular. 

  • Este es el primer estudio de este tipo que utiliza tanto el análisis observacional de los participantes durante un largo período de tiempo como la aleatorización mendeliana, una validación del riesgo genético, para investigar si las siestas frecuentes pueden aumentar la presión arterial y el riesgo de accidente cerebrovascular isquémico.

"Estos resultados son especialmente interesantes ya que millones de personas podrían disfrutar de una siesta regular o incluso diaria", dijo E. Wang, autor del estudio y profesor y presidente del Departamento de Anestesiología del Hospital Xiangya Hospital Central South University, en un comunicado de prensa.

Los investigadores recopilaron datos de más de 500 000 participantes del Biobanco del Reino Unido, una gran base de datos biomédica y recurso de investigación que contiene información genética, de estilo de vida y de salud anónima. 

  • Los participantes tenían entre 40 y 69 años y vivieron en el Reino Unido entre 2006 y 2010.
  • Proporcionaron muestras de sangre, orina y saliva, así como detalles sobre su estilo de vida. 
  • Los autores del estudio agregan que la encuesta de frecuencia de siestas diurnas recopiló información cuatro veces entre 2006 y 2019 de una pequeña proporción de participantes del Biobanco del Reino Unido.

Los investigadores rechazaron los registros de los participantes que ya habían tenido un accidente cerebrovascular o presión arterial alta antes del inicio del estudio, dejando a unas 360,000 personas para analizar. El equipo dividió a los participantes en grupos según la frecuencia de siesta autoinformada, que incluía "nunca/rara vez", "a veces" o "generalmente".

La siesta puede ser aún peor para los adultos más jóvenes

El estudio encontró que las personas que generalmente toman siestas tienen hasta 12% más de probabilidades de desarrollar presión arterial alta y 24% más de riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular en comparación con las personas que rara vez o nunca toman siestas. 

Los participantes menores de 60 años que duermen la siesta con frecuencia tienen un riesgo 20% mayor de desarrollar presión arterial alta en comparación con las personas de la misma edad que nunca duermen la siesta. 

  • De los mayores de 60 años, la siesta mostró un vínculo con un riesgo 10% mayor de desarrollar presión arterial alta.

Los investigadores también dicen que los resultados de la aleatorización mendeliana mostraron que si la frecuencia de las siestas aumentaba en una categoría, de "nunca" a "a veces" o de "a veces" a "generalmente", el riesgo de aparición de presión arterial alta aumentaba 40%.

“Esto puede deberse a que, aunque tomar una siesta en sí no es dañino, muchas personas que toman siestas pueden hacerlo debido a la falta de sueño por la noche. La falta de sueño por la noche se asocia con una peor salud, y las siestas no son suficientes para compensar eso”, explció Michael Grandner, director del Programa de Investigación de la Salud del Sueño y la Clínica de Medicina Conductual y profesor asociado de psiquiatría en la Universidad de Arizona. 

Y agregó: "Este estudio se hace eco de otros hallazgos que generalmente muestran que tomar más siestas parece reflejar un mayor riesgo de problemas con la salud del corazón y cerebro".

El estudio se publica en la revista Hypertension.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés