Acelera Caputo la emisión de nuevos bonos

02-01-2017
Compartir

El flamante ministro de Finanzas, Luis Caputo, está trabajando con los bancos colocadores para que el país vuelva lo antes posible a los mercados internacionales de deuda. La meta del ascendido funcionario es salir en las primeras semanas de enero con una emisión por entre US$5.000 millones y US$ 10.000 millones, dependiendo el apetito de los inversores y las tasas.

Sabe Caputo por boca de los bancos que trabajan en la emisión (liderados por el JPMorgan) que no será tarea sencilla emitir a una tasa tan atractiva como fueron las operaciones de deuda anteriores. El “efecto Trump” y la suba de tasas que aplicó (y que aplicará) la Reserva Federal de Estados Unidos, lo pone un nuevo piso al costo de los países emergentes.

Pero la necesidad del equipo de Finanzas es palpable: tiene que recolectar este año casi US$ 44.000 millones entre deuda a refinanciar y los vencimientos nuevos. Parte importante de esas deudas es intrasector público, pero se cree que en el año electoral la billetera del Gobierno estará más permeable a abrirse.

Sea como fuere, el derrotero de las tasas para la Argentina indica que si el Gobierno quisiera emitir a diez años, el plazo más usual en las operaciones soberanas, tendría que pagar 6,60%. Esto es, 100 puntos básicos más que la última emisión a ese plazo cuando fueron al Viejo Continente a vender bonos.

La tasa más larga, la que alguna vez Caputo tomó como referencia, la de 30 años, está promediando 7,5%. El mismo bono a ese plazo cuando fue emitido salió a 6%. Esto demuestra que el costo para colocar deuda es mayor, incluso a pesar de la baja de los rendimientos en las últimas semanas con gran parte del mercado financiero ya de vacaciones.

“Los bonos llegaron a cotizar con un rendimiento de 8,50% en el tramo más largo. Hoy ajustaron y creo que pueden quedar así en el corto plazo. Por eso conviene salir rápido antes que alguna mala noticia opaque la reciente recuperación y se cierre la ventana financiera”, consideraban desde un banco local.

El Gobierno tiene como alternativa emitir el monto deseado desagregado en bonos en distintos tramos. Si Caputo hiciera esto, estiman en el mercado, podría mostrar una tasa “promedio” de la operación mejor que tan solo jugarse a salir a un solo plazo. De hecho el mismo funcionario deslizó esta posibilidad en la conferencia de prensa que dio junto al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Lo que se estima es que Caputo estará observando casi a diario los mercados para tener el mejor timing al momento salir con sus bonos. “Suelen tener un gran muñeca a la hora de tomar deuda. Pero el contexto internacional cambió y no es tan sencillo como antes. Plata siempre va a haber para la Argentina, el tema es qué precio. Y el Gobierno no puede regalar que la oposición los critique por tomar fondos a una tasa más elevado cuando vienen aumentando la deuda. Sería un peligro”, evaluaban desde un banco extranjero.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés