El Economista - 70 años
Versión digital

sab 20 Abr

BUE 19°C
Recorrido

Los rivales de los campeones del mundo en el camino hacia la Copa América

Una vieja máxima del fútbol dice que "los goles no se merecen; se hacen". Si se sigue esa línea, ¿los rivales tampoco se merecen, y se juega sólo ante quien se puede?

El equipo campeón del mundo en México 1986 jugó al año siguiente un amistoso en Vélez Sarsfield ante los subcampeones vigentes, Alemania Federal
El equipo campeón del mundo en México 1986 jugó al año siguiente un amistoso en Vélez Sarsfield ante los subcampeones vigentes, Alemania Federal
Leandro Ezequiel Gómez 20 marzo de 2024

Brasil. Alemania. Italia. Francia. España. Universo fútbol. Y Argentina, por supuesto. ¿Más? El Salvador. Costa Rica. Honduras...

Brasil: 114 partidos en las copas del mundo; cinco títulos. Alemania: 112 partidos; cuatro títulos. Italia: 83 y 4. Francia: 73 y 2. España: 67 y 1. 

¿Más? El Salvador: 6 partidos en las copas del Mundo, último en la tabla histórica (80° puesto, 0 puntos). Costa Rica: 21 jugados, 6 ganados, 10 perdidos; cuartos de final en 2014. Honduras: 9 jugados, 3 empates, 6 derrotas.

* * *

La Selección Argentina masculina de fútbol, actual campeona de América, intercontinental y del Mundo, tiene previstos cuatro encuentros amistosos en dos fechas FIFA antes del inicio, en junio, de la Copa América USA 2024.

Los rivales de la Scaloneta serán El Salvador -este viernes-, Costa Rica -la próxima semana-, y Ecuador y Honduras, el 9 y el 14 de junio. Este último partido se jugará casi un año y medio después de la consagración del 18 de diciembre de 2022 en el estadio Lusail. La Selección llegará a su defensa del título sudamericano -aunque en tierras del Norte, paradojas de la CONMEBOL (en rigor, Confederación Sudamericana de Fútbol)- enfrentando a tres selecciones de menor orden en el ámbito futbolístico continental y mundial, a sólo 18 meses de haber tocado la gloria y alcanzado la eternidad.

A estos rivales cabe agregar a las selecciones de Panamá y Curazao, a las que los campeones del Mundo enfrentaron en marzo del año pasado, en los dos primeros partidos post consagración en Qatar. Acaso hayan sido tan sólo meros partenaires de ocasión para los festejos por la obtención de la ansiada copa de oro de 36 centímetros, 36 años después de la gesta de 1986.

¿Merecen los herederos de Passarella, Kempes, Fillol, de Maradona, Valdano, Burruchaga, enfrentar a estos combinados nacionales? ¿Cuánto "gana" la actual campeona del Mundo si vence a El Salvador? Más aún: ¿cuánto pierde si cae ante a Honduras? Aún así, son las selecciones con las que la Asociación del Fútbol Argentino pudo concretar de apuro los amistosos, después de se dieran de baja los partidos ante Costa de Marfil (reciente campeón de África) y Nigeria (el subcampeón).

Si nos referimos a "valor de mercado", ¿cuánto jugo le está sacando la AFA a su joya más brillante? ¿Cabe hablar de prestigio? Si cupiese y la Selección pierde o empata -más aún jugando "mal" o "feo"-, ¿cuánto prestigio se perdería?

Estrellas planetarias. [Pelé] Híper cotizadas en cada momento de la historia. [Beckenbauer] Íconos del deporte de todos los tiempos. [Zidane] Casi héroes nacionales en sus países [Ronaldo]. Son los  "Campeones del Mundo". [Iniesta] El encomillado busca, en este caso, destacar la poderosa etiqueta: el ranking FIFA de selecciones masculinas cuenta con 211 equipos clasificados: sólo ocho han ganado la Copa Mundial. De ellos, seis lo han hecho al menos una vez en los últimos 50 años.

¿A quiénes enfrentaron a través de la historia los campeones del mundo a poco de haber alcanzado la cima deportiva? ¿Con qué rivales se enfrentan los Brasil, Italia, Alemania, Francia, España poco después de levantar la FIFA World Cup?

Los tiempos cambian. Los calendarios también. Los modelos de negocio inciden cada vez más. Las competencias europeas de clubes mandan -las fechas FIFA se acordaron entre esta institución y la UEFA: se celebran en los períodos más extensos de receso entre las fases de la Champions League- .

Las distancias extensas no ayudan. La nueva Europa Nations League quita la posibilidad a los sudamericanos de enfrentar a rivales europeos. Pero no en todos los casos: Italia enfrentará a Venezuela este 21 de marzo y el 24 se medirá con Ecuador. Sí, es la selección tetracampeona del mundo, pese a sus bajos rendimientos de los últimos 18 años.

¿Qué desafíos afrontan los campeones del mundo a poco de obtener el título? Pongamos un punto de partida, para no viajar hacia 1930-1931 y sus pocas imágenes en movimiento en blanco y negro. Viajemos a la era de la masiva televisación de los Mundiales, pero ya con tv color. Viajemos al período 1970-1971, y esos 18 meses post mundial de México, con aquel Brasil que sigue figurando al tope cuando se discute sobre el mejor equipo de todos los tiempos. Aquella selección enfrentó, vía amistosos, entre otros a Chile, Austria, Checoslovaquia (subcampeón mundial 1934 y 1962), Yugoslavia y dos veces a Argentina, aún no campeona del mundo pero ganadora por ese entonces de 12 copas América y de 10 subcampeonatos, sobre 29 ediciones.

La selección de la por entonces Alemania Federal ganó su segundo título mundial en 1974. En el año y medio hasta fines de 1975, debió jugar 5 partidos de eliminatorias para la Eurocopa de 1976, y además enfrentó a Países Bajos, a la que había superado en la final de Munich, y también a Inglaterra.

Post Mundial 1978, la Argentina de Menotti enfrentó también a Países Bajos, once meses después de la final de River Plate. También enfrentó a Italia, Irlanda, Escocia, Alemania Federal y Yugoslavia.

Los rivales de los campeones del mundo en el camino hacia la Copa América
22 de mayo de 1979, Berna, Suiza, estadio mundialista Wankdorf. La Argentina campeona del Mundo, reforzada además con Diego Armando Maradona -aunque sin Mario Alberto Kempes- enfrenta por la Copa 75° Aniversario de la FIFA a su subcampeona, Países Bajos, a menos de 11 meses de la final del Monumental. Los campeones ganaron por penales 8 a 7, luego de empatar 0 a 0. En la foto, Ortiz (reemplazado luego por Trossero), Diego, Ardiles, Villaverde, Tarantini, Olguín, Luque (luego Barbas), Fillol, Bertoni (luego Houseman), Gallego y Passarella.

En ese año y medio, Argentina también disputó la Copa América 1979, que no tuvo sede fija. Menotti dio descanso a 19 de los 22 campeones del mundo: sólo el Gran Capitán jugó los cuatro partidos ante Brasil y Bolivia.  Pero a la vez, fue el primer torneo oficial de Diego Maradona en la Selección -con la camiseta número 6-.

El equipo empató y perdió con Brasil -en el segundo encuentro el técnico fue Federico Sacchi, porque El César y Diego estaban en Japón, camino al título mundial juvenil-. La Selección quedó segunda, detrás del Scratch (con Bolivia perdió en La Paz, y le ganó en Vélez Sarsfield) y no pasó a las semifinales.

Italia se coronó en Madrid en julio de 1982, y hasta fines de 1983 enfrentó a Suiza, y por eliminatorias para la Eurocopa de 1984 a Checoslovaquia y a Suecia, otrora subcampeones del mundo. Pero, nobleza obliga, también enfrentó a Grecia (muy lejos de su sorprendente título de la Eurocopa de 2004) y a Chipre (eso sí: fue 1 a 1 en Limassol).

Campeona brillante en 1986, la Argentina de Bilardo volvió a jugar recién en 1987. Antes de la Copa América que jugó como local,  enfrentó al club Roma de Italia. Derrota por 2 a 1, con dos goles de Zibi Boniek (Carlos Chino Tapia para el del honor). Luego la selección enfrentó en Zurich a Italia. Derrota por 3 a 1 (para la historia quedó una foto de Diego con Pelé). Luego, por la Copa, y con casi todas las figuras coronadas en el Azteca, la selección enfrentó a Perú, Ecuador, Uruguay (0 a 1) y Colombia por el tercer puesto (1 a 2). Los campeones del mundo terminaron el año con un amistoso en Vélez Sarsfield ante los subcampeones vigentes, Alemania Federal: 1 a 0, con un nuevo gol de Burru.

Los rivales de los campeones del mundo en el camino hacia la Copa América
16 de diciembre de 1987, Buenos Aires, estadio mundialista de Vélez Sarsfield. La Argentina campeona del mundo recibe a su subcampeona, Alemania Federal, a menos de 18 meses de la final del Azteca. Los capitanes Maradona y Matthaus se saludan. A nivel slecciones, volverán a enfrentarse en 1988 en Berlín y en la final de Roma en 1990. Ese día de 1987 Bilardo puso en cancha a Pumpido; Cuciuffo, Fabbri, Brown, Ruggeri, Sensini; Burruchaga (reemplazado luego por Siviski), Batista, Maradona; José Luis Puma Rodríguez (luego Troglio) y Valdano (luego Dertycia).

En este año y medio 2023-2024, Argentina no volvió a enfrentar a Francia, tal como los campeones de 1974, 1978 y 1986 enfrentaron al subcampeón, en una suerte de partido revancha. Tampoco cabría, casi, en la cabeza de alguien, licenciar a 19 ó a 23 de los 26 campeones de 2022.

Entre el Mundial de 1990 y fines de 1991, tuvo lugar el proceso de reunificación de las dos Alemania, que se concretó a nivel selección de fútbol el 10 de octubre de 1990. En esa ventana de 18 meses, los germanos jugaron ante Inglaterra, Portugal, Suecia, Suiza, Unión Soviética en amistosos y por las eliminatorias para la Eurocopa de 1992 ante Bélgica... y también enfrentaron a Gales (sin miras de Gareth Bale) y Luxemburgo. Pero estos partidos eran por los puntos.

Brasil volvió a ganar el Mundial 24 años después, en 1994. Desde la final de Los Ángeles hasta fines de 1995, los primeros tetracampeones mundiales de la historia se midieron con Inglaterra, Yugoslavia, Suecia y Polonia. Por la Copa América de 1995 enfrentaron, entre otros, a Argentina, Colombia y en la final a Uruguay -los celestes ganaron la final por penales-. Brasil siguió jugando ese año y enfrentó a Rumania, de nuevo a Uruguay, a Colombia y otra vez a Argentina, esta vez en River Plate -victoria amarilla por 1 a 0-. 

Francia ganó su Mundial cuando lo volvió a organizar, en 1998. Después de la final de Saint Denis, jugó amistosos con Austria e Inglaterra, y por las eliminatorias para la Eurocopa de 2000 -que también ganó- a Rusia, Ucrania... y Andorra Armenia e Islandia. Claramente, los franceses tuvieron eso que se denomina suerte en el sorteo del grupo clasificatorio.

Pentacampeão en 2002, Brasil enfrentó, luego de la final de Yokohama y hasta fines de 2003, a Paraguay, Portugal, México y Nigeria en amistosos. También jugó la Copa FIFA Confederaciones en 2003 -el calendario cambió notablemente con el tiempo, al punto que ese torneo oficial dejó de jugarse tras la edición de 2017-. Enfrentó a Camerún y Estados Unidos. Además, la selección de Brasil fue invitada a disputar la CONCACAF Gold Cup, en la se midió ante Colombia y México -dos veces, una de ellas la final, que ganaron los verdes por 1 a 0 en tiempo suplementario-. El calendario y las invitaciones no le dieron respiro a los penta, que antes de que terminara 2003 enfrentó, por las eliminatorias para el Mundial 2006, a Colombia, Ecuador, Perú y Uruguay.

La Italia tetracampeona de 2006 enfrentó, luego de la definición de Berlín, y hasta fines de 2007, a Croacia y Turquía en amistosos, y por las eliminatorias para la Eurocopa de 2008 a Francia (dos veces), Hungría, Escocia, Ucrania y también a Georgia e Islas Feroe. Italia ganó el grupo cómodamente.

Campeona del mundo por primera vez en Sudáfrica 2010, España jugó ante México, Argentina en Buenos Aires, un partido que los dirigidos por Vicente del Bosque se tomaron bastante a la ligera, al punto que no les debe haber dolido la derrota por 4 a 1.

La leyenda cuenta que la noche anterior, los españoles salieron de copas y que el arquero Pepe Reina (fue el tercero del plantel en Sudáfrica) fue la estrella de la noche en el vip de un boliche del barrio de Palermo. Al día siguiente, no fue precisamente la figura de su golpeada selección.

Alemania, ganadora en tiempo suplementario en la final del Maracaná el 14 de julio de 2014 ante Argentina -que en ese encuentro realizó su mejor partido del torneo y superó claramente a los germanos, aunque sin llegar convertir-, enfrentó luego y hasta fines de 2015 a España y Estados Unidos, y por las eliminatorias para la Eurocopa de 2016 a Escocia, Polonia, República de Irlanda... y ¡Gibraltar! (11 a 0 en los dos partidos a favor de la Mannschaft).

Para destacar es el primer partido que jugó Alemania luego de coronarse en Río de Janeiro: en una nueva reedición de "la revancha de la final del mundial" como las que se reseñaron antes, fue superada en Dusseldorf 4 a 1 por Argentina, que presentó a todas sus figuras, entre ellas Ángel Di María, que no había podido jugar en el Maracaná. Ese día hizo su debut Gerardo Tata Martino como técnico de la Selección.

Francia, luego de la final de Moscú en 2018, enfrenó hasta fines de 2019 a Países Bajos y Alemania ida y vuelta por la primera edición de la de UEFA Nations League. Lugo enfrentó a Uruguay en un amistoso en París. Para las eliminatorias de la Eurocopa 2020 los franceses volvieron a tener suerte en el sorteo: compartieron grupo con Albania, Andorra, Moldavia e Islandia -de más que decoroso empate 1 a 1 ante la Argentina dirigida por Jorge Sampaoli en el Mundial de Rusia-.

Más recientes son los encuentros de los capitaneados por Lionel Andrés Messi: los ya señalados (muy) amistosos con Curazao y Panamá de marzo 2023 en Buenos Aires y Santiago del Estero -ante 35 mil personas. Una lástima que no se haya jugado en el Kempes de Córdoba, para que 20 mil argentinos más hayan podido ver en vivo a sus héroes futbolísticos-, a los que siguieron los también amistosos ante Australia en Pekin e Indonesia en Yakarta, en junio pasado. 

Luego vinieron partidos por los puntos: seis encuentros por eliminatorias para el Mundial 2026, ante Ecuador, Bolivia, Paraguay, Perú, Uruguay y Brasil, con cinco triunfos de la que es la mejor Selección del universo fútbol hoy por hoy, incluida la victoria ante los pentacampeones en el Maracaná, en la que es la única derrota de Brasil como local en toda su historia por eliminatorias.

¿Son El Salvador (81° en el ranking FIFA -Omán está 80°-), Costa Rica (54° en el ranking -Venezuela está 52°-) y Honduras (78°; Guinea Ecuatorial está 79°) los rivales que el cuerpo técnico liderado por Lionel Scaloni hubiese elegido para conocer el momento actual de la Selección? El equipo no juega desde el 21 de noviembre. ¿Son los rivales que motivan -más allá de la motivación intrínseca por el simple hecho de vestir la camiseta de la Selección- a Lionel Messi -al margen de que su lesión le permita participar o no-, a Ángel Di María -más allá de que está a las puertas de su retiro de la Selección- y al resto de sus compañeros? Hay varios jugadores que fueron convocados por primera vez a la mayor. Es de suponer que para estos, la motivación será total.

Casualidad o no, Costa Rica y Honduras se enfrentarán el 23 de marzo para definir al último clasificado a la Copa América. Cabe preguntarse: si estos equipos ya hubiesen estado clasificados al torneo, ¿a qué equipos hubiesen enfrentado los Campeones del mundo en los amistosos? ¿A Aruba y San Vicente & Las Granadinas? ¿Usted miraría por televisión un partido de ese tenor? Más aún: ¿pagaría especialmente por verlo? A la Selección se la mira siempre... pero... podría haber excepciones. Fanáticos futboleros de Alemania o Italia mirarían la "marca" Selección Argentina Campeona del mundo enfrentando Países Bajos o España, pero muy probablemente no verían un match entre Argentina y Nicaragua.

La historia cambia. Y quizás, cada vez más vertiginosamente. El fútbol -uno de los espectáculos y negocios más notables de la humanidad, si no el más- no podría escapar a estos cambios. Pero así como los "goles no se merecen", desde aquí se plantea que los campeones del mundo merecen -sin espacio para dudas- rivales de otro calibre.

¿No se pudieron acordar con antelación otros rivales? Si las figuras de la Selección juegan casi todas en Europa, ¿por qué no jugar allí, aunque más no fuese con selecciones de segundo orden? ¿Lio Messi hubiese cruzado el Atlántico? Sin lugar a dudas, sí -aún con su lesión-.

¿México? ¿Estados Unidos? ¿Otra selección sudamericana, además de Ecuador? Caídos los partidos con los dos mejores seleccionados africanos del momento, no pudo acordarse con Camerún -no juega partidos en esta fecha FIFA-.

¿Descarta la AFA -¿o hay que pensar en los empresarios que acercan interesados en enfrentar a los campeones de América y del mundo?- enfrentar a clubes, como se estilaba en las décadas de 1970 y en la primera mitad de la década de 1980? ¿Por qué no pensar, con antelación, en clubes grandes de Sudamérica o Europa que ya se sabe que no van a jugar sus copas continentales? Esos clubes podrían ceder a sus figuras para las distintas selecciones en las fechas FIFA. Pero de todos modos, la  versión mixta de titulares y suplentes de algún poderoso club de Europa o Sudamérica es sin dudas mejor prueba que El Salvador y Honduras.

¿Hay que jugar sí o sí en Estados Unidos, porque allí juega ahora Lio; porque allí se jugarán la Copa América 2024; el Mundial de Clubes 2025 -con 32 equipos- y el Mundial 2026? Tal vez "hay que jugar en EE.UU. sí o sí". ¿Se consideró la posibilidad de enfrentar a algún club mexicano?

¿Queda tiempo para planificar las fechas FIFA que deberían celebrarse en marzo y junio de 2025? Es probable que sí. Sería de esperar que la Scaloneta tenga en esa ocasión rivales más acordes a su nivel. Porque sí, los campeones del mundo merecen mejores rivales.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

MÁS NOTAS

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés