El Economista - 70 años
Versión digital

lun 03 Oct

BUE 14°C
Versión digital

lun 03 Oct

BUE 14°C
Un país muy conservador

Consejos para los argentinos que viajen al Mundial Qatar 2022: multas y cárcel por alcohol, drogas, homosexualidad y vestimenta

El país de Medio Oriente es muy conservador en varios aspectos, por lo que existen fuertes restricciones. Por lo tanto, es mejor conocer las normas antes de pasar por un mal momento.

El Mundial de Qatar comenzará el 20 de noviembre con Qatar vs Ecuador
El Mundial de Qatar comenzará el 20 de noviembre con Qatar vs Ecuador
22-08-2022
Compartir

Faltan 90 días para que comience a disputarse la Copa del Mundo y hay algunas situaciones que por respeto a la religión y leyes del país, los turistas tienen que tener presente para evitar comportamientos que puedan incomodar y derivar en penalidades.

Cada país es diferente y tiene su propia cultura, situaciones que para nosotros podrían ser normales, a otros les puede generar rechazo. 

El embajador argentino que se encuentra en Qatar, Guillermo Nicolás, sugirió la utilización de "vestimenta conservadora", recordó que "el consumo del alcohol no es parte de la cultura qatarí" y avisó que "la homosexualidad es un delito" en el emirato, por lo que desaconsejó "toda manifestación pública de conductas que se aparten de nociones tradicionales heterosexuales".

  • Del mismo modo, el diplomático alertó que el uso de drogas prevé "penas altísimas, incluso cárcel y deportación", sin distinción entre la figura de tráfico o consumo personal.

Las recomendaciones para los argentinos

Se recomienda prendas conservadoras, que cubran los hombros y el torso y que los pantalones o polleras estén por debajo de las rodillas. Está prohibido circular por la calle con el torso desnudo y los trajes de baño sólo pueden ser utilizados en las piletas de natación y las playas privadas.

Las mujeres no podrán dejar al descubierto ninguna parte de su cuerpo, solo su cara. Esto significa que no pueden usar escotes, vestidos cortos, shorts o faldas. Si no se cumple esta norma, se les puede negar cualquier servicio o acceso a sitios como estadios.

En el caso de los hombres no podrán usar camisetas con dibujos, slogan o frase ofensiva. Tampoco podrán usar shorts ni mostrar la pierna más arriba de la rodilla ni los hombros.

El consumo de alcohol no es parte de la cultura qatarí, está prohibido beber alcohol en la vía pública y mucho menos circular alcoholizado. Durante el Mundial, el consumo de bebidas alcohólicas sólo estará permitido en lugares habilitados: hoteles de primera categoría y algunos restaurantes y bares. Lo más habitual será encontrarse con hoteles o restaurantes donde no exista la venta de alcohol. En los supermercados tampoco se conseguirá.

En el caso de que a una persona la sorprendan consumiendo una bebida alcohólica, podría ser detenida y con la aplicación de una multa. Las autoridades qataríes han reiterado en numerosas ocasiones que las leyes restrictivas con respecto al consumo de alcohol van a permanecer y que la ley se va a aplicar.

El consumo de drogas está totalmente prohibido y la ley es muy estricta en relación a las penas, tanto para el tráfico como para el consumo personal. No hay ningún tipo de atenuantes. Las multas pueden ser altísimas. Incluso se prevé cárcel y deportación.

La homosexualidad en Qatar es un delito. El concepto incluye, además, toda manifestación pública de conductas que se aparten de nociones tradicionales heterosexuales. Se deben evitar las muestras de afecto, el abrazo en la calle o el ir de la mano, tanto entre personas heterosexuales como homosexuales. También están prohibidas las relaciones sexuales por fuera del matrimonio.

Según comunicó el Daily Star, el Comité Supremo de Qatar informó en un comunicado: "Qatar es un país conservador y las muestras públicas de afecto están mal vistas independientemente de la orientación sexual". A quienes tengan este tipo de actividad durante el Mundial se los castigará con siete años de cárcel.

Otras prohibiciones que se mantienen es que no se debe arrojar basura en lugares públicos, no ingresar pornografía o libros religiosos. No se pueden tomar fotos de mujeres ni militares ni levantar el dedo o la mano para llamar a un mesero en un establecimiento público.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés