El Economista - 73 años
Versión digital

vie 12 Jul

BUE 13°C
Debates

Hay hambre, pero no de reformas

Transformemos nuestro hambre en hambre de reformas. Ese hambre de desarrollo económico puede transformar la vida de todos, porque el solo hecho de empezar a ir para "adelante" le va a dar mayor propósito al sentido de nuestras vidas, que trasciende el progreso individual.

Aumenta la pobreza. Aumenta la informalidad. Aumenta el desempleo. Lo que no aumenta es el interés por resolver los problemas.
Aumenta la pobreza. Aumenta la informalidad. Aumenta el desempleo. Lo que no aumenta es el interés por resolver los problemas.
05 septiembre de 2023

Por Gerónimo Frigerio (*)

Aumenta la pobreza. Aumenta la informalidad. Aumenta el desempleo. Lo que no aumenta es el interés por resolver los problemas. Menos aún el interés en innovar en las soluciones. Y mucho menos la vocación de adoptar reformas creativas que nos permitan salir de este círculo vicioso. En nuestra realidad latinoamericana se expande el hambre, pero no necesariamente el "hambre" de adoptar reformas para el desarrollo económico. Es decir, adoptar reformas que generen riqueza, promuevan la formalidad e impulsen la creación de empleo

Los debates de la política latinoamericana son antiguos: seguimos hablando del rol del Estado sin cuestionar justamente ese rol. Seguimos debatiendo la importancia del estado sin explorar cómo potenciar sus niveles de eficiencia. Seguimos intentando que sea un estado presente sin explorar que  la presencia se puede amplificar desde la digitalización. Seguimos buscando que logre superavit fiscal sin explorar cómo brindar servicios básicos con excelencia. Seguimos intentando redistribuir la riqueza que genera el sector privado liderado por las grandes empresas sin explorar como facilitar que las micro, pequeñas y medianas empresas puedan ser protagonistas de la generación de riqueza y creación de empleo a partir de un ecosistema simple y digital que sea accesible desde el teléfono celular de cada persona que haga negocios.

Seguimos intentando que nuestros estados se coordinen sin explorar diseños organizacionales superadores que dejen en claro "quién hace qué" y potencien la eficiencia y excelencia de la gestión pública. Seguimos buscando inversión extranjera directa sin explorar que la revolución digital -que aún es informal, como los latinoamericanos- ofrece proyectos digitales con billones de dólares en capitalización de activos que podrían potenciar nuestras economías reales.

Seguimos buscando que nuestra sociedad cumpla con requisitos del estado que aumentan la informalidad sin explorar alternativas que sean menos costosas y menos complejas y por lo tanto potencien el desarrollo en la formalidad. La modernidad pasa por aceptarnos tal cual somos y desde nuestra propia identidad hacer activos de nuestros pasivos.

Nuestra informalidad es la llave a nuestro desarrollo si logramos decodificarla. ¿Por qué? Hay fortunas en nuestra economía informal que nuestra economía real necesita, así como hay fortunas en el ecosistema crypto que también podría capitalizar nuestra economía. La clave está en lograr -creativamente- que el capital informal y el capital crypto ingresen en nuestra economía real.

¿Cómo lograrlo? Haciendo que el ecosistema de negocios de los emprendedores sea simple y digital potenciando el ingreso de activos en caudales inestimables y la creación de trabajo, especialmente a partir de las microempresas, que son la mayor parte del sector privado de la región. En otras palabras, hay riqueza en nuestra informalidad y en el mundo crypto, pero si no las integramos a nuestra formalidad van a seguir fuera de nuestra economía. Intregrarlas implica reformar: reglas e instituciones.

¿Pero cómo se enciende el "hambre" de reformas? ¿Cómo nos despertamos de la "siesta"? ¿Cómo inventamos nuestro "sueño de desarrollo latinoamericano"? Realmente no lo sé. Escribí "Simple. Una idea para transformar el futuro de América Latina" (Sudamericana, 2020) y fue más reconocido en Estados Unidos y Europa que en nuestra región. Publiqué "Desarrollo. Una visión innovadora" (Sudamericana 2023) con propuestas para rediseñar el estado con visión de futuro y generó, hasta ahora, falso debate.

¿Falso debate? Sí, porque la reflexión sobre qué reformar carece de "hambre". No hay ambición de reformar con visión innovadora. No hay determinación para pensar ni adoptar reformas de una manera diferente. Estamos atrapados por nuestra propia historia y no podemos salir. La vocación de desarrollo se tropieza con los costos políticos de las reformas y con la aversión al cambio.

El paso del tiempo solo nos va a hacer más pobres, más informales y más desempleados si seguimos sin hambre de reformas. La tibieza frente a nuestros problemas nos empobrece en cuotas diarias. Nos acostumbramos culturalmente a reclamar, llorar y esperar solidaridades financieras de la comunidad financiera internacional. Y paradójicamente el futuro por delante requiere de profesionalismo, creatividad y persistencia en nuestra vocación de trabajo para salir adelante por nuestros propios medios, con nuestra cultura y nuestra propia visión de desarrollo. Es posible, no soy utópico. Lo utópico es pensar que es posible desarrollarnos insistiendo con lo que conocemos que no funciona por 50 años más, con evidencia de 50 años de fracaso en la mano.

Transformemos nuestro hambre en hambre de reformas. Ese hambre de desarrollo económico puede transformar la vida de todos, porque el solo hecho de empezar a ir para "adelante" le va a dar mayor propósito al sentido de nuestras vidas, que trasciende el progreso individual y nos permite pensar en un colectivo nacional y regional constructivo. Podemos hacerlo: no deja de ser trabajar en nuestras reglas, nuestras instituciones y desarrollarnos desde nuestra propia cultura.


(*) Director General de gf Consulting Group; abogado especializado en desarrollo económico; y autor de "Desarrollo" (Sudamericana, 2023). Linkedin, Instagram y Twitter @GeroFrigerio.

últimas noticias

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés