El Economista - 70 años
Versión digital

mie 28 Feb

BUE 23°C
Dinero digital

¿Viene más competencia para Tether y Ethereum?

El DSFNY publicó las guías para emitir stablecoins bajo su órbita, lo cual abriría la puerta para expandir a otras blockchains los criptodólares superconfiables

El DSFNY podría incrementar la competencia de Tether y Ethereum.
El DSFNY podría incrementar la competencia de Tether y Ethereum.

Siguen resonando los ecos de la renuncia del ahora exministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. Algo que pasó por alto fue que, en la carta de renuncia que le envió al Presidente de la Nación, el funcionario saliente se quejó de que su antecesor, del Gobierno de Cambiemos, recomendaba a los industriales que se quedaran “con las marcas y redes de comercialización, para manufacturar en otros países 'más competitivos' que el nuestro.” 

La pregunta que deberíamos hacernos es por qué vemos con naturalidad que un ministro quiera que los argentinos nos dediquemos a producir en aquellos rubros en los que somos “menos competitivos” en vez de dedicarnos a aquello que hacemos bien.

Me acordaba de esto cuando escuché a Silvio Micali, ganador del premio Turing (algo así como el premio Nobel de informática) y que desarrolló la blockchain Algorand, en una entrevista que le hicieron en la MIT Bitcoin Expo 2022 que, como su nombre lo indica, es una conferencia cripto organizada por el Massachusetts Institute of Technology. 

Cuando le consultaron por aplicaciones que se desarrollaran sobre Algorand que más le entusiasmaban, respondió poniendo dos ejemplos cuyo origen es…Argentina. S, pudiendo haber nombrado ejemplos de cualquier lugar del mundo (China, Estados Unidos o su Italia natal), el profesor mencionó los dos ejemplos provenientes de nuestro país. 

En primer lugar hizo referencia al ya conocido Agrotoken y en segundo lugar a TravelX. En ambos casos se trata de mercados secundarios, el primero para el mercado del agro y el segundo para el de los pasajes de medios de transporte.

Esos desarrollos se generaron en el mismo país en donde Kulfas pretendía que nos dediquemos a producir en industrias donde claramente no somos competitivos. Estos intentos no son inocuos y las aplicaciones mencionadas aparecen a pesar de esas políticas. ¿Será esa una de las causas por la cual la pobreza no deja de crecer en nuestra tierra? 

Por las dudas, cuando el Banco Galicia y Brubank salieron a ofrecer el servicio de compra venta de criptomonedas, el Banco Central decidió prohibir la iniciativa rápidamente. Algunos llaman al gobierno “la máquina de impedir”.

Como para comparar, en Estados Unidos, el Bitcoin Bank Custodia demandó a la Reserva Federal y al Banco de la Reserva Federal de Kansas por expedirse respecto a su pedido para obtener una “master account” que le daría acceso directo a la autoridad monetaria y facilitaría la provisión de compra venta de criptoactivos al público general.

Otra red que fue noticia durante la semana fue Solana. La red que ocupa el sexto lugar por capitalización de mercado sufrió la quinta caída en lo que va del año. De a poco va perdiendo la confianza del mercado y eso se refleja en el precio. Su valor medido en términos de Bitcoin (para evitar el efecto especulativo de las criptos) ya perdió un 45% en 2022. Para solucionar el inconveniente el “Team Solana” pidió a los validadores que reinicien el sistema a partir de un determinado momento. Es una burla a la descentralización, que se supone es la razón de ser de las blockchains “descentralizadas” como pretende mostrarse Solana. Ya el hecho de que exista un “Team” que da instrucciones habla por sí solo.

Muchos creían que ese tipo de inconvenientes eran los que frenaban la emisión de USDP, GUSD y BUSD, las stablecoins de Paxos, Gemini y Binance respectivamente, sobre otras redes además de Ethereum. 

Sin embargo, eso no lograría explicar por qué BUSD no se ha emitido sobre la red de Binance sino que lo existe sobre esta blockchain es un token llamado “Binance Peg BUSD”. El tema es importante porque los cripto dólares mencionados son los mejor regulados y nos encontramos en un momento en donde el mercado está haciendo un “fly to quality” de Tether hacia USDC. 

La razón la publicó Paxos en su web hace unos dos meses, y es que el acuerdo con el Departamento de Servicios Financieros de Nueva York (el ente que los regula) prevé que solo se emitan sobre la red creada por Vitalik Buterin. 

Eso explicaría entonces por qué las capitalizaciones de mercado de aquellas stablecoins son tan chicas. 
Pensemos que Ethereum continúa funcionando bajo el sistema de “Proof of Work”, lo cual genera que las transacciones sean muy lentas y caras.

Sin embargo, en un comunicado de prensa de la semana pasada, ese mismo ente regulador de Nueva York publicó las guías para la emisión de stablecoins bajo su órbita. No menciona nada respecto a la obligatoriedad de emitir sobre ninguna blockchain en particular y uno puede preguntarse si no será la puerta que abra la posibilidad de que tengamos a los tres cripto dólares mencionados sobre otras redes más eficientes en tiempos y costos.

Quien intenta parecerse a esas stablecoins es Tether, la líder en el mercado por capitalización de mercado y transacciones. En una nota del 3 de junio salió a defenderse del “ataque” mediático que recibe por parte del Financial Times. En la misma menciona que sigue con el “compromiso de liderar…en transparencia”, agregando que fue la primera entre sus pares en publicar la composición de sus reservas. En primer lugar, habría que recordarle que la información publicada en su momento fue bastante pobre en detalles y que además Gemini fue, en realidad, la primera en hacerlo.

Cuando uno mira los números publicados por CoinMarketCap, puede observar que Tether tiene una emisión equivalente a un poco más de US$ 72 billones (mil millones en realidad) y un volumen diario de US$ 50 billones. Esto implica que cada Tether cambia de manos (de wallet) cada 34 horas en promedio. Si hacemos la misma cuenta con USDC, el segundo criptodólar en  tamaño, veremos que cada token se transfiere en promedio cada 11 días aproximadamente. 

Lo que estaría mostrando eso es que Tether se usa casi exclusivamente para transaccionar, pero muy poco para ahorrar, lo cual es lógico dada la percepción del mercado respecto a la seriedad de su respaldo.

Tether sigue cayendo en capitalización de mercado mientras el mercado prefiere alternativas más seguras. A medida que pasa el tiempo e intenta generar confianza aparecen alternativas que pueden complicarlo. Será interesante ver qué elige el mercado y cómo eso repercute en el ecosistema cripto. Por mi parte, sigo usando Tether para transaccionar y no para ahorrar.

últimas noticias

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés