El Economista - 70 años
Versión digital

mar 05 Jul

BUE 11°C
Versión digital

mar 05 Jul

BUE 11°C
De la mano de USDT

Rusia y Ucrania golpean a las criptos, pero las stablecoins tienen su fiesta

Mientras que Bitcoin, Ethereum y otras cayeron con fuerza luego de la invasión, las stablecoins muestran una demanda que parece no tener freno

Tether
Tether -
Compartir

Me gusta empezar mis clases preguntando: ¿qué es un dólar? Solemos dar por sentado su existencia y no nos cuestionamos por qué existe o qué es lo que en el fondo le da valor. 

Eso nos lleva a emparejar a las monedas nacionales con otros activos como el oro o el Bitcoin. Pero las crisis, como la que se está viviendo en Ucrania, nos obligan a ir a la esencia y tratar de comprender a fondo eso que llamamos dólar.

Es lo que le está seguramente ocurriendo a Vladimir Putin en estos días. El Tesoro de Estados Unidos anunció que sacaba a dos de los bancos más importantes de Rusia del acceso al clearing en dólares. ¿Puede hacerlo? Claro que sí. 

El dólar no es más que un crédito fiscal que está reflejado en un registro centralizado de la Reserva Federal, la autoridad monetaria de Estados Unidos.  Las repercusiones fueron inmediatas. Por ejemplo, las acciones del Sberbank cayeron 90% en Londres.

Pero no sólo en Rusia les tocó “enterarse” de las dificultades para transaccionar. En Ucrania, el Banco Central de Ucraia suspendió las transferencias de “E-Cash” (dinero electrónico) y eso llevó a que los habitantes de ese país recurrieran a las criptos como manera de sacar sus ahorros del país. 

Según Kuna, uno de los exchanges más importantes por esas pampas, el USDT, la stablecoin conocida como Tether se negoció con un premium llegando a valer US$ 1,23 dólares por token. Recordemos que normalmente su valor suele llevar una paridad con la moneda estadounidense.

Nótese que, ante la urgencia, la cripto buscada no fue Bitcoin sino Tether. De hecho, el caso de la guerra pareciera estar mostrando que todavía le falta mucho a la moneda digital más conocida para ser una alternativa digital del oro. Su precio cayó con la invasión rusa, al contrario de lo que pasó con el metal. Ese hecho profundizó el crecimiento de las stablecoins en el ecosistema.

Según Lael Brainard, gobrnador de la Reserva Federal y que fuera nominada por Joe Biden para ser la vicepresidenta de aquella entidad, el mundo stablecoin será dominado por el duopolio  Tether y USDC. 

Es por ello que se vuelve muy relevante cada vez que una de esas muestra los activos que tiene respaldando su tokens, que no son más que la representación de sus deudas con sus depositantes en una blockchain.

Así lo hizo Tether la semana pasada en una nueva atestación donde mostró que posee 21% menos de papeles comerciales que en la última oportunidad. Esos activos son los que mayores dudas generaban entre los analistas y, por tanto, es un buen avance para la seguridad de quienes poseen parte de sus ahorros en aquella criptomoneda.

Por el lado de USDC, la stablecoin emitida por Circle, la semana pasada nos enteramos que están disponibles las cuentas empresariales para transaccionar con ese token a nivel institucional. Pero tal vez lo más relevante en los tiempos recientes sea su alianza con Concord Acquisition Corp, lo cual elevó la valuación del emisor de aquel criptodólar a nada menos que US$ 9.000 millones.

El crecimiento de las stablecoins es tal que desde el Tesoro de Estados Unidos aseguran que deberían convertirse en bancos, lo cual representaría una presión regulatoria mucho mayor. Lo que preocupa a los dirigentes políticos es que la emisión de tokens crezca tanto que pudieran convertirse en “demasiado grandes para fallar”.

Son los mismos reguladores que se preocupan por el crecimiento de todas las criptomonedas en general. Sino pregúntenle a Gary Gensler, que fue uno de los speakers principales en una reunión del Partido Demócrata en la que explicó que el Congreso tiene mucha más autoridad para regular ese ecosistema de lo que normalmente se cree.

Por ejemplo BlockFi, proveedor de servicios financieros cripto, acordó con la SEC el pago de US$ 100 millones de multa por haber ofrecido un producto considerado una 'security', sin estar debidamente aprobado por la autoridad competente.

Mientras tanto algunas CBDC siguen avanzando. Mientras continúan las repercusiones por el paper emitido al respecto por la Reserva Federal, que comentamos hace unas semanas, Brasil acaba de anunciar que seleccionó 9 propuestas para desarrollar el rReal digital. Tal vez lo más sorpresivo sea la cercanía de los nombres que aparecen con el mundo cripto, como por ejemplo AAVE y Mercado Bitcoin. 

Por ahora no tenemos noticias de un posible peso digital. Mientras el rublo ruso se hunde algunos ya lo comparan con la moneda nacional, pero ninguna ha caído tanto como la “Miami Coin” que fue lanzada en septiembre del año pasado y ya vale 95 % menos de la cotización que alcanzó por esa fecha.

Estamos en épocas complicadas para los criptofans. Los valores de las monedas ya habían empezado a caer por una posible suba de tasas en Estados Unidos y ahora se le sumó la invasión rusa. Algunos argumentan que este hecho debería enfriar un poco aquella reacción de la Fed; otros explican que la suba del petróleo va a impactar en los precios.

Lo cierto es que nadie sabe cuál es el piso para los precios. Existe una tecnología relevante llamada blockchain, pero eso no implica que las criptomonedas tengan que tener un valor monetario alto. Solo queda observar que pasa y esperar que la debacle actual ayude a aclarar el panorama.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés