El Economista - 70 años
Versión digital

jue 28 Oct

BUE 34°C

Versión digital

jue 28 Oct

BUE 34°C

Volvió a subir la liquidación de agrodólares

El alza del dólar reactivó las exportaciones e ingresaron US$ 709M, tras cinco semanas en baja.

05-07-2016
Compartir

Según un informe de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), la semana pasada el campo liquidó US$ 709.640.208 en concepto de venta de granos, 121,8% más que los US$ 319.914.561 de los cinco días previos, cuando se registró la cifra más baja de los últimos tres meses. El aumento está vinculado a la suba del dólar, que tras el anuncio del Brexit superó los $ 15 el lunes 27 de junio y se mantuvo en ascenso, lo cual reactivó el entusiasmo de los productores, que arrastraban fuertes retrocesos hacía cinco semanas. De todos modos, las entidades, que representan un tercio de las exportaciones argentinas, recordaron que “la mayor parte del ingreso de divisas en este sector se produce con bastante antelación a la exportación, anticipación que ronda los treinta días en el caso de los granos y hasta los noventa días en el sector de aceites y harinas proteicas”.

En términos interanuales, ingresaron US$ 102.664.659 más que en igual fecha de 2015, lo que representa un crecimiento del orden del 16,9%. De esta manera, a la fecha se percibieron US$ 13.280.889.053, un número cercano al récord de 2014 y 17,7% más que el año pasado, ya que hacia comienzos de julio la cifra había alcanzado los US$ 11.280.841.442.

¿Seguirá creciendo?

La noticia es significativa para el Gobierno Nacional, el cual a través de las medidas macroeconómicas que aplicó en diciembre ? baja de retenciones, eliminación de ROEs y devaluación ? demostró que el sector agropecuario tiene un papel fundamental en la gestión, no solamente porque genera movimiento económico sino también porque proporciona reservas que se destinarán al Banco Central. De hecho, de acuerdo a datos del Indec, el año pasado el complejo oleaginoso aportó el 32,4% del total de las ventas externas del país, dentro de las cuales la soja y sus derivados sumaron el 31,3%.

Ahora, sobre el comienzo del segundo semestre y en plena siembra de trigo 2016/17, las expectativas son buenas, con condiciones climáticas adecuadas, dado que las lluvias de los últimos días aportaron humedad a los lotes, lo cual si bien frenó las labores en algunas áreas, a su vez permitió el avance del 61,5% de la superficie proyectada en 4.500.000 hectáreas, según informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. Asimismo, se registró un aumento en el nivel de tecnología aplicada, que se reflejó principalmente en el uso de fertilizantes y en un mayor control sanitario. En cuanto a la soja, la cosecha resultó la más larga en años, y todavía no llegó a su final a causa de las de las precipitaciones acumuladas en distintos puntos de la región agrícola. Sin embargo, la producción total de oleaginosa se posicionaría como la segunda más grande de la historia.

Así las cosas, el productor parece apostar de lleno a la nueva campaña, aunque sin dudas decidirá liquidar cuando haya una cotización favorable de la moneda norteamericana y siempre y cuando no tenga obligaciones fiscales que cumplir con urgencia.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés