El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Tras una nueva reunión con Macri, Buryaile anunció ayuda al agro

07-02-2017
Compartir

Después de la reunión que se realizó el viernes pasado en Olivos, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, volvió a convocar al ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, y a su equipo para realizar un nuevo encuentro de seguimiento de gestión en el Salón Norte de la Casa de Gobierno.

Esta vez, Buryaile aprovechó para detallarle a Macri con un extenso informe de qué se trata la asistencia que la cartera que conduce le brinda a los damnificados por las inundaciones, incendios forestales y la sequía que afecta a varias provincias, que dejarían graves pérdidas en la cosecha de la campaña 2016/17. Asimismo, se habló de la relación con Brasil previo a la reunión con Temer y hubo tiempo para dedicar al sector pesquero, que también estuvo presente la semana anterior.

Nuevas medidas

En concreto, el ministro anunció que la Nación dispuso acordar una asistencia financiera a productores afectados por las inundaciones por medio de una nueva línea de crédito. En tanto, aseguró que en los próximos días se lanzarán nuevas medidas para mejorar la competitividad, la calidad sanitaria del sector rural y de las economías regionales y para lograr la creación de nuevos puestos de trabajo, un objetivo de sumo interés para el Ejecutivo, que ya lo había hablado con la Mesa de las Carnes en enero.

Paralelamente, Buryaile garantizó novedades en relación al plan nacional de riego, ya que el Ministerio de Agroindustria tiene previsto habilitar 300.000 hectáreas y sumar dos proyectos en el alto valle de Río Negro. La idea es, en efecto, recuperar hectáreas productivas y fortalecer de esta manera el desarrollo de los pequeños productores de cada zona. Se trata una iniciativa ambiciosa en la que también trabaja el Ministerio de Economía, para lo que habrá que esperar noticias más adelante.

Por otro lado, el ministro se refirió a la actividad pesquera, y adelantó que a la brevedad se iniciarán una serie de tareas en el puerto bonaerense de Mar del Plata, con el propósito de “transparentar” la actividad comercial y solucionar “algunos” problemas laborales.

Proyecto Brasil

Durante el encuentro, que contó también con la asistencia del vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui; el senador nacional, Alfredo De Angelis y los miembros del gabinete de Agroindustria, se volvió sobre el tema de Brasil, a partir del encuentro que mantiene hoy el Primer Mandatario con su par, Michel Temer. Aunque en la reunión previa habían acordado que apuntarían a una relación comercial más fuerte en materia de alimentos, y que buscarían fortalecer al Mercosur para abrir las puertas de la Unión Europea en un posible Tratado de Libre Comercio ante el proteccionismo de Trump en los Estados Unidos, Buryaile reiteró la necesidad de “plantear una relación de crecimiento entre ambos países en el marco del comercio bilateral".

“Brasil representa el 60% de las exportaciones industriales y alrededor del 15% de las exportaciones agrícolas, y es la proximidad de relanzamiento de nuestra plataforma al mundo y dejar a un lado las barreras sanitarias y fitosanitarias que obstaculizaron el comercio cuando se usaron como barreras, y no como un problema sanitario”, expresó el funcionario.

En ese sentido, el azúcar será el producto que abrirá la discusión durante la reunión entre Macri y Temer. Al menos así lo consideró el ministro de Agricultura del país vecino, Blairo Maggi. Sucede que no ese alimento no está incluido en la lista de insumos libres de aranceles del Mercosur. El acuerdo dice que los productos pueden ser importados y exportados entre las naciones miembro bajo la exención de impuestos, pero el azúcar quedó afuera, por lo que los productores argentinos se encuentran en alerta ante la posibilidad de que se levanten las barreras y comience a ingresar el producto a muy bajo costo desde Brasil, ya que éste es el principal productor y exportador a nivel mundial, y el más competitivo también, gracias a las condiciones favorables que mantiene para el cultivo de caña y a la industria que se encarga de proteger a los endulzantes.

"Le aseguramos a Argentina que no vamos a bajar el precio de nuestra azúcar en sus mercados", afirmó Maggi en un encuentro con líderes industriales en San Pablo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés