El Economista - 70 años
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 21°C
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 21°C
Mal

El USDA recortó la previsión de cosecha de trigo en Argentina: ¿vendrán las lluvias?

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) estima que se producirán 2 millones de toneladas menos debido a la sequías y las heladas tardías

Asimismo, el Usda redujo la proyección de exportaciones de 12 a 10 millones de toneladas del cereal
Asimismo, el Usda redujo la proyección de exportaciones de 12 a 10 millones de toneladas del cereal Archivo
09-11-2022
Compartir

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Usda) recortó este miércoles la estimación de producción de trigo en Argentina en 2 millones de toneladas hasta las 15,5 millones de toneladas, debido a la sequía y las heladas tardías que afectaron la región agrícolas en los últimos meses.

Asimismo, el Usda redujo la proyección de exportaciones de 12 a 10 millones de toneladas del cereal, al mismo tiempo que recortó en 500.000 toneladas la previsión de cosecha de soja para ubicarla en 49,5 millones para la próxima campaña, en su informe mensual de oferta y demanda mundial de granos.

Respecto al maíz, el departamento no realizó cambios y posicionó la estimación de trilla en 55 millones de toneladas.

La semana pasada la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (Bcba) también había recortado su estimación de producción de trigo en 1,2 millones de toneladas, al ubicarla en 14 millones, a causa de los perjuicios producidos por las heladas tardías de la semana pasada.

De concretarse esta estimación para el trigo, la campaña 2022-2023 finalizará 8,4 millones de toneladas por debajo de lo obtenido en el ciclo anterior.

En este escenario, el ministro de Economía, Sergio Massa, anunció este lunes un plan de protección a las economías regionales que incluye: un dólar diferencial, líneas de crédito a tasa cero y acceso al programa de Recuperación y Sostenimiento Productivo (Repro) para el sector productivo afectado por las malas condiciones climáticas.

¿Cómo sigue el clima?

La buena noticia es que el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) pronosticó "lluvias y tormentas de variada intensidad sobre la mayor parte del territorio argentino" en los próximos días, con "algunos acumulados (que) podrían ser importantes en el NEA y el centro-oeste".

El Inta estimó que las temperaturas continuarán en ascenso hasta el viernes, con ambiente cálido a caluroso sobre el centro y norte del país; y descenso de las temperaturas hacia el domingo. 

De acuerdo al informe, durante los días jueves y viernes, sobre el centro y norte del país, el pronóstico indica abundante nubosidad con vientos moderados del sector noreste que rotarán al este y tiempo caluroso e inestable. 

"Hay probabilidad de lluvias y tormentas de variada intensidad sobre el NOA, NEA (norte y oeste), Cuyo y región Pampeana (oeste). Algunas podrían ser localmente intensas con abundante caída de agua, ráfagas y/o ocasional caída de granizo especialmente sobre Mendoza, San Luis, La Pampa y Buenos Aires (oeste)", precisó el Inta.

El trabajo recuerda que las lluvias registradas hasta la actualidad fueron variables en la región triguera, con mejoras en la condición del cultivo de trigo en algunas zonas. Sin embargo, en otras zonas fueron insuficientes u ocurrieron demasiado tarde para la definición del rendimiento. 

Más precisamente, la Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías identificó en su última reunión 140 millones de hectáreas en sequía en Argentina, de las cuales más de 7 millones se encuentran en categoría de afectación severa.

A su vez, el informe explicó que "la condición actual de los cultivos, tanto extensivos como intensivos, en el norte de Buenos Aires se encuentra afectada, de manera tal que se esperan rendimientos muy por debajo del promedio histórico, e incluso pérdidas totales y reducción del área sembrada".

Además, las heladas tardías produjeron daños variables en el cultivo de trigo que llevaron, en muchos casos, a que se redestinarán los lotes al pastoreo, y en otros directamente se han perdido. 

"Se observan algunos daños en las plantas de maíz ya implantadas, que se suman a las condiciones de déficit de agua en el suelo'', advirtió por su parte el organismo.

En cuanto a los cultivos de verano, a partir de las últimas precipitaciones, se reanudó el avance de la siembra del girasol y del maíz en los lotes que continúan con destino a siembras tempranas; y otros lotes serán destinados a siembra de ciclos cortos en fechas tardías. 

"Lo que se puede hacer para paliar el efecto de la sequía es diferir la fecha de siembra de los cultivos de verano que en la zona arrancan a partir del 20 de septiembre. Por la sequía hasta ahora la mayoría no se sembró. El problema es que, al ser cultivos más tardíos, el rinde se ve afectado y se genera un cultivo distinto. Además, se produce un aumento de costos ya que el barbecho es más largo, encareciéndose aproximadamente entre US$ 70 y US$ 80 todo el proceso ya que hay que hacer una o dos aplicaciones más de fitosanitarios por hectárea. Esto afecta principalmente a los cultivos de maíz y girasol", estimó el ingeniero agrónomo Juan Maranta.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés