El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 13°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 13°C

Cayó la liquidación de agrodólares otra vez

Se trata de la quinta semana consecutiva en baja, lo que la colocó a igual nivel que en el año 2014.

28-06-2016
Compartir

La semana pasada ingresaron US$ 319.914.561 en concepto de venta de granos por parte de las cerealeras y el complejo aceitero, lo que significó el quinto descenso consecutivo y la suma más baja de los últimos tres meses. Si bien el lunes pasado fue feriado por el día de la bandera y hubo un día menos de facturación, lo cierto es que la caída de los precios internacionales y el Brexit terminaron de complicar el escenario y ayudaron a que la liquidación retrocediera 54,8% en relación a igual período de 2015, cuando se percibieron US$ 495.227.740. Los datos corresponden a un informe de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), que señaló además que el descenso que se registró del veintiuno al veinticuatro de junio fue del orden del 26,4% con respecto a los cinco días previos, en los que ingresaron US$ 434.654.730 luego del feriado por el homenaje a Martín Miguel de Güemes. “La mayor parte del ingreso de divisas en este sector se produce con bastante antelación a la exportación, anticipación que ronda los treinta días en el caso de los granos y alcanza hasta los noventa días en el sector de aceites y harinas proteicas. Esa anticipación depende también del momento de la campaña y del cultivo”, aclararon desde CIARA y CEC, entidades que representan un tercio de las ventas externas.

De esta manera, el monto acumulado desde comienzos de año asciende a US$ 12.571.248.845, un 17,8% más que los US$ 9.965.443.267 correspondientes a la misma fecha del año pasado. El dato no es menor si se toma en cuenta el impacto de las medidas macroeconómicas que aplicó el Gobierno Nacional, tales como la baja de retenciones, la eliminación de los Registros de Operaciones para la Exportación y la devaluación. Aunque la diferencia con 2015 es significativa, el ritmo de las liquidaciones se igualó a los niveles de 2014, cuando todavía estaban vigentes las políticas restrictivas de la gestión anterior y los pooles de siembra comenzaron a retener la cosecha a la espera de un dólar más alto. Así, en ese momento se alcanzaron los US$ 12.345 millones, apenas 0,18% más que la cifra actual.

El efecto Brexit

Tal como lo anticiparon los expertos, la decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea provocó un fuerte impacto en los precios de las commodities, que hasta la semana pasada registraron importantes bajas que marcaron el final de la buena racha para la soja, la cual había llegado a superar los US$ 432 por tonelada a principios de mes. A partir de ahora, se espera volatilidad e incertidumbre en los mercados internacionales. En ese sentido, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, reconoció que “el fortalecimiento del dólar no es bueno para los países de nuestra región, porque atenta contra la recuperación de los precios de los productos que exportamos y porque genera una suba de tasas de interés”.

De todos modos, en Chicago ayer todas las miradas parecieron enfocarse en el informe que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) dará a conocer este jueves, por lo que cerró en alza impulsado por los pronósticos climáticos, que adelantan poca presencia de lluvias en la principal región agrícola de ese país. En este marco, la oleaginosa sumó US$ 12,31 y finalizó a US$ 417,59 por tonelada ? con lo que continuó por encima de los valores de abril antes de las inundaciones ? , al tiempo que el maíz ganó sólo US$ 0,30 y cotizó a US$ 151,67 por tonelada. El cultivo que no corrió con la misma suerte resultó el trigo, que perdió US$ 2,85 y ajustó a US$ 164,24 por tonelada, debido al rápido avance de cosecha en EE.UU.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés