El Economista - 70 años
Versión digital

mar 26 Oct

BUE 20°C

Versión digital

mar 26 Oct

BUE 20°C

Agrodólares: cayó 17,4% la liquidación

El feriado del viernes en homenaje a Martín Miguel de Güemes retrasó el ingreso de divisas.

22-06-2016
Compartir

Según un informe de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), la semana pasada el campo liquidó US$ 434.654.730 en concepto de venta de granos, un 17,4% menos que los cinco días previos, cuando se totalizaron US$ 525.840.507. Aunque se trata de la cuarta baja semanal consecutiva, la cifra tiene que ver con el feriado del viernes 17 en homenaje a Martín Miguel de Güemes, el cual provocó un nuevo retraso en el ingreso de divisas, que se inició con un monto de US$ 773.426.816 en la última parte de mayo tras los US$ 821.259.242 que se obtuvieron entre el 16 y el 20 de ese mes. En números absolutos, el monto liquidado desde comienzos de año hasta el 16 de junio asciende a US$ 12.251.334.284.

No tan malas noticias

Pese a que el último mes no mostró cifras demasiado alentadoras, la realidad es que luego de las modificaciones macroeconómicas que aplicó el Gobierno Nacional el sector agropecuario alcanzó una suba del orden del 22,9% en el acumulado anual frente a los US$ 9.965.443.267 correspondientes a igual período de 2015, aún si se toma en cuenta que entre el 15 y el 19 de junio del año pasado, con un día más de operaciones, las empresas del sector habían liquidado US$ 610.830.297. Es que la baja de retenciones, la eliminación de ROEs y la apertura del tipo de cambio beneficiaron significativamente a la actividad. “La mayor parte del ingreso de divisas en este sector se produce con bastante antelación a la exportación, anticipación que ronda los treinta días en el caso de los granos y alcanza hasta los noventa días en el sector de aceites y harinas proteicas. Esa anticipación depende también del momento de la campaña y del cultivo”, explicaron CIARA y CEC, entidades que representan un tercio de las ventas externas.

Mercados y dólar

El debilitamiento de la moneda norteamericana y las fuertes subas del precio de la soja en Chicago que se registraron días atrás, cuando la oleaginosa llegó a superar los US$ 433 por tonelada, también contribuyeron a que gran parte de los productores se mantengan a la espera de mejores cotizaciones y de un tipo de cambio más favorable, ya que una baja del dólar le resta competitividad al sector.

De todas formas, ayer los contratos a cosecha para la soja retrocedieron 8,54 US$ por tonelada en el mercado internacional, ya que las lluvias en los Estados Unidos alentaron a los operadores a retirar ganancias luego de pronósticos que advertían una posible sequía, lo cual impactó negativamente en conjunto con las buenas condiciones de los cultivos relevados por el Departamento de Agricultura de ese país (USDA), que calificó al 73% de los lotes en excelente estado. Las primeras posiciones, en tanto, registraron pérdidas menores gracias a nuevos acuerdos de exportación, mientras que para la campaña en curso las ventas externas totalizaron 66.000 toneladas, con lo cual la oleaginosa finalizó la jornada a US$ 416,40 por tonelada. Sin embargo, el grano que obtuvo mayores bajas el martes fue el maíz, que perdió más del 6% y cerró a US$ 156 por tonelada, influido por la incertidumbre climática para los próximos días, por lo que los fondos de inversión liquidaron posiciones de manera masiva.

Por su parte, la Argentina juega un papel fundamental al ser uno de los principales productores de soja a nivel mundial. Luego de que el país aumentara sus recortes en las proyecciones de cosecha, que pasaron de 56,5 millones de toneladas en abril a 55 millones de toneladas en la actualidad a raíz de las inundaciones de abril, los mercados redireccionaron la mirada hacia el plano local.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés