Esperan una leve mejora en el consumo

Las paritarias comenzarán a sentirse en el tercer trimestre, pero no alcanzará para revertir la contracción de los primeros meses

12-06-2017
Compartir

Por Carlos Boyadjian y Delfina Torres Cabreros

El efecto de las paritarias todavía no deja verse en el consumo y, según calculan los especialistas, habrá que esperar al menos hasta agosto para empezar a percibirlo. De todos modos, las expectativas son moderadas: en el primer semestre del 2017 el consumo siguió en baja y tendría que repuntar muy fuerte en los próximos meses para cerrar el año con un signo positivo. Con el nivel promedio de los acuerdos salariales cerrados al momento, que se encuentran apenas por encima de la pauta sugerida por el Gobierno, el escenario no es del todo auspicioso.

Pablo Manzanelli, investigador del Area de Economía y Tecnología de la Flacso y de Cifra-CTA, consideró que por haberse cerrado acuerdos paritarios donde los porcentajes superiores al 25% son más la excepción que la regla, “lo más probable es que este año haya otra caída del salario real, que se sumará a la del año pasado, y eso puede terminar generando un escenario en donde el consumo no se recupere, más allá de que crezca durante algunos meses”.

Para Damián Di Pace, director de la Consultora Focus Market y Asesor de CAME, “vamos a tener un mercado interno con consumo positivo recién a partir de agosto”. El especialista señaló que seguramente hacía fin de año podrán verse alzas en distintos rubros (de hecho, su consultora ya detectó una mejora en cuatro items de consumo masivo: copetín, cosmética, bebidas con alcohol y congelados), pero será difícil revertir la contracción en todos.

De acuerdo a una medición de CAME, las cantidades vendidas por los comercios minoristas cayeron 2,3% en mayo frente a igual mes del año pasado y acumulan una baja anual de 3,4% para los primeros cinco meses del 2017. Según Focus Market, en mayo se advirtió una caída del 1,2% en el consumo masivo, lo que significa una desaceleración de la caída mucho más fuerte que la registrada en bienes durables. “Eso porque son bienes de demanda inelástica, es decir, que no deberían caer tanto independientemente del nivel de ingreso, y que a pesar de eso tuvieron caída”, explicó Di Pace. Sin ir más lejos, el presidente del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (Indecom), Miguel Calvete, calculó que sólo en el primer cuatrimestre hubo una caída del consumo de leche de 2,9%.

Para Juan Manuel Primbas, director ejecutivo de Cono Sur de Kantar WorldPanel, “el consumo masivo sigue muy frío”: cayó 4% en volumen y proyectan un balance anual negativo. “Si nuestra estimación es -4% en el período enero-mayo, para que el consumo crezca debería mejorar por lo menos en el segundo semestre al 5% o 6%, algo que hoy suena difícil. El consumo no reacciona tan rápido. El mejor escenario hoy supone un consumo estable”, sostuvo.

Desde la consultora Ecolatina dieron una explicación de por qué todavía no pueden verse los efectos de las paritarias en el consumo. Según el registro de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), los salario mostraron un aumento de 6% en términos nominales en el promedio de los primeros tres meses del 2017 (+31,4% interanual). Sin embargo, si se considera la evolución de los precios del mismo período del IPC Nacional Ecolatina se obtiene que el salario real se mantuvo constante en los primeros tres meses del año en relación al cuarto trimestre de 2016, y cayó 1,4% en la comparación interanual.

Al proyectar la evolución del salario y de la inflación para lo que resta del año, la consultora  asegura que este año el poder adquisitivo aumentaría en promedio 2%, es decir que estará por debajo de la recomposición de 2013 y 2015. El pico de la mejora de salario real se dará entre julio y septiembre de este año (+4,3% en relación al trimestre anterior y +2,4% en relación a igual período del año pasado), lo que coincidirá con el período previo a las elecciones de mitad de término.

De todos modos, Ecolatina calculó que en la medida en que los aumentos otorgados vayan terminándose, las mejoras se irán diluyendo sobre el cierre del año. Más aún si el Gobierno aplica incrementos en tarifas de servicios públicos tras las elecciones, el salario real finalizaría apenas por encima del nivel de fines de 2016.

Cambia el patrón de consumo

En términos de consumo masivo, cada sector socioeconómico atiende su juego. Un relevamiento del Centro de Estudios Metropolitanos (UMET - Universidad Nacional Arturo Jauretche y Universidad Nacional de Hurlingham), sobre 1.728 casos, señala que el 70% de los entrevistados limitó la cantidad de productos que compra, mientras el 74% cambió las marcas que consume y redujo los gastos en recreación.

Un dato clave es que el 35% dejó de comprar carnes con frecuencia, con picos de 50% en el segundo cordón del sur del conurbano, y en la Ciudad de Buenos Aires el 26% dejó de comprar con frecuencia vestimenta y calzado. Además, el 54% compró menos medicamentos o debió cambiar de marca por los precios y el 69% redujo la compra de útiles escolares. Miguel Calvete, presidente del Instituto de Estudios de Consumo Masivo, sostiene que en el último año “hubo un consumo muy fuerte de farináceos”, al punto que en 2016 la composición de derivados de harina en la canasta básica aumentó casi 3%. “La gente sustituye carne vacuna o pollo por pastas secas y, de hecho, esta es la categoría que más creció en los últimos dos años”, señala.

Juan Manuel Primbas, director Ejecutivo de Cono Sur de la consultora Kantar WorldPanel, estima que en los niveles de ingreso alto “el consumo masivo no crece pero sí otros consumo como viajes, autos o inversiones inmobiliarias”. En cuanto a los niveles medio y medio bajo quizá sean hoy los más afectados. “Hay muchos aumentos de precios, fuerte impacto las tarifas y sobre todo las expectativas futuras de tarifas en relación al ingreso”. Por último, está la base de la pirámide, donde “lo positivo es que la caída del consumo es más tenue este año”, por cierta recuperación del empleo informal, de la mano de la construcción y la obra pública.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés