La construcción retomó el crecimiento, pero todavía se ubica debajo de diciembre pasado

Los analistas esperan un buen segundo semestre para la construcción, pero con valores más bajos a los que alcanzó durante junio.

6 de agosto, 2021

La construcción retomó el crecimiento, pero todavía se ubica debajo de diciembre pasado

La actividad de la construcción mostró en junio un incremento de 6,8% respecto al mes anterior y actualmente se ubica 21,7% sobre los niveles previos a la pandemia. En base a los datos adelantados de julio, el sector se habría mantenido en la senda de la recuperación y los empresarios, sobre todo los vinculados a obra pública, se ilusionan con un buen segundo semestre. 

Según informó ayer el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (Isac) creció 28,6% interanual en junio. Este es el octavo aumento consecutivo, luego de las caídas al inicio de la pandemia. Así, en el primer semestre del año acumula un crecimiento de 61,6%. 

A su vez, el índice de la serie desestacionalizada mostró una variación positiva de 6,8% respecto al mes anterior, y se ubica 21,7% por encima del nivel de febrero de 2020 (pre-Covid). El índice serie tendencia-ciclo, sin embargo, cayó 1% en comparación con mayo. 

En el mes crecieron en términos interanuales las ventas de 10 de los 13 insumos relevados por el organismo estadístico. Lideraron el crecimiento los despachos de hormigón elaborado (193,3%), asfalto (117,2%) y mosaicos graníticos y calcáreos (105,0%). Por otro lado, las caídas corresponden a pinturas (-14,0%), placas de yeso (-6,1%) y cables (-1,5%).

El informe del Indec indicó que, al analizar las variaciones del acumulado durante el primer semestre del año en su conjunto en relación a igual período del año anterior, se observaron subas en todos los rubros. En concreto, 123,7% en asfalto; 114,5% en hormigón elaborado; 81,3% en mosaicos graníticos y calcáreos; 80,8% en ladrillos huecos; 71,2% en artículos sanitarios de cerámica; 68,1% en hierro redondo y aceros para la construcción; 64,0% en pisos y revestimientos cerámicos; 61,7% en yeso; 46,9% en placas de yeso; 44,4% en cemento portland; 36,9% en el resto de los insumos (incluye grifería, tubos de acero sin costura y vidrio para construcción); 31,1% en pinturas para construcción; y 23,1% en cales. 

Radiografía 

El trabajo resaltó que los resultados obtenidos por la encuesta cualitativa de la construcción “muestran expectativas favorables con respecto al nivel de actividad, esperado por las empresas del sector, para el período julio-septiembre, tanto se dediquen a realizar principalmente obras privadas como públicas”.

En ese sentido, señaló que el 50% de las firmas que realizan obras privadas prevé que el nivel de actividad del sector se mantendrá igual durante los próximos tres meses, mientras que 32,8% estimó que aumentará y 17,2% que disminuirá. Las empresas que estiman una suba del nivel de actividad durante los próximos tres meses, la atribuyen fundamentalmente a nuevos planes de obras públicas (32,9%), al crecimiento de la actividad económica (29,4%) y al reinicio de obras públicas (23,7%). 

Entre las empresas dedicadas a la obra pública, el 51,4% opinó que el nivel de la actividad aumentará durante los próximos tres meses, mientras que 12,5% cree que bajará y 36,1%, que no cambiará. Quienes estiman una suba del nivel de actividad durante los próximos tres meses, consideran que les afectará positivamente a nuevos planes de obras públicas (32,3%), al reinicio de obras públicas (28,2%) y al crecimiento de la actividad económica (22%). 

En cuanto a la variación estimada para los próximos tres meses de la cantidad de personal ocupado, permanente y contratado, entre las empresas que se dedican principalmente a obras privadas, 60,3% prevé que no habrá cambios, 25,9% estimó un aumento de su plantilla y 13,8%, una reducción. En el caso de los empresarios que se dedican a obras públicas, 47,3% cree que no variará, 8,3% estimó que se reducirá y el 44,4% restante opinó que aumentará.

A la hora de identificar las políticas que incentivaran al sector, las empresas que realizan principalmente obras privadas señalaron los créditos de la construcción (25,3%), a las cargas fiscales (22,1%), a la estabilidad de los precios (21%), y al mercado laboral (13,2%). En tanto, los empresarios de la construcción que realizan principalmente obras públicas se inclinaron por las cargas fiscales (25,7%), a la estabilidad de los precios (25,4%), a los créditos de la construcción (24,7%), y al mercado laboral (10,6%).

Julio

Los datos adelantados de venta de insumos y despachos de cementos permiten pensar que el ritmo de la recuperación se sostendría, aunque con variaciones leves. A eso se le suman los incentivos del Gobierno para comprar materiales en 24 cuotas y la reactivación de la obra pública esperada para este semestre. 

La Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (Afcp) informó que durante julio los despachos de cemento registraron un crecimiento del 21,4% interanual, marcando su mejor registro desde 2015. Además, la entidad elevó a 19% su pronóstico de expansión para todo 2021, cuando el mes pasado se proyectaba un aumento anual de 15,1% y en enero se estimaba un alza de sólo 5,7%.

Este año la industria cementera prevé despachar 11,7 millones de toneladas (450.000 más de lo que se vaticinaba en junio). No obstante, se espera dejar atrás tres años consecutivos de caídas y sobrepasar los niveles de pre pandemia: en 2019 se despacharon 11,1 millones de toneladas.

Por su parte, el Indice Construya, que elaboran las principales empresas fabricantes de insumos para obras privadas, arrojó para julio un crecimiento del 7,4% y del 1,1% frente a junio. En tanto, durante los primeros siete meses de este año hubo un incremento en las ventas del 51% interanual. 

“Al término del confinamiento dispuesto con motivo de la pandemia los despachos de materiales de construcción tuvieron una fuerte recuperación inicial seguido por un período de estabilidad en la demanda. Durante julio se observa que el crecimiento de los despachos se ralentizó”, sostuvo Construya. 

Igualmente, para el mediano plazo el sector espera que “a las nuevas obras iniciadas recientemente se sumen las licitaciones de Procrear y el relanzamiento de planes de pago como Ahora 24 en los próximos meses”.

Los especialistas

Estimamos que este año la construcción va a mostrar el primer crecimiento interanual desde 2017, superando los niveles de 2019 en el promedio anual”, destacó el economista sectorial de Abeceb, Santiago Manoukian, ante El Economista. “La reedición del programa Ahora 12 con 24 cuotas para materiales de la construcción serán un driver muy importante para fomentar la demanda”, agregó

El especialista destacó que están mejorando las expectativas de los empresarios, sobre todo para los que se dedican a obra pública, y “eso es una buena noticia”. “Las superficies autorizadas para construir vienen mostrando también un repunte importante, por lo que se puede prever mejores niveles de actividad en los próximos meses”, concluyó Manoukian

Para la consultora ACM, la construcción será uno de los sectores que lideren el rebote en la actividad económica luego de la caída que representó lo peor de la pandemia. “Los principales drivers favorables en el futuro para la construcción serían los bajos costos en dólares, tasas de interés reales bajas, un renovado impulso a la obra pública. Por otro lado, los controles cambiarios podrían impulsar la demanda inmobiliaria y de otros bienes durables”, resaltaron.

Dejando detrás al impacto de la segunda ola, el sector tendría margen para seguir recuperándose en el segundo semestre, aunque a tasas menores que las que se vieron luego del piso de abril de 2020. En este sentido, un incremento de la brecha cambiaria en la previa electoral junto a tasas reales que se mantendrían en terreno negativo actuarían como drivers adicionales para el sector, debido a que incentivan el ahorro en ladrillo. Además, al tratarse de un año electoral, la obra pública también dinamiza la actividad en tanto el sector es de carácter esencial para dinamizar la creación de empleo informal, y con ello la demanda y el nivel general de actividad. En síntesis, esperamos que el sector se mantenga en el resto del año por encima de la pre-pandemia, manteniendo la mejora en el segundo semestre del año. En este sentido, tras haber caído casi 20% en el 2020, esperamos que la construcción crezca en la zona del 25% en el 2021”, dijeron en Ecolatina.

No esperamos que en los próximos meses la construcción refleje las tasas de crecimiento registradas en julio. Esperamos un ritmo de crecimiento más moderado a partir de la escasa recuperación del crédito, el modesto aporte que implicó el blanqueo de capitales ofrecido al sector y la inestabilidad asociada a los meses preelectorales”, dijeron en LCG. Aun así, esperan un crecimiento de 26% en 2021. 

La construcción retomó el crecimiento, pero todavía se ubica debajo de diciembre pasado

En su informe a clientes recordaron que el nivel del ISAC aún es 0,4% menor al de diciembre pasado. Además, en el acumulado del primer semestre se ubicó 1,2% por encima de 2019, pero todavía 7,8% por debajo del mismo período de 2018.