Grieta transfronteriza, con posiciones selectivas según afinidad

La grieta es una cosmovisión transfronteriza que genera críticas o silencios selectivos según la afinidad.

14 de julio, 2021

Grieta transfronteriza, con posiciones selectivas según afinidad

Continúa la tensión entre Cuba, Estados Unidos y otros países de la comunidad internacional por las históricas manifestaciones en contra del régimen castrista.

Ayer, la Misión Permanente de Cuba ante la ONU aseguró que “los desórdenes e incidentes acaecidos en algunas localidades de Cuba, este 11 de julio pasado, son el resultado de un plan diseñado por el Gobierno de los Estados Unidos para, de manera oportunista, ejercer la mayor presión posible contra nuestro país“.

“Ello ha provocado una grave afectación al normal funcionamiento de la economía cubana al disminuir severamente los ingresos por exportaciones de bienes y servicios, el acceso a combustibles y a medicamentos e insumos médicos”, agregaron en referencia al bloqueo norteamericano.

Más allá de las acusaciones cubanas (compartidas por la mayoría de los países, sobre todo en un contexto de pandemia), el régimen comunista continúa con sus prácticas autoritarias. Ayer, la firma global de monitoreo de Internet NetBlocks dijo que los accesos a las redes sociales y plataformas de mensajería se encuentran totalmente bloqueados desde el lunes. Las redes son claves para estimular las movilizaciones.

Desde Estados Unidos volvieron a mostrar su preocupación por la violación de los derechos humanos en la isla caribeña. El portavoz del departamento de Estado, Ned Price, dijo: “Pedimos calma y condenamos cualquier violencia contra quienes protestan pacíficamente, e igualmente hacemos un llamado al Gobierno cubano para que libere a cualquier detenido por protestar pacíficamente”.

En los últimos días ha sido (más) usual ver a las fuerzas de seguridad cubanas reprimir a los manifestantes. Ayer, la influencer Dina Stars fue detenida mientras era entrevistada en vivo por la televisión española. En total, ya se denunciaron más de 100 desapariciones.

Pese a la crítica situación, Argentina no ha tomado una posición en el conflicto. Mientras que el presidente Alberto Fernández dijo que desconocía el trasfondo del problema, el canciller Felipe Solá continúa guardando silencio.

Quien está decidido a defender la causa del pueblo cubano (de los críticos, cuantos menos) es Jair Bolsonaro, que además aprovechó para tirarle la pelota a su máximo opositor en las elecciones presidenciales de 2022, Lula da Silva.

Apoyo los movimientos por la libertad en Cuba. Quiero ver si Lula hace lo mismo. Lula es un criminal que no puede salir a la calle y está con casi 60% de intención de voto. Para no ser como Cuba tenemos que evitar el fraude electoral en las elecciones de 2022″, afirmó.

En redes, Lula cargó contra EE.UU. y su bloqueo. Además, agregó que la Casa Blanca está ante una oportunidad. Por último, agregó: Si Cuba no tuviera bloqueo, podría ser Holanda”. Una exageración (muy) piadosa.

Como se observa, la situación regional y la política local se entremezclan, y no solo en Argentina. La llamada grieta es una cosmovisión transfronteriza que genera críticas o silencios selectivos, según la afinidad del actor del otro lado.

Lo dejó en claro ayer Residente en un mensaje a propósito del silencio de la izquierda latinoamericana.  “Eso mismo que denunciaste de la derecha, lo está haciendo la izquierda”, señaló el exlíder del grupo Calle 13.