Los bancos podrán integrar encajes con bonos y evitar el “impuesto Larreta”: ¿qué dijo el mercado?

27 de mayo, 2021

encajes bonos

Las entidades financieras tendrán la opción de integrar la porción de sus encajes que actualmente mantienen bajo la forma de Letras de Liquidez del BCRA (Leliq) en bonos del Tesoro. Así lo decidió el jueves el directorio del BCRA y la presentó como “una medida tendiente a contribuir al desarrollo del mercado de capitales doméstico”.

Para los bancos, decían algunos operadores, “es también una posibilidad para evitar el ‘impuesto Larreta’ a las Leliq y sumar un par de puntos de rentabilidad”. A diferencia de las Leliq, que pagan Ingresos Brutos en CABA, los bonos en pesos están exentos.

En el mercado señalaron que la posibilidad (en teoría, es “voluntaria”) muestra la fragilidad del programa financiero. Si bien el Tesoro mantiene financiamiento neto positivo en 2021, las últimas licitaciones están costando y hay manos pidiendo más tasa para prestar. Se presume que esa tendencia irá en aumento a medida que se acerquen las elecciones. La brecha cambiaria en ascenso tampoco ayuda. Con vencimientos grandes en julio y agosto, la situación no es holgada y la nueva posibilidad agranda el universo de financiamiento.

“La decisión tomada por el Directorio del BCRA, en línea con las prácticas internacionales, busca generar un mercado líquido y profundo para los títulos públicos, fundamental para el óptimo funcionamiento del mercado de capitales”, dijeron desde el BCRA.

En la actualidad, las entidades financieras pueden cumplir con los requisitos mínimos de liquidez que establece el BCRA con fines prudenciales mediante depósitos en cuenta corriente, Leliq y Bonte 2022, sujeto a diferentes límites de integración.

Ahora, el BCRA dispuso que para el porcentaje de los encajes integrables en Leliq también podrán emplearse bonos del Tesoro en pesos con duración mínima de 180 días. Por su carácter voluntario, dijo la entidad, “estará en las decisiones de cartera de las entidades financieras hacer o no uso de esta opción que diversifica la composición de sus activos”.

A los efectos de garantizar que los requisitos integrados tengan liquidez en todo momento, se estableció un mecanismo específico por el cual los bancos, en caso de ser requerido, pueden vender al BCRA los bonos que hayan comprado para integrar los encajes.

“Están permitiendo que los bancos integren encajes, pesos que estaban depositados en BCRA o integrados en Leliq (léase, esterilizados), en títulos cortos del Tesoro. Es decir, en vez de emitir para financiar al Tesoro, expanden vía encajes para hacerlo”, dijo el economista Gabriel Caamaño Gómez.

“Hay que ver si los bancos están dispuestos a aumentar riesgo soberano (BCRA no es lo mismo que Tesoro), con instrumentos de mayor duration y en algunos casos no muy líquidos”, dijo su colega Juan Ignacio Paolicchi.

Otros, bastante más críticos, como Christian Buteler, tildaron la medida como un manotazo a los depósitos.