Antes y después del Covid: ¿hasta qué año retrocedieron las economías?

1 de febrero, 2021

Antes y después del Covid: ¿hasta qué año retrocedieron las economías?

Por Paolo Rizzo

En 2020, el mundo ha vivido la peor recesión mundial desde la Segunda Guerra Mundial. Todos los países occidentales han registrado el mayor derrumbe de la actividad económica de los últimos años. La contracción ha sido tan brusca que el PIB per cápita ha vuelto a los niveles de hace algunos años atrás.

Entre los países de Latinoamérica, Argentina es el país que ha registrado el mayor retroceso temporal. El PIB per cápita de 2020 (US$ 19,271) ha vuelto a los niveles de 2005 (US$ 19,578) y se ha alejado aún más de los valores máximos registrados en 2011 (US$ 24,648). Además, Argentina es el único país que registra tres años seguidos de caída del PIB per cápita.

Por otro lado, en Brasil la actividad económica en desplomo 4,5%. Se trata de una caída moderada en comparación a otros países de la región. Pero, el estancamiento económico que vivió Brasil en los últimos anos hace que el PIB per cápita de 2020 (US$ 13,777) haya caído hasta los niveles de 2007 (US$ 13,639) y muy por debajo de los niveles máximos de 2013 (US$ 15,822).

En Chile, Colombia y México, el PIB per cápita ha retrocedido a los niveles de 2012, 2013 y 2010, respectivamente. Mientras Uruguay, uno de los países que mejor ha gestionado la pandemia, vuelve a tener el mismo nivel de PIB per cápita (US$ 20,187) de tan solo 5 años atrás.

Sin embargo, más allá del derrumbe, preocupa la recuperación económica que vendrá. Según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), el PIB per cápita de Argentina no volverá a los niveles prepandemia ni en 2024. Además, en ese año, el PIB per cápita (US$ 20,801) debería ser todavía inferior al nivel de 2006 (US$ 20,948).

México es otro país latinoamericano que no volverá a recuperar los niveles prepandemia ni en 2024. En ese año, el PIB per cápita será de US$ 18,890: practicante igual al de 2014 (US$ 18.978). Por otro lado, Uruguay debería recuperarse de la crisis en 2022, Colombia en 2023 y Chile y Brasil en 2024.

Resumiendo, como dijo Gita Gopinath, Economista Jefa del FMI, “América Latina se vio particularmente afectada por la pandemia, pero se registran diferentes niveles de contracción y también velocidades de recuperación muy diferentes”.

¿Y las grandes economías del mundo occidental? El país que más ha vuelto atrás en el tiempo es Italia. Su PIB per cápita de 2020 (US$ 37,905) regresó a los niveles de 1994. La crisis que está enfrentando el “Bel Paese” es la más grave de su historia republicana. No se trata solo de los efectos económicos y sanitarios de la pandemia. El país vive, desde más de una década, un lento declive ya que nunca ha recuperado los niveles de PIB per cápita antecedentes a la crisis de las hipotecas subprime.

Por otro lado, en Francia y Reino Unido, el PIB per cápita ha vuelto a los niveles de 2009. Alemania y Estados Unidos, que en los últimos anos habían experimentado un robusto crecimiento del PIB, han vuelto a los niveles de 2013 y 2016, respectivamente.

Un caso interesante parece ser Japón. El país no ha vivido una crisis sanitaria como otros países y ha registrado menos de 5.500 muertos por la pandemia. Tuvo, eso sí, una crisis económica ya que la caída de su PIB fue de 5,1% en 2020 y el PIB per cápita ha vuelto a los niveles de 2014.

Cada país tendrá luego una recuperación económica distinta. En 2022, el PIB per cápita de EE.UU debería estar ya por encima del 2019 (US$ 62,755 contra US$ 62,206), así como el PIB per cápita alemán (US$ 54,493 en 2022 contra US$ 53,945 en 2019).

En Italia y Reino Unido, las previsiones indican que ni en 2024 los países se habrán recuperado de la crisis. En el caso de Italia el problema sería el lento declive que atraviesa el país mientras el Reino Unido pagaría el precio del Brexit. Además, el PIB per cápita francés debería volver a los niveles prepandemia solo en 2024 y Japón en 2023.

En definitiva, el aspecto más preocupante de la crisis quizás no es la contracción económica de 2020. Desde el comienzo de la pandemia era de esperarse una abrupta caída del PIB. Lo que preocupa es que la crisis haya creado una asimetría entre países y, sobre todo, ha profundizado una divergencia que podía verse ya antes de la crisis. En este marco, para los países que vivían una expansión económica antes de la pandemia, la crisis del Covid-19 será intensa pero breve. Este es el caso de Uruguay, Alemania y Estados Unidos.

Por el contrario, la crisis afectará más a los países que, antes de la pandemia, estaban viviendo un estancamiento económico. Es el caso de Argentina, Brasil y Italia. Estos países tardarán cuatro o más años en recuperar el nivel económico prepandemia y, cuando los recuperarán, estarán todavía lejos de los niveles económicos registrados en el pasado.