Debilitada, la oposición instala un Parlamento paralelo en Venezuela

6 de enero, 2021

Debilitada, la oposición instala un Parlamento paralelo en Venezuela

En el día de ayer, los legisladores del Partido Socialista Unido de Venezuela, liderado por Nicolás Maduro, ocuparon 256 de los 277 escaños de la Asamblea Nacional luego de su triunfo en las tan cuestionadas “elecciones” del 6 de diciembre de 2020, en las que la mayoría de los políticos opositores no participaron.

“Empieza un nuevo ciclo en la historia de Venezuela, empieza una nueva etapa”, dijo el presidente de Venezuela, que así recupera el control del único poder público que no estaba en manos del oficialismo desde hace cinco años.

En total, más de 20 países apoyaron al oficialismo a través del envío de sus delegaciones diplomáticas a la renovación de la Asamblea Nacional. Estos fueron: Irán, Siria, Cuba, Nicaragua, Turquía, Arabia Saudita, China, Bolivia, Trinidad y Tobago, Egipto, Vietnam, Rusia, India, Bielorrusia, Dominica, Argentina, Barbados, Guinea Ecuatorial, México, Palestina, Argelia, Qatar y Abjasia.

Por su parte, Juan Guaidó, líder de la oposición, instaló un Parlamento paralelo, argumentando que, pese a que su período había terminado, este constituye una “continuidad administrativa” ya que los comicios de 2020 fueron fraudulentos.

“En este momento, Venezuela confía en ustedes, diputados, en este momento (tienen) las esperanzas, la necesidad de defensa de la República y de la Nación. Toca en este momento seguir adelante” dijo Guaidó. “Hagamos realidad este 2021 (…) lograr la transición a la democracia en Venezuela (…) Las transiciones se construyen, y la hemos estado construyendo, con la capacidad de la mayoría, con nuestros aliados internacionales” agregó.

Según lo anunciado por Guaidó, los legisladores, elegidos en 2015, continuarán en su cargo hasta que se realicen elecciones libres en 2021 o por un período parlamentario de un año adicional a partir de la fecha. Sin embargo, como era de esperar, el Tribunal Supremo de Justicia, afín al régimen de Maduro, declaró nula esta prolongación de funciones.

Un gran enigma es qué pasará cuando asuma Joe Biden el 20 de enero. Si bien Biden calificó a Maduro como un “dictador” y dijo que trabajará con otros países para buscar elecciones en Venezuela, se espera menos presión de EE.UU. hacia el régimen, que sigue exhibiendo una capacidad de supervivencia que sorpendió a varios.