Desastre en Perú: ahora tiene la tasa de mortalidad por coronavirus más alta del mundo

1 de septiembre, 2020

La tasa de mortalidad por coronavirus de Perú es ahora la más alta del mundo, superando a Bélgica y a Brasil (séptimo) y Estados Unidos (octavo).

Perú y Bélgica ilustran la divergencia entre las dos regiones más afectadas del mundo desde que el ojo de la tormenta pasó de Europa a América Latina.

Bélgica experimentó un aumento dramático en un solo mes, desde su primera muerte el 11 de marzo hasta un máximo diario de 321 muertes el 9 de abril.

El descenso posterior al bloqueo fue casi tan brusco. Pasaron tres meses desde que Bélgica registró por última vez más de 15 muertes en un día.

La tendencia es similar en otros países europeos, como Italia: un repunte aterrador, una disminución constante y un número de muertes consistentemente bajo incluso después del levantamiento de los bloqueos.

Perú fue golpeado más tarde que Bélgica, e impuso un bloqueo en marzo antes de registrar una sola muerte. El número de muertos subió mucho más lentamente, pero durante casi tres meses en lugar de uno.

El 27 de abril, la cifra diaria de muertos en Perú superó los 150 por primera vez.

Desde entonces, Perú (33 millones de habitantes) registró más de 150 muertes casi todos los días durante cuatro meses.

El presidente peruano Martín Vizcarra fue inicialmente elogiado por cerrar temprano y duro, mientras pasaba un gran paquete de ayuda para los trabajadores.

Pero el sistema de salud de Perú está crónicamente subfinanciado, su economía es en gran parte informal y el distanciamiento social es difícil en sus barrios marginales densamente poblados y mercados de alimentos abarrotados.

Los hospitales lucharon por hacer frente al aumento de casos, mientras que los intentos de reiniciar la economía provocaron nuevos picos.

Perú enfrenta lo peor de ambos mundos. Además de la tasa de mortalidad más alta del mundo, su bloqueo también provocó la contracción económica más profunda del mundo en el segundo trimestre, según Bloomberg.

Durante la semana pasada, los 10 países con las tasas de mortalidad ajustadas por población más altas se encuentran en América Latina y el Caribe (Perú ocupa el quinto lugar).

Brasil y México acapararon los titulares internacionales por sus altos índices de muertes y líderes escépticos de Covid, pero Colombia (1º) y Argentina (4º) registran ahora entre las tasas de muerte más altas del mundo a pesar de políticas mucho más estrictas.

Buenos Aires está bajo cuarentena continua hace casi seis meses, pero no siguió la tendencia de ciudades europeas como Milán o Madrid, donde los brotes de rápido crecimiento finalmente se controlaron.

La recesión económica de América Latina podría ser la más grave del mundo, y la recuperación se extiende hasta 2023, según reportó el WSJ .

En Europa, si bien el número de muertos sigue siendo relativamente bajo, los casos comenzaron a aumentar drásticamente en España y Francia, mientras aumentan en otros lugares, incluida Bélgica.

Las reuniones familiares y los viajes nacionales se han citado como posibles impulsores, además de tasas de pruebas significativamente más altas.

En España, la edad media de los que dan positivo cayó de 60 a 37.

Dejá un comentario