“Tomen acciones: la situación es grave”

26 de junio, 2020

Entidades de la cadena agroindustrial manifestaron ayer su preocupación por la destrucción intencional de silobolsas en varios puntos del país y reclamaron a las autoridades que “tomen las acciones correspondientes para solucionar tan grave situación”.

“Estos episodios han aumentado en los últimos meses, tanto en frecuencia como en peligrosidad, por lo cual creemos necesario que esta situación debe tener una respuesta rápida de las autoridades para brindar seguridad y proteger la propiedad privada”, indicó un comunicado firmado por 25 entidades agroindustriales.

En las últimas semanas se repitieron los actos de este tipo en campos del interior del país, a través de la destrucción intencional de silobolsas y el robo y faena clandestina de animales.

Las entidades resaltaron que “es importante comprender el alcance del daño producido, ya que estos ataques no solo van dirigidos a los productores sino a la sociedad entera, especialmente en este particular contexto, donde la labor del agro resulta fundamental en la producción de alimentos”.

“Reiteramos nuestra preocupación ante estos hechos de violencia, y hacemos un llamado para que las autoridades tanto nacionales como provinciales, tomen las acciones correspondientes para solucionar tan grave situación”, concluyó el comunicado.

El documento conjunto lleva las firmas de las autoridades de la Asociación de Semilleros, la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la Bolsa de Cereales de Entre Rìos, la Bolsa de Comercio de Chaco, la Cámara Algodonera Argentina, y la Cámara Argentina de Feedlot, entre otras entidades.

Además, langostas Por si todo eso fuera poco, circula por el noreste de Argentina una manga de langostas de 15 kilómetros cuadrados de extensión. Según reportó Reuters, el Servicio Nacional de Sanidad argentino (SENASA), la manga -como se conoce a los enjambres de langostascontendría cerca de 40 millones de insectos y, tras ingresar a Argentina desde Paraguay a fines de mayo, se encuentra en la provincia de Corrientes, cerca de las fronteras con Brasil, Uruguay y Paraguay.

“Estamos siguiendo el movimiento de la plaga”, dijo a Reuters Héctor Medina, coordinador del Programa Nacional de Langostas y Tucuras del SENASA, que explicó que debido al ingreso de un frente frío del sur el movimiento de las langostas se vería limitado en los próximos días.