Powell pide más gasto público

14 de mayo, 2020

powell

 

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, sostuvo ayer en una presentación virtual en el Instituto de Economía Internacional que el Gobierno y el Congreso debían incrementar sus políticas de estímulo para evitar que la alta tasa de desempleo se prolongue en el tiempo y para que no haya una quiebra masiva de empresas. Hasta ahora se destinaron US$ 2,9 billones, equivalentes al 14% del PIB, para asistir a distintos sectores, pero Powell considera que hace falta más, porque si bien esas medidas son muy costosas en términos fiscales, más gravoso sería para el país que esta crisis se prolongue. Volcar más recursos en la economía permitiría que la recuperación de la economía comience antes y que, además, sea más intensa. Los demócratas están impulsando un nuevo paquete de asistencia por US$ 3 billones, pero los republicanos dudan en aprobarlo por su impacto en las cuentas públicas. Hoy se conocerán los pedidos de seguro de desempleo durante la semana que terminó el sábado 9. Y si bien mantendrían la tendencia descendente, seguiría en niveles muy altos. Ese dato ejercerá una presión adicional para impulsar más medidas para animar la economía.

 

Powell, que reitero que no es partidario de las tasas de interés negativas, describió un panorama lleno de riesgos y advertencias, que impactó negativamente en los mercados. Y el comportamiento de los activos fue el habitual para tiempos de incertidumbre: bajaron las acciones y el rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos y subió el dólar frente al resto de las monedas.

 

Por otra parte, según el sondeo que realiza todos los meses el diario The Wall Street Journal entre varios economistas, tanto del mercado como del sector académico, la caída de la actividad será mayor a lo que se creía anteriormente y la recuperación sería gradual.

 

Ahora se pronostica una caída del PIB de 6,6% este año, una fuerte corrección con relación al 4,9% que se estimaba en la encuesta del mes pasado. Lo mismo se observa en la tasa de desempleo esperada para junio que pasó de 13% a 17%.

 

Según el promedio de las proyecciones, el PIB se contraería 32% en este segundo trimestre. El 85% de los 64 economistas entrevistados creen en el segundo semestre comenzará la recuperación y el 69% estima que no será en V sino que tendrá formo del logo de Nike. En ese caso, la economía recién volvería a su nivel previo a la pandemia en 2022. Se pronostica una expansión de 8,5% para el tercer trimestre y de 6,7% para el cuarto, mientras que la tasa de desempleo bajaría al 11,4% a fin de año

 

Las opiniones están divididas sobre cuál es el momento adecuado para aflojar las medidas de aislamiento social y permitir la reapertura de distintas actividades. El 31% considera que se está avanzando demasiado rápido.

 

***

 

Baja de 2% del PIB del Reino Unido

 

El PIB del Reino Unido cayó 2% en el primer trimestre del año con relación a los tres meses previos y 1,6% frente al mismo período del año anterior. El dato solo capta parcialmente los efectos sobre la actividad económica de las medidas adoptadas para enfrentar el coronavirus que recién se pusieron en marcha a mediados de marzo. La gran contracción se espera para este segundo trimestre y el propio Banco de Inglaterra proyecta una caída del PIB de 14% este año.

 

***

 

Para el Gobierno, el PIB de Brasil caería 4,7%

 

En el Ministerio de Economía de Brasil, proyectan que el PIB bajará 4,7% en 2020. A comienzos de año, se esperaba una expansión de 2,5%, pero la pandemia cambio todos los números. Según el último informe Focus, que publica semanalmente el Banco Central con los pronósticos de los analistas del mercado, la caída sería de 4,11%, pero se estima que se seguirá corrigiendo a la baja y ya el JP Morgan estima una contracción de 7%. En un contexto económico local complicado y con el dólar subiendo en el mundo contra el resto de las monedas, el real volvió a devaluarse. Ayer el dólar cerró a 5,90 reales, luego de haber tocado 5,95 y de esta manera, en lo que va del año, la moneda brasileña se devaluó el 45%, siendo la que tuvo el peor desempeño en el ámbito global. Tanto la brusca caída de la actividad, como la devaluación de la moneda de su principal socio comercial, no es una buena noticia para Argentina.

 

Dejá un comentario