El laboratorio chino en el centro de la controversia del coronavirus

23 de abril, 2020

El centro de virología de mayor seguridad de China está en el centro del debate, la especulación y las fake news sobre cómo, dónde y cuándo surgió el nuevo coronavirus.

 

Conocer el origen del Covid-19 es clave para los esfuerzos en prevenir futuras pandemias y determinará el papel de China en el mundo postpandémico.

 

En Estados Unidos, dos teorías similares vinculan al Instituto de Virología de Wuhan y el origen del coronavirus. Uno es muy improbable; el otro es plausible pero no verificado.

 

Teoría 1

 

el coronavirus fue creado como parte de un programa de investigación de armas biológicas chinas presuntamente vinculado al Instituto de Virología de Wuhan (WIV).

 

Los virólogos determinaron que esto es altamente improbable. Al observar el material genético de un virus, es posible saber si fue diseñado en un laboratorio. El nuevo coronavirus no muestra tales signos, como también enfatizó la Organización Mundial de la Salud el 21 de abril.

 

Algunos funcionarios de EE.UU. mostraron previamente interés en esta teoría, pero la evidencia científica que la desacredita ha sido persuasiva.

 

También existe una creciente evidencia científica de que el virus se originó en un murciélago y se propagó a los humanos a través de un animal intermediario, lo que haría menos probable que provenga de un laboratorio.

 

Teoría 2

 

El Covid-19 se estaba estudiando en el WIV, y un accidente de laboratorio resultó en la transmisión accidental del virus a un empleado que luego, sin saberlo, lo propagó en la ciudad después de abandonar las instalaciones del instituto.

 

Esto es posible, pero aún no hay evidencia directa que lo respalde.

 

No han podido determinar, al observar la secuencia genética del coronavirus, si saltó de un animal al humano en un laboratorio o en un mercado (o en otro lugar). Por lo tanto, la confirmación tendría que venir del rastreo de contactos y medidas relacionadas por parte de las autoridades chinas.

 

Esta teoría ganó una adhesión significativa dentro de los círculos del gobierno de Estados Unidos.

 

Existe un precedente en China, y en otros países, incluido Singapur , donde las infracciones en los procedimientos de seguridad de laboratorio provocaron brotes de enfermedades.

 

En 2004, el coronavirus que causó el SARS se filtró accidentalmente de una instalación en Beijing, infectando a nueve personas y matando a una.

 

Sin embargo, ese era un patógeno conocido estudiado en numerosos laboratorios de todo el mundo. El nuevo coronavirus que causa Covid-19 era previamente desconocido para la comunidad científica.

 

Lo que dicen

 

Yuan Zhiming, director del Laboratorio Nacional de Bioseguridad de Wuhan y subdirector del WIV, negó que el nuevo coronavirus tuviera alguna conexión con el laboratorio en una entrevista del 18 de abril con la emisora ​​estatal china CGTN.

 

“No hay forma de que este virus provenga de nosotros”, dijo Yuan. “La gente no puede evitar hacer asociaciones, lo cual creo que es comprensible. Pero es malo cuando algunos intentan engañar deliberadamente a la gente”.

 

Shi Zhengli, una científica muy respetada que también trabaja en el instituto y que estudió durante mucho tiempo los coronavirus que provienen de los murciélagos, dijo en febrero que podía “dar mi vida” que no proviene del laboratorio.

 

El WIV es el hogar de los científicos chinos que secuenciaron el nuevo genoma completo del coronavirus a principios de enero y que ahora están trabajando en una vacuna.

 

Dejá un comentario