Fue el peor día de la crisis, pero aparecen compradores

13 de marzo, 2020

Finanzas - bonos dudas mejoras dólar rueda precios Merval bolsa mercado

Por Luis Varela

 

No en muertes, pero sí en lo que se refiere a impacto financiero global, la rueda de ayer parece haber sido la peor de todas, desde que el 12 de febrero se empezó a sentir la ola nefasta que está dejando en el mundo el coronavirus.

 

Con números que cambian minuto a minuto, con 128.000 infectados y 4.720 muertos, esta tremenda enfermedad no tiene un impacto mortal tan grande como tuvieron otras pandemias, ya que se están muriendo el 3,7% de los que la contraen, y el 96,3% se cura.

 

Pero la velocidad con la que se conoce cada caso está generando una ola de pánico, con los inversores vendiendo lo que sea a cualquier precio. Todos quieren salir de lo supuestamente riesgoso y la ola de derrumbes que se provoca es inexplicable.

 

Ayer, por ejemplo, la Bolsa de Nueva York se desplomó 10% y hubo casos en Wall Street de empresas líderes, de fama mundial, que perdieron entre 15% y 30%, como Disney, que anunció el cierre temporal de su parque en California y tuvo un desplome vertical.

 

Y lo de Estados Unidos parece un juego de niños respecto de lo que sucede en Europa. Las bolsas ayer anotaron caías de hasta el 17%, y no se salva nada, los europeos venden todo lo que tienen, se refugian vaya a saber dónde, ya que los refugios que funcionaban hasta ahora, como los metales preciosos o las criptomonedas, también acusaron bajas importantes.

 

Y, obviamente, dentro del pánico generalizado, América Latina está en un tembladeral, con los inversores abandonando monedas como el peso mexicano, el real, el peso chileno y, en alguna medida, también el peso argentino, que está un poco acotado porque tenemos cepo cambiario.

 

Por ejemplo, ayer en el exterior el dólar saltó 2% en México, 1,8% contra la libra, 1,6% contra el chileno, 0,8% contra el euro y 0,4% contra el yen. El billete verde también subía fuerte en Brasil, pero una gran intervención de su Banco Central logró que terminara el día 0,4% abajo
contra el real.

 

En Argentina, el Banco Central también vendió reservas para evitar que el dólar libre se disparara. Así, el dólar turista subió 37 centavos hasta $ 84,53, el oficial subió 28 centavos hasta $ 65,02 y el blue saltó $ 3 hasta $ 83, con el dólar mayorista 15 centavos arriba hasta $ 62,82 pesos. Y el Banco Central vendió dólares para frenar la suba y perdió reservas por US$ 236 millones por lo que se quedó con US$ 44.539 millones.

 

Pero detrás del dólar blue, el dólar Bolsa o dólar mep subió $ 1,52 hasta $ 87,32. Y el contado con liquidación subió $ 1,94 hasta $ 89,01.Y ahora la brecha entre el dólar oficial y el blue llegó al 27,7% y la brecha entre el ccl y el mayorista alcanzó el 41,7%. Y, en línea con lo que ocurre en el mundo, medidos en pesos, el real subió 9 centavos hasta 13,09, el euro bajó 28 centavos hasta 70,21 y la libra bajó 1,27 pesos hasta 78,94.

 

Para entender los efectos, se están suspendiendo vuelos entre países, con las complicaciones que eso puede acarrear. Y, de igual modo, eso también complica el proceso de reestructuración de deuda que está intentando desarrollar Argentina. Mientras negocia con el FMI, probablemente un crédito contingente que ayude a pagar hasta que se salga de este bache histórico, el Presidente dijo que se afrontarán los pagos de abril con la postergación de un mes que permiten los estatutos para no caer en default, demostrando que la intención sigue siendo amigable.

 

El caso es que ayer los bonos argentinos volvieron a bajar, pero los mexicanos y brasileños perdieron mucho más que los argentinos.

 

Ayer hubo baja en las cotizaciones de los títulos públicos argentinos, por lo que el riesgo país argentino trepó otras 254 unidades, hasta los 3.225 puntos básicos. Pero, para atenuar las cosas, el ministro Martín Guzmán anunció una nueva licitación con canje que se realizará hoy.

 

Economía llamará a licitación para canjear o postergar pagos por $ 130.000 millones, y seguirá ofreciendo un canje a los tenedores del bono Dual AF20, que todavía no lo canjearon. Por eso, hará un nuevo canje de cuatro letras, dos Lecap, una Lecer y una Lelink. Esos papeles vencerán entre el 30 de marzo y el 8 de abril. Y para seducir a los inversores ofrecerá dos nuevos instrumentos, uno a noventa días de plazo y otro a ocho meses. Los papeles ofrecidos tendrán una composición mixta, 25% de un modo y 75% de otro: la oferta por un cuarto es a una letra a descuento, a noventa días de plazo, que tendrá una tasa máxima de 39,5%; los otros tres cuartos serán con una Lecer a ocho meses de plazo que pagará un cupón de 2%. Y a los que aún tienen el bono Dual AF20 reperfilado se les ofrecerá un Boncer a dos años que paga un cupón de 1,2% anual, y que será colocado a la par. Hasta ahora se lleva canjeado un 18% del total de ese título.

 

Así y todo, el resultado del día en bonos locales fue ciertamente malo. El 80% de lo operado en bonos se transó en cinco: AY24 25%, TO26X 24%, TC20 15%, AF20 8% y AY24X 6%. Con gran volumen, los bonos argentinos siguieron perdiendo precio, pero con bajas que no son tan grandes como la de los países vecinos. En los extremos hubo subas del 1% al 5% para los bonos AF20, AF20D y BR20D. Y derrumbes del 9% al 25% para los bonos AA25Z, AA25X, PAA0D, TO26Y, BPLDD, DICPZ, DICPY, PAY0 y TJ20D.

 

Sobre las bolsas del exterior mejor ni hablar. Hubo una histórica caída del 9,4% al 10% en los índices de la Bolsa de Nueva York, algo que no se daba desde 1987. Y detrás de eso, la bolsa de San Pablo se desplomó 14,8% y la Bolsa de México perdió 5,3%.

 

Con $ 1.250 millones de pesos operados, la Bolsa de Buenos Aires cayó 9,8%, con el 80% de lo negociado concentrado en siete papeles: G.F. Galicia reunió el 27%, YPF el 16%, y Banco Francés el 15%. En los extremos, no hubo ninguna suba en Buenos Aires, pero sea notaron derrumbes del 12% al 20% para Supervielle, Francés, Loma Negra, Banco Patagonia, Hipotecario, Richmond, Patagonia, Macro, Holcim TGN. Y entre los ADR argentinos que cotizan en Nueva York hubo caídas entre el 4% y el 20,5% para todos y cada uno de los papeles locales.

 

Finalmente, sin novedades de reunión entre Rusia y los países árabes, volvió a anotarse un desplome del 8,3% para el petróleo, hasta US$ 30,71 por barril. Los metales preciosos retrocedieron: con caídas del 3,7% para el oro y desplome del 6,3% para la onza de plata. Los metales básicos actuaron débiles: el aluminio bajó 0,7%, el cobre achicó 1,3% y el níquel cayó 4,5%. En Chicago hubo una baja del 1,6% para el trigo y la soja y caída del 2,5% para el maíz. En Rosario se vio una suba del 4% para el sorgo, alza del 0,7% para el maíz, baja del 0,9% para el girasol y caída del 4,5% para la soja. Y sobresalió un desplome del 26% para el bitcoin, con derrumbes de hasta el 35% en otras criptomonedas.

 

Como dato central, los analistas cerraron con dos ideas, una mala y otra buena. Por un lado, con derrumbes que ya llegan al 40%, empiezan a analizar qué empresas irán a la quiebra y no podrán pagar sus deudas, y cuál será el impacto de eso en el sistema financiero global (como sucedió con la crisis de las hipotecas). Pero como dato positivo: hubo menos contagios en China, por lo que en el foco de la enfermedad habría una mínima señal de mejora. Y empiezan a aparecer compras de empresas con precios destruidos. Por ejemplo, ayer Ericsson compró el 100% de la empresa Genaker de Barcelona.