Con polémica, el Frente de Todos impuso su proyecto

28 de febrero, 2020

El Frente de Todos logró ayer darle media sanción al proyecto de ley que modifica las jubilaciones de privilegio de magistrados, fiscales y trabajadores del servicio exterior (diplomáticos), al obtener 128 votos afirmativos y 2 abstenciones. Por ahora, no hay fecha para su tratamiento en la Cámara Alta.

 

La polémica se desató con la presencia de Daniel Scioli, clave para que el oficialismo obtuviera el quórum. El exgobernador bonaerense fue designado embajador ante el Brasil pero todavía no renunció a su escaño. El interbloque de Juntos por el Cambio denunció “una maniobra ilegal” del Frente de Todos. El principal interbloque opositor se levantó del recinto y amenazó con llevar el caso a la Justicia. Desde el oficialismo arguyeron que la renuncia presentada por Scioli todavía no fue tratada por el cuerpo y que, por lo tanto, continúa siendo parte del Congreso.

 

Scioli se defendió sosteniendo que su designación ante el país vecino todavía no había sido publicada en el Boletín Oficial, más allá de que ya haya mantenido reuniones como representante diplomático. Desde Juntos por el Cambio afirmaron, en un comunicado posterior a la sesión, que “hubo detrás de esta maniobra una intención
aviesa que no puede ser soslayada.

 

Desde un comienzo sostuvimos nuestro compromiso de discutir, colaborar y proponer iniciativas tendientes a reducir la inequidad del sistema jubilatorio”. “El oficialismo obturó cualquier posibilidad de negociación y búsqueda de acuerdos”, sostiene el documento.

 

El diputado santafesino de la UCR, Juan Martín explicó ante El Economista que “la naturaleza y el espíritu de la norma constitucional es resguardar la división de poderes”, y “claramente en este caso eso se está violentando”, agregó.

 

El titular del interbloque “Unidad Federal para el Desarrollo”, el mendocino, José Luis Ramón, dialogó con este diario tras la sesión y minimizó el hecho de que el oficialismo haya obtenido quórum, con la presencia del exgobernador. “Es igual a lo que hace Carrió quien presentó su renuncia, pero hasta que no sea tratada por la Cámara, sigue siendo legisladora”, sostuvo quien preside la bancada que fue clave para que el oficialismo obtuviera la media sanción.

 

Ramón explicó ante este diario que el interbloque que conduce había rechazado inicialmente el proyecto remitido desde la Casa Rosada, pero celebró la posibilidad de introducirle modificaciones.

 

Desde Unidad Federal, lograron sostener la edad jubilatoria para las mujeres trabajadoras del Poder Judicial (60 años), cuando el proyecto del PE era de 65, y la ampliación de base contribuyentes incluyendo a los trabajadores judiciales. “Nos interesaba incorporar a los empleados de la Justicia, que representan el 80% de las personas que trabajan en ese poder del Estado y son el corazón del mismo”, sostuvo Ramón.

 

Ramón también deslizó críticas contra JxC y calificó su actitud de “republicanismo inexistente”.

 

En tanto el interbloque de Consenso Federal, que tiene a Eduardo Bucca como titular, tuvo una actitud ambigua. Un sector del espacio bajó al recinto a dar el debate, mientras que otro no. El propio Bucca estuvo ausente, algo que había transmitido al oficialismo desde la noche anterior.

 

Dejá un comentario