Con cepo al dólar, los bonos y las acciones perdieron precio

29 de octubre, 2019

dólar mercado incertidumbre

Por Luis Varela 

 

Después de once semanas dramáticas, en las que muchos observadores repitieron en reiteradas ocasiones que el 28 de octubre todo saltaría por los aires, la primera rueda de negocios poselectoral no resultó un jardín de rosas, pero reinó gran tranquilidad, a pesar de que el país está afrontando un cambio de signo en el partido político que conduce el Poder Ejecutivo.

 

En varias crónicas escritas en el exterior resaltaron que fue un ejemplo lo ocurrido en Argentina, ya que despuPor Luis Varela és de los estruendos de Ecuador y Chile, se esperaba que la batalla electoral llevara a macristas y kirchneristas a una máxima tensión.

 

Pero eso no ocurrió, y lo distintivo del día poselectoral fue la movida que decidió el Banco Central. En una medida que todos esperaban, Guido Sandleris anunció que se aumentó por completo el cepo cambiario: de permitir una compra mensual de US$ 10.000 dólares por persona humana, se pasó a un permiso de compra de apenas US$ 200, que en la práctica significan unos $ 13.000, lo cual le abre la posibilidad de compra únicamente a los asalariados que tienen alguna posibilidad de ahorro.

 

Con eso, el mercado cambiario pasó a ser una especie de mercado teórico, una vidriera, con productos que se miran y no se tocan. En el cierre del primer día con Alberto Fernández como Presidente electo, el dólar minorista oficial bajó $ 1,55 hasta $ 63,45, el blue bajó $ 1 hasta $ 74 y hubo una baja de 50 centavos para el dólar mayorista, hasta $ 59,50, con el contado con liquidación como única variable hacia arriba, ya que subió hasta $ 81,42 pesos.

 

Con estos valores, la brecha entre el dólar oficial y el dólar blue se estiró hasta el 16,6% y la brecha entre ccl y mayorista saltó hasta casi 37%, lo cual seguramente generará movidas en las próximas ruedas, ni bien los ahorristas e inversores se acomoden a las nuevas reglas que determina la autoridad monetaria.

 

En el exterior, mientras tanto, el mundo tuvo otro día tranquilo, con avances en la negociación entre chinos y norteamericanos en su puja comercial, por lo que el dólar subió 0,3% en México y Japón, pero bajó 0,2% contra el euro y la libra, 0,3% contra el real y cedió 0,4% en Chile. Y, en base a esos cambios, medidos en pesos, el real bajó 8 centavos hasta $ 14,89, la libra bajó 43 centavos hasta $ 76,42 y el euro bajó 44 centavos hasta $ 65,96.

 

Operadores externos le preguntaban a las casas de cambio cómo era posible que los argentinos acepten mansamente que se les impida atesorar ahorros en moneda dura. Pero la parte mala del día tuvo que ver con una pérdida de valor en todos los activos argentinos, con bajas para las acciones y cotización en descenso para los títulos públicos.

 

El cepo al dólar no impidió que el BCRA perdiera reservas: ayer se fueron de Reconquista 266 US$ 101 millones. Y, pese al cuadro de situación, y a que las Leliq se mantuvieron en el 68% anual, los bancos bajaron en picada las tasas de los plazos fijos: pagaron 48% anual por plata chica y 50% anual por plata grande.

 

Llevó gran tranquilidad la reunión que realizaron el presidente en ejercicio Mauricio Macri y el presidente electo Alberto Fernández en la Casa Rosada. No trascendieron demasiadas cosas de lo conversado, pero si empezaron a dibujarse los nombres que irán ocupando posiciones clave en el gbierno que tomará el mando el 10 de diciembre: Santiago Cafiero, Eduardo de Pedro, Gustavo Béliz y Vilma Ibarra estarán en el tope de la muralla que irá armando Alberto.

 

Mientras se tejían todos los temas de la estructura política, la verdad del día mostraba que las acciones y los bonos de la Argentina apuntaron otra vez para abajo y que el riesgo país saltó otras 131 unidades, hasta 2.268 puntos, por lo cual se pone otra vez en máxima tensión en lo que va de esta crisis.

 

Es cierto, las malas nuevas financieras se repiten en casi todas las altitudes.

 

Ayer, en todo el planeta, los bonos de Brasil lograron subir, pero el resto de los bonos de todos los países estuvieron todos, sin excepción, para abajo. Y la Argentina se plegó a esa tendencia, con todo el mundo preguntando cómo será el reperfilamiento que planteará Alberto Fernández a partir de ahora. Ayer, el 86% de lo operado en bonos se transó en dos papeles: AY24 48%, TC20X 20% y AY24X 18%. Y, con menos negocios, los bonos argentinos cayeron fuerte y fueron a su peor cotización de octubre tras el triunfo del peronismo. En los extremos hubo subas del 3% al 6,5% para los bonos CO26, AY24X, BPLDD, DICAC, AA22, PARA, TC20X, AM20, TC20Z y PAY0. Y caídas del 2% al 8,9% para los bonos A2E7C, TJ20Y, AF20D, TC20C, AC17D, DICYD, DICP, NO20, A2E7D, AC17, PARYD, PBA25 y PARP.

 

En cuanto a los negocios con acciones, el acercamiento entre chinos y norteamericanos está generando una ola de tranquilidad en las bolsas del mundo. Ayer hubo alzas del 0,5% al 1% en los índices de la Bolsa de Nueva York y también del 0,8% en la de San Pablo y del 0,9% en la de México.

 

En Buenos Aires, sin embargo, la onda fue bien negativa. El 80% de lo operado en acciones se transó en siete papeles: Petrobras Brasil tuvo el 33% de los negocios totales, Galicia el 24% e YPF el 10%. Y, con más negocios, la Bolsa bajó 3,9%.

 

En los extremos se anotaron subas del 3% al 10% para Phoenix, Grimoldi, Ternium, Costanera, Garovaglio, Mirgor, Capex, Ferrum, Clarín, Metrogas y Juramento. Con derrumbe del 12% para Banco Santander Río, caída del 9% para Galicia, del 8% para Banco francés y descensos del 4% al 5,5% para Banco Macro, ByMA, Edenor, Camuzzi, Pampa E, Domec, YPF y Banco Supervielle. Y donde más se notó el castigo a los bancos fue en Nueva York: en los ADR argentinos hubo subas del 1% al 4% para Globant, Ternium y Tenaris, con bajas del 1% al 11,4% para Galicia, Irsa P, Macro, Telecom, Edenor, Irsa I, Pampa E, TGS, YPF y Cresud.

 

Finalmente, en commodities hubo una rueda más o menos tranquila. Con suba del 0,3% para el petróleo, hasta US$ 56,80 por barril. Los metales preciosos estuvieron débiles: baja del 0,8% para el oro y descenso del 1% para la onza de plata. Los metales básicos actuaron mixtos: el aluminio y el cobre suben 0,2% pero el níquel cayó 1,7%. En Chicago hubo una suba del 0,2% para la soja, con bajas del 0,8% para el maíz y del 1% para el trigo. En Rosario se vio un alza del 0,7% para el maíz, baja del 2,1% para la soja y descenso del 2,9% para el trigo. Y se concretó una suba del 2% para el bitcoin, con precios débiles para el resto de las criptomonedas.

Dejá un comentario