El control arrancó tranquilo, sin negocios y con menos reservas

3 de septiembre, 2019

dólar mercado incertidumbre

Por Luis Varela 

 

Con feriado en Estados Unidos, y con la mitad del volumen operado en un día normal en Buenos Aires, el mercado argentino vivió superó ayer con bastante tranquilidad el arranque de la era del control de cambios y de movimiento de capitales.

 

En general, todos los operadores consultados parecían manifestar lo mismo: hay muy pocos negocios, pero se está viendo una buena respuesta inicial. Y el resultado de las cotizaciones finales del día lo dijo todo: bajó el dólar en el debut del corralito para las empresas con casi ningún límite para las personas, hubo una consistente mejora para el precio de los bonos y tuvieron una buena recuperación la cotización de las acciones argentinas.

 

El tipo de cambio minorista oficial bajó $ 3,63 respecto del valor del viernes, hasta $ 58,41, el blue subió 50 centavos hasta $ 63,50 y se registró una caída de $ 3,01para el dólar mayorista, hasta $ 56. Y, de igual modo, también se anotó una importante caída en los valores encolumnados del “dólar futuro”, algo que fue considerado como la mejor señal de alivio de todo el día.

 

Eso sí, hubo diferencias enormes entre entidades y ciertos abusos, con algunos operadores realizando picardías. Se vieron, sí, muchas colas en los bancos, con más horario de trabajo y largas esperas, pero los que quisieron retirar sus dólares no tuvieron problemas.

 

Si se quiere, los costados oscuros del día fueron esencialmente dos. Por un lado, volvió a estirarse la diferencia entre dólar oficial y dólar blue: de hecho, la brecha cambiaria llegó al final del día a una diferencia del 8,7%, lo cual rehabilita en la city una sucesión de bicicletas secundarias que seguramente traerán cola, como el contado con liquidación, el puré, los arbolitos y otras situaciones.

 

El otro elemento complicado del día tuvo que ver con las reservas del Banco Central. El titular de la autoridad monetaria, Guido Sandleris, se ocupó en aclarar que ayer no se gastó un solo dólar para orientar el valor del billete. Pero compensaciones por dólar futuro realizadas en los días anteriores y goteo de depósitos, de parte de algunos inversores que quieren tener sus dólares fuera de los bancos hasta que se defina la elección presidencial, hicieron que Reconquista 266 continuara perdiendo reservas ayer. De hecho, ayer se fueron otros US$ 954 millones, por lo que quedan US$ 53.144 millones.

 

El feriado de Wall Street (por el Labor Day) y un día complicado también en Londres (por el Parlamento suspendido hasta que se defina el Brexit) hicieron que en el mundo siga una corriente de búsqueda de seguridad y, en ese sentido, el dólar sigue subiendo en todas partes. En el exterior el dólar subió 1% en Brasil, 0,8% contra la libra, 0,5% en Chile, 0,4% en México y 0,1% contra el euro, pero bajó 0,1% contra el yen.

 

Pero más allá de todos los datos tranquilizadores del día, se conoció ayer el primer dato de inflación de agosto: la medición dio 4,75% para la variación de precios de agosto en Bahía Blanca. Y, en línea con eso, hubo otra suba para la tasa de las Leliq: pagaron 85,703% promedio y máximo del 86% anual. Y también una suba para las tasas de los plazos fijos: pagaron 55% por plata chica y 62% por plata grande.

 

Y lo mejor de la jornada tuvo que ver con la cotización de los títulos argentinos. En el mundo se vio una dura caída para los bonos de Hong Kong y una merma para los de Corea del Sur; con suba para los ingleses, pero los argentinos tuvieron la mejor rueda de las últimas cuatro semanas, con alivio en muchas caras muy sufridas, por las recientes pérdidas verticales.

 

Con un volumen muy bajo, los bonos argentinos recuperaron casi 2% promedio, pero con algunos picos más importantes porque hubo empresas que tomaron estos papeles para pagar deudas con descuento. De fondo, se vieron algunas duda por el proyecto de reperfilamiento de los bonos se debate en el Congreso y por ahora no se lograron acuerdos. No lo quieren terminar de enviar hasta lograr un consenso con la oposición, por lo que Lacunza no iría este miércoles al Congreso.

 

El 90% de lo operado en bonos se transó en tres bonos: AY24 81%, AO20 4% y DICA 4%. Y en los extremos se vieron repuntes del 7% al 22% para los bonos BPLDD, AY24C, AA37D, DIA0, BPMD, PBA25, PR13, DICYD, AY24D, PARP, PARYD, PARAD, DIA0D y DICAD. Y una baja del 5 al 15% para los bonos TJ20X, AM20, AF20, AF20D y BOCBO.

 

En papeles privados las sonrisas fueron mayores. Con pocos negocios ($ 401 millones), la Bolsa de Buenos Aires recuperó 6,45%. El 80% de lo operado en acciones se transó en once papeles: Petrobras Brasil tuvo el 19% de las operaciones, con 15% tanto para Galicia como para YPF.

 

Con eso, en los extremos se vio un salto del 20% para Richmond y alzas del 7% al 13% para Mirgor, Holcim, Molinos, Edenor, San Miguel, Pampa Energía, Banco Francés, Comercial Del Plata, Banco Macro, Cresud, Capex y TGN. Con caídas del 2% al 10% para Gas Natural, Tenaris, Garovaglio, Rosenbusch, Petrobras Brasil, Domec, Dycasa y Grimoldi. Al tiempo que los ADR no operaron en Wall Street por feriado en Estados Unidos. Sin el testigo en Nueva York, se vio una baja del 0,5% en la Bolsa de San Pablo y merma del 1,2% en la de México

 

Finalmente, en commodities, el panorama fue mixto. Hubo una baja del 0,6% para el petróleo que se ubicó en US$ 54,78 por barril. Los metales preciosos estuvieron sostenidos: el oro subió 0,6% y la onza de plata mejoró 0,5%. Los metales básicos actuaron mixtos: el níquel subió 0,4%, el aluminio cedió 0,4% y el cobre bajó 0,6%. Chicago no operó por el feriado y en Rosario el trigo saltó 12%, pero la soja cedió 6,5%. Y lo más llamativo del día fue un repunte del 8,7% para el bitcoin, con mejoras similares para el resto de las criptomonedas.