El Economista - 70 años
Versión digital

lun 24 Jun

BUE 6°C
Clásico

Talento IT: la necesidad de promover y seguir formando

No es novedad que Argentina tiene un faltante histórico de profesionales de IT

Talento IT: la necesidad de promover y seguir formando
Gustavo Brey 13 abril de 2023

Hay una noticia recurrente en los medios de comunicación que, cíclicamente, vuelve a la agenda: la demanda insatisfecha y la necesidad de abastecer el mercado con perfiles IT.

No es novedad que Argentina tiene un faltante histórico de este tipo de profesionales, pero hay que entender que esto es parte de un contexto complejo, donde hay varios actores involucrados, y en el que, a veces, se confunde oferta con calidad. 

Una de las últimas investigaciones llevadas a cabo por Manpower afirma que se suman anualmente entre 5.000 y 10.000 posiciones sin cubrir en un mercado laboral con poco más de 115.000 trabajadores. Y, con este panorama, los ingenieros de software siguen siendo de los más requeridos. 

Si bien se agrandó la oferta, se sumó una nueva variable: proliferan los perfiles juniors, por lo que las posiciones de alto seniority y especialización quedan vacantes o son directamente ocupadas de una forma poco óptima.

Ya hace años que los profesionales de IT dejaron de ser parte de un área de costo de organizaciones con mucha información, para crear una nueva industria y acompañar en la digitalización de todas las empresas, sin importar el tipo de industria. Esto conlleva a una creciente necesidad de contar con perfiles con habilidades blandas de liderazgo y visión tecnológica, como lo pueden ser los Arquitectos de Solución o CTOs. 

En paralelo, se vislumbra también una demanda insatisfecha de Products Owners, Científicos de Datos, Site Reliability Engineering, Digital Marketing (ecommerce / educación) e Ingenieros de Datos. Todo esto se resume en un gran cuello de botella, porque no existe una oferta educativa tan amplia y consistente que forme al ritmo de esta demanda. 

Por supuesto que esto no termina acá, todo lo contrario. El boom de la IA que estamos viviendo actualmente, con el Chat GPT a la cabeza, viene a reformular gran parte de los trabajos, así como también la forma en la que históricamente se llevaban a cabo algunas tareas y labores. Es decir, todo lleva a aceptar que vamos a ser protagonistas de un gran cambio con impacto holístico, ya sea por los nuevos perfiles que se requieran o por que se optimice el trabajo y se demande menos recursos. Ya lo veremos.

En lo que respecta a la situación argentina y la demanda insatisfecha de profesionales IT, es importante retrotraernos un poco para entender cómo estamos y qué hace falta. Históricamente, en Argentina siempre hubo un gran requerimiento de programadores y, si bien se hicieron muchos programas de entrenamiento, nadie pensó en cómo absorber esa oferta de talentos inexpertos. 

En paralelo, la industria del conocimiento no logró el impulso estatal que se esperaba y resulta fundamental que el propio Estado y las cámaras ofrezcan una visión clara de futuro sobre cómo encaminar un programa que vaya más allá de una necesidad de pocos empresarios o gobierno de turno.

Debe quedar claro que los problemas y las soluciones deben ser sistémicas. La esfera educativa es otra que debe pensar en afrontar cambios significativos. Las carreras son muy extensas, mientras hay una necesidad social de obtener una salida paulatina al mercado. Sin dudas, los programas van a tener que ser replanteados, por lo que, si la industria no se pone de acuerdo, es importante que universidades, escuelas técnicas, Estado e industria puedan cooperar para pensar una solución más a largo plazo.

A su vez, es clave que se sigan generando espacios formativos, como plataformas Edtech, que tengan foco en tecnologías y herramientas que ya comienzan a generar impacto real en la industria, como Blockchain, Kubernertes, Site Reliability Engineering, Devops, Apis, entre otras. Conocimientos clave para perfiles de alto seniority que, claramente, pueden ayudar a elevar las operaciones de las empresas y de los mercados. Para esto, se necesita también que las empresas continúen invirtiendo en programas de upskilling, para acompañar a sus colaboradores en su crecimiento, pero también para obtener un beneficio real.

Nos encontramos con un escenario que no resulta alentador pero que, a la vez, tiene los hilos a la vista como para emprender una verdadera mejora. Hay que ser conscientes, igualmente, que esto no se soluciona de un día para el otro. 

En definitiva, resulta fundamental que se sigan promoviendo perfiles IT: verdaderamente la ecuación se revertirá cuando todas las esferas se coordinen tanto en lo micro como en lo macro, para que tengamos profesionales formados y con experiencia que ayuden a potenciarnos como país.

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

MÁS NOTAS

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés