El Economista - 70 años
Versión digital

mar 23 Abr

BUE 17°C
Panorama

¿Voto desencanto o derechización de la sociedad?

De cara a las elecciones 2023, crecen en las encuestas candidatos asociados a la extrema derecha. Sin embargo, no se puede asegurar que esto se relacione con una alta adherencia a sus propuestas.

¿Voto desencanto o derechización de la sociedad?
Ludmila Di Grande 08 mayo de 2023

Más de 7% de inflación mensual, 18 millones de pobres y salarios reales a la baja son los datos que generan una desesperada búsqueda de cambio por parte de la sociedad.

El sector político que está encauzando esa profunda insatisfacción es justamente el que propone un giro radical, aunque eso implique quedar de cabeza.

Se podría hablar de un viraje de determinados segmentos sociales hacia la derecha. Sin embargo, no está tan claro si la causa de esta suerte de derechización se relaciona con un cambio genuino en el pensamiento o con un fuerte sentimiento de enojo.

Este último se manifiesta principalmente sobre la dirigencia política: según una encuesta de la consultora Zuban Córdoba, al 75% de los entrevistados le genera sentimientos negativos.

Fuente: Zuban Córdoba- Informe Especial ¿Los argentinos nos estamos volviendo de derecha?

En este sentido, quien se diferencie de la causa de todos los males, tendría serias chances de ganar el juego.

Es así que surgen figuras como la de Javier Milei, quien no solo representa la derecha más radical sino que también la opción anti "casta", ergo, la clase política.

"No es tan claro que los electores piensen en términos de 'derecha', sino que optan por propuestas en un sentido u en otro sin asumir necesariamente que se trata de propuestas de derecha", dijo la especialista en comunicación política Julieta Waisgold.

"Me parece que lo que hay en el país es un deseo de cambio enorme. Tenés más de dos tercios de los argentinos que quieren un cambio radical de dirección. La forma en que se gobernó la Argentina en los últimos años fue por supuesto de izquierda y centro izquierda. Entonces, al querer un cambio, obviamente el giro va hacia la derecha", dijo, por su parte, la politóloga Ana Iparaguirre.

En tanto, Waisgold aseguró: "En el caso de la derecha que expresa Milei, es más claro que se trata de la opción que capta al voto desencantado".

La especialista explica que en Argentina crece la derecha pero no necesariamente solo por ser de derecha, sino más bien porque está expresando "lo distinto" frente a la insatisfacción.

"Eso 'distinto' ni siquiera es una posibilidad cierta de cambio como pudo haber sido la alternativa partidista de Mauricio Macri en 2015, sino algo más rupturista", afirmó.

Por otra parte, de acuerdo a la misma encuesta, el 71,9% se encuentra a favor de la política

Pero, ¿cómo se hace política con un diputado nacional que no presentó ningún proyecto de su autoría durante su paso por el Congreso?

  • Cabe aclarar que Milei sí es firmante junto a otros legisladores de 9 proyectos de ley que fueron presentados en 2022, pero no aparece como primera firma.

El descontento no gobierna

Si bien el libertario recorre los medios de comunicación prometiendo que de llegar a la presidencia pondrá en marcha un proceso de dolarización, "dinamitará" el Banco Central, avanzará en el "Plan Motosierra" para recortar fuertemente el gasto estatal, dejará de hacerse cargo de empresas públicas como Aerolíneas Argentinas y creará un sistema de vouchers para la educación, entre otras, la gobernabilidad y la legitimidad de estas propuestas no es segura ya que incluso sus propios votantes las rechazan.

En este sentido, Iparraguirre afirmó: "El extremo en la derecha se presenta con ideas que no son particularmente populares en el total de la población. Por ejemplo, su propuesta insignia que es la dolarización es rechazada por la mayoría de los argentinos, aunque haya una minoría que la abraza. Incluso, entre los votantes de Milei hay 4 de cada 10 que están en contra de su propia propuesta de dolarización".

El 27% de los posibles votantes libertarios cree que la gratuidad universitaria es un derecho básico
 

Al respecto, según el informe "El estado del debate público" de las consultoras Trespuntozero y Alaska, el 27% de los posibles votantes libertarios cree que la gratuidad universitaria es un derecho básico, el 32% cree que el Estado debería proteger a la industria nacional y el 45% cree que el Estado debería tener un papel más activo en la economía.

Así, teniendo en cuenta que muchos de los posibles votantes del libertario no parecerían comulgar 100% con sus propuestas concretas, se podría pensar que muchos de ellos quizás buscan expresar su enojo en una instancia no totalmente decisiva, como podrían ser las PASO, buscando asustar o generar un shock, pero sin poner a Milei en la Casa Rosada.

En una perspectiva más general, según Zuban Córdoba, el 61,7% de los encuestados está en contra de dolarizar la economía, el 77,3% está en desacuerdo con la legalización de la libre portación de armas, el 68,2% está en desacuerdo con privatizar YPF, el 66,6% en contra de privatizar Aerolíneas, el 49,2% no busca eliminar subsidios y planes sociales y el 84,2% desacuerda en privatizar la educación pública.

De esta manera, propuestas que se podrían considerar de "derecha" no encontrarían una aceptación real en la sociedad argentina, profundizando la idea del "voto desencanto".

Fuente: Zuban Córdoba- Informe abril 2023
Fuente: Zuban Córdoba- Informe abril 2023

Fuente: Zuban Córdoba- Informe abril 2023
Fuente: Zuban Córdoba- Informe abril 2023

Fuente: Zuban Córdoba- Informe abril 2023
Fuente: Zuban Córdoba- Informe abril 2023

Por otra parte, Waisgold dijo que "si bien las posiciones de Milei son las más extremas, todos los candidatos tienen posiciones más o menos restrictivas respecto al rol del Estado".

"Creen que hay que recortar el gasto del Estado en políticas públicas y reducir la cantidad de ministerios. Patricia Bullrich, dentro de Juntos por el Cambio, habla de mano dura y Milei de libre portación de armas", agregó la especialista.

Incluso, dentro del radicalismo, espacio originariamente socialdemócrata, hay candidatos que comienzan a alinearse con esta visión.

¿En busca de derechos?

El sociólogo Fernando Marín destacó que "hay una ola a nivel mundial de radicalización, de polarización que en realidad lo que exalta es una política anti-derechos, xenofóbica y de restricción al gasto público que se asienta en los sectores limítrofes de la sociedad".

"La clase media y baja siente que la torta no da para todos, y se siente en competencia con los sectores que son beneficiarios de determinado tipo de políticas públicas, fundamentalmente porque no tienen acceso a ellas, pero que garantizan derechos", aseguró el especialista.

Entonces, tal vez se podría pensar en por qué aquellas personas que sienten que carecen de derechos no buscan maneras para adquirirlos en lugar de querer que se los quiten a aquellos que sí los tienen.

"Hay una base electoral de varones menores de 30 años con bajo nivel de instrucción que adhieren a este tipo de políticas basadas en discursos de odio y anti derechos. Son sectores captados por el individualismo que piensan que son seres únicos e irrepetibles y que pueden vivir de sus ideas inducidos en una política darwinista y de competencia", indicó Marín.

Asimismo, "consideran que no reciben la recompensa por un hipotético esfuerzo que realizan, cosa que debería encuadrarse en el ámbito de la meritocracia".

En este contexto, aparece "un liderazgo carismático que apela a aparecer como transgresor y conecta con sectores que sienten que el sistema no les redistribuye nada", señaló el sociólogo.

Por su parte, Iparraguirre afirmó: "Milei está cosechando votos entre los jóvenes y sectores de bajo nivel de ingresos que eran más cercanos al Frente de Todos y al kirchnerismo y que ahora se encuentran desencantados con la falta de resultados y queriendo expresar su enojo. No sé si diría que esos votantes giraron a la derecha, sino que encuentran en Milei una válvula de escape".

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés