El Economista - 70 años
Versión digital

dom 26 May

BUE 11°C
Buenos Aires

Una UCR "ordenada" mira con desconfianza al PRO

En el radicalismo de la provincia repiten que están "unidos y ordenados", una forma elíptica de diferenciarse de sus socios del PRO

Maxi Abad, Facundo Manes y Gustavo Posse: radicales y bonaerenses
Maxi Abad, Facundo Manes y Gustavo Posse: radicales y bonaerenses
Pablo Varela 17 octubre de 2022

Mientras el presidente Alberto Fernández cerraba el 58° Coloquio de Idea en la ciudad de Mar del Plata el pasado viernes, el radicalismo bonaerense daba una muestra de unidad y de musculatura política al realizar un acto que significó la unión de todas las vertientes de la UCR tras la renovación de autoridades. 

Con la presencia del diputado Facundo Manes, el titular del Comité Maxi Abad y el siempre díscolo intendente de San Isidro, Gustavo Posse, las grietas internas del partido centenario parecen haberse cerrado al menos momentáneamente con miras al 2023. La unidad también abarca al sector de Martín Lousteau quien a través de Martín Tetaz, busca hacer pie en el distrito más grande del país. 

En el radicalismo de la provincia repiten que están "unidos y ordenados", una forma elíptica de diferenciarse de sus socios del PRO que al menos en territorio bonaerense acumulan nombres para competir por la gobernación.

El ecosistema político bonaerense sabe que en las elecciones presidenciales las dos partes de las boletas que tienen peso son la presidencial, y la de los intendentes. Pese a ello, se barajan algunos nombres como para competir. 

Abad, Posse y Tetaz, son los que circulan, aunque todo está lejos de resolverse. Acaso la inclusión de Posse en el acuerdo político sea un manera de obturar que el intendente de San Isidro termine cerrando con el PRO a la hora del cierre de listas, tal como sucedió el año pasado cuando acompañó la lista que encabezó Diego Santilli. 

La señal de unidad no es un mero hecho formal. En el entorno de Manes repiten que cuando el radicalismo bonaerense "se pone de pie", adquiere proyección  nacional y se convierte en un partido de gobierno. Así lo explicó el propio titular del Convención Nacional, Gastón Manes, en una entrevista reciente con El Economista

Además, apalancada en los 1.300.000 votos obtenidos en las PASO del año pasado, la UCR de la provincia busca convertirse en la locomotora que tracciones un nuevo rol del radicalismo en la coalición. Con independencia de los matices, son muchos los radicales que no quieren volver a sentirse “socios minoritarios” en un eventual nuevo Gobierno. 

Quien trabaja apuntalando a Manes en dicho sentido es el mendocino Ernesto Sanz, quien el viernes pasado se dejó ver en el lobby y en  los pasillos del Hotel Sheraton, donde se desarrollaba el Coloquio que aglutinó a cerca de 1.000 empresarios y directivos

Sanz, socio fundador de Cambiemos tiene casi  una obsesión con no repetir los errores del período 2015-2019 y establecer un diseño de coalición que permita gobernar conjuntamente. 

A Manes (quien no oculta su vocación de dar la pelea presidencial) se le suma Gerado Morales, y el senador por Mendoza, Alfredo Cornejo. "El radicalismo tiene que tener un candidato", repiten en relación al escenario nacional. Otra forma elíptica de diferenciarse del PRO, en donde abundan los nombres y la disputa entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich amaga con prolongarse. 

manes-versus-macri-1431400
Manes busca diferenciarse de Macri

Pasados algunos días del cortocircuito que generó la definición de "populismo institucional" por parte de Manes al Gobierno de Macri, hay quienes creen que lejos de perjudicarlo, el episodio subió al ring al neurocientífico por la "desmedida" respuesta del PRO que respondió con munición gruesa. Además le otorga un cariz de "outsider" al diputado que le permitiría captar votos fuera de la pecera de Juntos, un dato indispensable para crecer electoralmente. 

Lejos de disgustar, los roces con los socios de Juntos parecerían sentarle bien al hombre nacido en Salto, quien el viernes pasado mantuvo un almuerzo con empresarios en Idea, junto a sus dos economistas, Marina Dal Poggetto y Martín Rapetti, quienes trabajan en un plan de estabilización. 

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés