El Economista - 70 años
Versión digital

jue 30 Jun

BUE 11°C
Versión digital

jue 30 Jun

BUE 11°C

Próximos a acordar, CFK y Massa extienden la espera

10-06-2019
Compartir

A contrarreloj continúan las negociaciones entre el peronismo y el Frente Renovador de cara al cierre de alianzas que permitiría que un porcentaje mayoritario del peronismo (fundamentalmente en la provincia de Buenos Aires) pueda confluir en un mismo frente en las próximas elecciones.

La decisión que termine de tomar el kirchnerismo juntamente con Sergio Massa, será fundamental en el moldeado de la oferta electoral opositora que podría continuar acentuando la polarización existente, de darse el acuerdo. El martes Juan Schiaretti volverá a reunir a los referente de Alternativa Federal en Córdoba aunque un acuerdo peronismo-massismo dejaría herido de muerte al espacio.

Según informaron desde el Instituto Patria a este diario, los interlocutores por el lado del kirchnerismo continúan siendo Máximo Kirchner y Eduardo De Pedro, mientras que los encargados de negociar por parte de los renovadores son los diputados Diego Bossio y Raúl Pérez.

Con hermetismo extremo, durante el fin de semana continuaron las conversaciones que enfriaron la posibilidad de que Massa compita para Presidente dentro del espacio de los federales, pero con María Eugenia Vidal como su candidata a la gobernación. Desde La Plata aseguran que hoy lunes la mandataria estará arribando desde Colombia y volverá a realizar un intento de acercamiento a las filas renovadoras.

El sábado por la tarde, Massa lanzó una serie de tuits haciendo público un documento con la convocatoria a la construcción de una “colación opositora, plural y amplia” aunque evitó dar nombres o definiciones en materia electoral. “Trabajemos por una #Nueva- Mayoría que construya un nuevo gobierno, con una gran y amplia coalición opositora que la haga posible.”, lanzó el líder del Frente Renovador quien días atrás recibió la habilitación del Congreso partidario para negociar con el kirchnerismo.

El mensaje parece haber alejado aún más la posibilidad del acuerdo con Vidal.

Por estas horas se baraja la posibilidad de que Massa compita contra Alberto Fernández en una primaria por la presidencial, o bien que encabece la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires (desplazando a Máximo) y quedando posicionado para presidir la Cámara Baja.

La desconfianza en ambos sectores persiste y al margen del lugar que ocupe en Massa en las listas, también habrá muchos lugares seccionales y en los distritos bonaerenses para negociar, sobre todo porque el massismo pone en juego las bancas obtenidas durante su última elección competitiva: 2015.

Además habrá un interrogante sobre cómo se dirimirán las candidaturas en los territorios hoy gobernados tanto por el peronismo como por el massismo, en donde en principio ambos espacios buscarían no obstaculizar las reelecciones de los jefes comunales. Caso aparte es el de Tigre, porque Massa quiere que juegue su mujer Malena Galmarini, desplazando al actual intendente peronista, Julio Zamora.

Ayer, en una entrevista en el diario Perfil, Graciela Camaño dejó abierta la puerta para romper con el Frente Renovador en caso de que Massa alcance un acuerdo con el kirchnerismo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés