El Economista - 70 años
Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Versión digital

mie 27 Oct

BUE 21°C

Massa explora rumbos lejos de Stolbizer

Coquetea con el PJ bonaerense una variante no kirchnerista y no descarta la unión de los bloques legislativos

05-01-2018
Compartir

 Por Mariano Espina

La anunciada foto sucedió el  miércoles por la noche. Sergio Massa recibió, en Pinamar, al intendente de Merlo y presidente del PJ bonaerense, Gustavo Menéndez. Fueron socios en 2013 pero la relación se quebró previo a las elecciones de  2015. Es la primera foto oficial entre ambos tras esos eventos, y una más en el álbum veraniego que Menéndez va subiendo a su cuenta de Twitter en la tarea de sumar gestos “hacia la unidad del peronismo”, que dice ser su objetivo. El titular del PJ seguirá de recorrido buscando invitados al Congreso partidario que se realizará en febrero en Santa Teresita. Massa, por su parte, tantea los escenarios. Analiza el impacto que tiene cada acercamiento, imagina alianzas en la  provincia de Buenos Aires, y trabaja en acuerdos de agendas comunes , como aquel que lo llevó a aliarse con Margarita Stolbizer, que se encuentra cada vez más lejos de Tigre.

El capital político de Massa consta en un bloque de diecisiete diputados nacionales, nueve senadores y trece diputados en la Legislatura bonaerense. A nivel nacional el Frente Renovador se plantó en diciembre desde una posición más crítica al Gobierno, mientras que en la provincia mantuvo el diálogo con  María Eugenia Vidal, siendo clave para la aprobación de distintos proyectos impulsados por la gobernadora. En los dos ámbitos  -nacional y provincial- el massismo perdió la función de principal aliado, en el Congreso fue relegado por el interbloque de los gobernadores PJ mientras que en La Plata ese rol lo ejercen ahora los intendentes peronistas disociados del kirchnerismo. Massa tiene puntos en común con ambas representaciones y mantiene a su vez un contacto fluido, tanto con gobernadores provinciales como con jefes comunales.

Lo que los une a los gobernadores, intendentes y al Frente Renovador, es el límite que le quieren marcar a la expresidenta Cristina Kirchner y su Unidad Ciudadana. Los jefes comunales jugaron a ese rol en 2016, pero el calor de las urnas los obligó a retornar al nido de la actual senadora del FpV-PJ. Todos reconocen que CFK sigue siendo la dirigente opositora con mayor caudal de votos, pero aseguran también que su figura tiene techo e impide la aparición de otros dirigentes. Menéndez militó activamente la campaña de Unidad Ciudadana, pero luego la enfrentó en la interna pejotista y armó su propio bloque en la Legislatura junto al resto de los intendentes no kirchneristas.

Cerca del tigrense son prudentes acerca de los efectos reales que la foto del miércoles puede producir en términos de alianzas. “Hay que tener cautela, esto es largo”, aseguró un diputado nacional del Frente Renovador en diálogo con este diario.  El mismo legislador no descartó, en cambio, que el primer resultado de estos diálogos pueda ser un acercamiento de los bloques en la legislatura bonaerense. La unión de la bancada massista con el PJ-Unidad y Renovación (lo preside Julio Pereyra y se referencia en el sector de Menéndez) ubicaría a este espacio como la oposición mayoritaria con veinte escaños.

“No tengo con Massa un matrimonio en el que sienta que reunirse con Menéndez es un acto de infidelidad”, se defendió ayer la dirigente del GEN, Margarita Stolbizer. La relación de los excandidatos a senadores por 1País sigue estable pese a que perdió intensidad dado el alejamiento de ambos de la Cámara de Diputados. En el entorno de Margarita reconocen que se mantiene el trabajo entre ambos espacios pero que tendría un límite si Massa profundiza su acercamiento al PJ. “Si Massa insiste con la peronización de su espacio es difícil acompañar”, afirma, en diálogo con El Economista, Marcelo Díaz, dirigente del GEN cercano a Stolbizer. El partido de la exdiputada se encuentra en una situación bastante más crítica que la del massismo, sin representación en el Congreso de la Nación ni en la Legislatura bonaerense.

Massa seguirá apareciendo en fotos con distintos dirigentes peronistas. El próximo jueves podría repetirse un encuentro con Menéndez, el de Merlo exigirá a su vez un asado a cambio de los cafés y bebidas dietéticas con las que fue recibido el pasado miércoles. Cerca de ambos dirigentes está Florencio Randazzo, que también espera su turno para sacarse una foto y volver al ruedo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés