La CGT hará un mini paro contra la reforma previsional

El jueves se reunirá la mesa chica para afinar la medida. También discutirán sobre la solicitada a favor de la reforma laboral

12-12-2017
Compartir

El rechazo a la reforma previsional, que hoy obtuvo dictamen de comisión en una sesión marcada por las tensiones, hermana a distintos sectores. Y hoy mismo, el actor que tiene con mayor capacidad de choque, la CGT, adelantó que la próxima semana realizará medidas de fuerza mientras se trate el proyecto en el recinto -todo indica que sería el miércoles-. Según le explicó una alta fuente gremial a El Economista, la central promoverá asambleas de 6 a 9 en los lugares de trabajo, que en la práctica será “un mini paro, ya que asambleas en el sector del transporte en ese horario puede provocar que gran parte de la masa de trabajadores no llegue a su lugar de trabajo”.

“No vamos a aceptar ningún cálculo que atente contra el poder adquisitivo de las jubilaciones. Antes de fin de año habrá una protesta: será una movilización, un paro parcial, no lo sé. Lo resolveremos en el consejo directivo. Estamos terminantemente en contra de la reforma previsional”, había dicho más temprano el triunviro Juan Carlos Schmid. Para discutir los detalles de la medida, que podría incorporar una movilización al Congreso, la mesa chica cegetista se reunirá el jueves en la sede de UPCN.

La postura sindical augura una jornada conflictiva para el tratamiento del paquete de reformas que promueve el Ejecutivo, que coincidirá con una fecha más que significativa: el 20 de diciembre.

La central promoverá asambleas de 6 a 9 en los lugares de trabajo, que en la práctica será "un mini paro"

Solicitada

En UPCN, también debatirán la posibilidad de publicar una solicitada en apoyo a la reforma laboral. Eso es lo que espera el Bloque Justicialista de Miguel Ángel Pichetto para acompañar el proyecto en el Senado.

“Vamos a ver si se avanza sobre este punto; no es nada fácil”, dijo un allegado al triunvirato en alusión a la falta de consenso interno. Es que si bien la cúpula de la CGT ya hizo explícito su visto bueno al texto final con el argumento de que “tras las modificaciones conseguidas por la central, no se tocan ninguno de los derechos fundamentales de los trabajadores”, algunos dirigentes consideran que sería un error político exponer aún más su aval.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés