El Economista - 73 años
Versión digital

vie 12 Jul

BUE 11°C
LLA

El Gobierno envió la ley ómnibus al Congreso: tiene 664 artículos y 183 páginas

Las propuestas incluyen reformas electorales, del Código Penal, del régimen de movilidad jubilatoria, y delegaciones del Poder Legislativo al Ejecutivo

El presidente Javier Milei.
El presidente Javier Milei.
27 diciembre de 2023

El ministro del Interior, Guillermo Francos, se hizo presente en la Cámara de Diputados para entregarle al titular del cuerpo, Martín Menem, el proyecto de "ley ómnibus", con el que el gobierno de Javier Milei aspira a complementar su paquete de reformas.

En la iniciativa se encuentran aquellas cuestiones sobre las que el Poder Ejecutivo no puede legislar, como aspectos tributarios y electorales. El texto contiene más de 664 artículos y 183 páginas.

A través de un mensaje en X, desde la Oficina de Prensa se expresó: "Con el espíritu de restituir el orden económico y social basado en la doctrina liberal plasmada en la Constitución Nacional de 1853, presentamos al Honorable Congreso de la Nación el adjunto proyecto de ley".

Por su parte, Menem aseguró ante la prensa acreditada que el proyecto representa "el comienzo de una nueva Argentina" y que pretenden avanzar "lo más rápido posible". La próxima semana convocarían a funcionarios para que expliquen ante los legisladores la ambiciosa ley. 

Las reformas

En su artículo 1.°, el proyecto señala que tiene por objeto "promover la iniciativa privada, así como el desarrollo de la industria y del comercio, mediante un régimen jurídico que asegure los beneficios de la libertad para todos los habitantes de la Nación y limite toda intervención estatal que no sea la necesaria para velar por los derechos constitucionales". 

"La presente ley contiene delegaciones legislativas al Poder Ejecutivo nacional de emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, social, previsional, de seguridad, defensa, tarifaria, energética, sanitaria y social, con especificación de las bases que habilitan cada materia comprendida y con vigencia" durante el plazo de dos años, es decir, hasta el 31 de diciembre de 2025.

Entre los puntos principales, se declara sujeta a privatización a un conjunto de empresas públicas, entre ellas la Administración General de Puertos, Aerolíneas Argentinas, AySA, Banco de la Nación, Fabricaciones Militares, Ferrocarriles Argentinos, Radio y Televisión Argentina e YPF. 

Por otra parte, suspende la fórmula de movilidad jubilatoria y establece que se faculte al Poder Ejecutivo "a establecer una fórmula automática de ajuste" teniendo en cuenta "los criterios de equidad y sustentabilidad económica". 

En lo que hace a lo electoral, se dispone la eliminación de las elecciones PASO, además de la reforma de la ley de partidos y la implementación de la boleta única. También se propone una modificación sustancial en torno a la eliminación de la lista sábana en la categoría de Diputados para pasar a un régimen por circunscripción en la que cada elector podrá elegir nada más que por un candidato a la Cámara baja.

Asimismo, en cuanto a las manifestaciones, proponen que quienes impidan o entorpezcan el funcionamiento de los transportes (por tierra, agua o aire) sean reprimidos con 1 a 3 años y seis meses de prisión.

Las reacciones

Ricardo López Murphy, diputado de Republicanos Unidos, celebró la iniciativa: "Celebro la decisión del presidente de enviar al Congreso el proyecto de ley ómnibus. Es el ámbito donde tenemos que darle fortaleza a muchas de las reformas que está planteando el Gobierno y que necesita la Argentina para salir adelante y generar un cambio verdadero".
 

En cambio, Roberto Cachanosky, ex aliado de Milei, criticó duramente el proyecto: "Milei pide que el Congreso declare emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, previsional, de seguridad, defensa, tarifaria, energética, sanitaria, administrativa y social hasta el 31 de diciembre de 2025. Lo que pide es violar el artículo 29 de la Constitución Nacional. Que lo pidan los kirchneristas se entiende porque son autocráticos, pero que se pida en nombre del liberalismo es inadmisible".

El dirigente social, Juan Grabois, lanzó, con algo de ironía, una amenaza: "Me pasaron un video donde fantaseábamos con hacer la Gran Milei, pero contra las corporaciones y a favor del pueblo. Si estas son las nuevas reglas del juego, cuando nos toque a nosotros, que no chillen repúblicas y división de poderes. Lo que era broma, ahora "la vimos"... por ahí nos prendemos todos y pasa a ser en serio. Mejor, respetemos y hagamos respetar la Constitución".

El legislador porteño Ramiro Marra, de la Libertad Avanza, hizo una calurosa defensa del proyecto: "Al igual que las ideas filosóficas de la constitución de 1853, la responsable del gran crecimiento argentino, este documento tiene el potencial de transformar nuevamente nuestro país. La defensa de la libertad, la propiedad y la acción humana como pilares de la Nación". 

Myriam Bregman, diputada del Frente de Izquierda Unidad (FIT-U), cuestionó duramente el proyecto de ley ómnibus: "El que escribió la ley ómnibus hizo un trabajo impresionante, juntó todos los reclamos de las clases dominantes desde 1955 a la fecha y le dio forma de proyecto de ley". 

"Para penalizar la protesta, el proyecto de ley ómnibus la castiga considerando "reunión o manifestación a la congregación intencional y temporal de tres (3) o más personas". La considera igual que a una asociación ilícita. El que vota esto, vota dictadura", agregó.

Gabriel Solano, también diputado del FIT-U, se sumó a las críticas de Bregman: "Hay que evitar que Milei le pase la motosierra a los jubilados, como propone en su ley ómnibus. ¡Más motivos para un paro nacional ya!".

Por su parte, los legisladores de Unión por la Patria publicaron un comunicado tras la reunión realizada este miércoles junto a gobernadores del sector, a fin de esgrimir una estrategia para rechazar el DNU de Milei. El documento señala el rechazo al decreto, y que la ley ómnibus pone en evidencia la "pretención del presidente de contar con poderes y facultades extraordinarias, que son totalmente inconstitucionales".

Entre los funcionarios de la administración de Alberto Fernández que presentaron reparos sobre la normativa estuvo también el exministro de Defensa y compañero de fórmula de Sergio Massa para las elecciones generales de octubre, Agustín Rossi, quien anticipó que Milei podría convertirse en el nuevo "Fujimori".

"Milei puede ser como [Alberto] Fujimori. ¿Por qué? El mandatario peruano disolvió el Congreso y reorganizó todos los organismos públicos, incluyendo la intervención del Poder Judicial, por lo que acumuló todo el poder en sus manos. No queremos eso para nuestro país", escribió en X.

Noticia en desarrollo...

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés