El Economista - 70 años
Versión digital

jue 13 Jun

BUE 24°C
Bilateral

Con el FMI entre ceja y ceja, Alberto Fernández se reúne con Joe Biden

Acompañado por Cafiero y Massa, el presidente se reunirá con su par estadounidense en el Despacho Oval de la Casa Blanca

Con el FMI entre ceja y ceja, Alberto Fernández se reúne con Joe Biden
Damián Cichero 28 marzo de 2023

Tras más de 36 meses de negociación, este miércoles Alberto Fernández tendrá su tan ansiada cumbre bilateral con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

En realidad, los mandatarios iban a reunirse en julio del año pasado, pero el encuentro fue postergado porque el líder estadounidense contrajo coronavirus. Pero ahora, varios meses después de ese suceso, Fernández y Biden se reunirán en Washington, en el Despacho Oval de la Casa Blanca. 

Durante la reunión, que durará una hora y media, Fernández estará acompañado del canciller Santiago Cafiero; el ministro de Economía, Sergio Massa; el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández; la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti; el secretario general de la presidencia, Julio Vitobello, y el embajador argentino ante EE.UU., Jorge Argüello, entre otros. 

Por su parte, junto a Biden estarán su consejero de Seguridad Nacional, Jack Sullivan; el secretario de Estado, Antony Blinken; el consejero de Seguridad Nacional para América Latina, Juan González; su asesor presidencial para América Latina, Christopher Dodd; y el embajador ante Argentina, Marc Stanley. 

Una de las noticias de último momento, y quizás de mayor relevancia, fue la confirmación de que la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, también participará de la reunión. 

La agenda bilateral

Principalmente, los mandatarios analizarán dos cuestiones en particular: el avance de China en América Latina, y el impacto de la sequía sobre el plan de estabilidad económico y el cumplimiento de las metas acordadas de Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según un comunicado de la Casa Blanca, "los líderes celebrarán los 200 años de relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Argentina y reiterarán la fortaleza de la asociación entre ambos países".

"Discutirán cómo Estados Unidos y Argentina pueden continuar asociándose para abordar los desafíos globales y seguir avanzando en áreas de interés nacional mutuo, incluidos los minerales críticos, el cambio climático, el espacio y la tecnología. También discutirán la cooperación económica, así como sus valores compartidos de inclusión, democracia y protección de los derechos humanos", agrega el comunicado. 

En diálogo con El Economista, el politólogo Ignacio Labaqui consideró que "el encuentro entre Alberto y Biden obedece a la excelente tarea del embajador Jorge Argüello, quien ha trabajado muy bien y se destaca por sobre el resto de la gestión".

Sin dudas, Alberto intentará convencer a Biden de que el apoyo de EE.UU. es esencial en las negociaciones con el FMI para cumplir con las metas acordadas y continuar recibiendo los únicos dólares sistemáticos que recibe el Banco Central.

Sin embargo, el cumplimiento de estas metas, como el nivel de reservas, el déficit fiscal y la emisión monetaria, podría resultar mucho más difícil frente a la actual situación de sequía, la cual le costará al país unos US$ 20.000 millones. 

En este contexto, se espera que Alberto asocie la sequía con el cambio climático, una de las principales banderas del líder norteamericano. Además, seguramente mencionará que la suba de tasas de interés de la Fed impacta negativamente en los países endeudados con el FMI, como es el caso de la Argentina. 

En este sentido, Labaqui agregó que "si Argentina va a pedir más fondos de parte del Fondo Monetario Internacional, posiblemente se tope con una negativa. Ni Estados Unidos ni el resto de los países que están en el directorio del FMI tiene mucha voluntad de ir más allá de la ya aprobada flexibilización de las reservas". 

Por otra parte, el principal reclamo de Biden y compañía será el creciente avance de China tanto en América Latina como en la Argentina. 

No hay dudas de que, al menos comercialmente, China se ha metido de lleno en lo que era el "patio trasero" de EE.UU.: en 2021, el valor total del comercio entre China y América Latina y el Caribe aumentó 41,1% respecto a 2020.

En total, se registró un nuevo récord en las transacciones, por valor de US$ 451.591 millones, lo que consolidó a China como el segundo socio comercial de mayor importancia para la región. Pero, en el caso de Argentina y Brasil, el gigante asiático ya ha superado a EE.UU. en cuanto a su importancia comercial. 

Para Labaqui, "Estados Unidos tiene cierta preocupación al respecto. A Washington le interesa la cuestión de la Hidrovía, el famoso puerto que China quiere construir en Tierra del Fuego y la licitación del 5G, algo particularmente relevante para la Casa Blanca".

Cabe recordar que, en febrero del año pasado, Argentina adhirió formalmente a la Franja y la Ruta de la Seda, el megaproyecto de inversión en infraestructura chino que, según EE.UU., condiciona enormemente a quienes acceden a los préstamos. 

Además, el politólogo consideró que "hasta la llegada de Lula da Silva al poder en Brasil, Alberto tenía una ventaja: el resto de los países de América del Sur estaban gobernados por presidentes con muchos problemas o por mandatarios abiertamente hostiles a EE.UU. Pero ahora eso cambió, lo que le saca protagonismo y poder de negociación tanto a Alberto como a Argentina". 

Labaqui también destacó que "un dato llamativo es que Biden le dio la bilateral a Alberto justo en la semana en que Lula da Silva iba a viajar a China para reunirse con Xi Jinping, lo que podría representar un mensaje tanto para Brasil como para Argentina".

El mandatario brasileño, que llegó al poder en enero de este año, se reunió en febrero con Biden con el objetivo de revitalizar el papel de su país en el escenario internacional. Sin embargo, lejos de inclinarse por alguna de las partes, también iba a encontrarse esta semana en Pekín con Xi Jinping, aunque debió posponer su viaje porque contrajo neumonía. 

Otro de los asuntos que también le preocupan a Washington es el interés argentino por sumarse al grupo de los BRICS, constituido por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. 

Justamente, la semana pasada Brasil confirmó que promovería la inclusión de Argentina, lo que significaría un mayor acercamiento del país con China y Rusia, dos de los principales rivales de EE.UU. en la actualidad. 

Pero, más allá de todas estas cuestiones, y en pleno año electoral, Alberto conseguirá su tan ansiada foto con el líder demócrata, lo que podría permitirle mejorar su golpeada imagen. 

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés