El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 16°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 16°C

“Hay que frenar la inflación”

Entrevista a Vicente Lourenzo, Presidente de la Cámara de Comercios Mayoristas e Industriales.

07-06-2016
Compartir

La situación que viven las pequeñas y medianas empresas, tanto industriales como de comercio y servicios, está generando gran preocupación entre los empresarios. La combinación de caída de la actividad y las ventas, junto a un fuerte incremento de los costos de producción y del financiamiento, resulta un cóctel que pone al borde de la supervivencia a muchas pymes. Vicente Lourenzo, titular de la Cámara de Comercios Mayoristas e Industriales habla sobre el clima que vive el sector.

Según varios informes la actividad de las pymes está en baja ¿El fenómeno se está profundizando?

Sí, así es. Es uno de los factores que más preocupa, no solamente la caída sino la tendencia y la proyección que se está dando. En mayo sobre 22 rubros relevados se registraron 21 en baja, con 9,2% de caída, pero la preocupación es cómo viene la curva. En enero tuvimos -2,5%, febrero -3,8%, marzo -5,8%, abril -6,6% y en mayo el -9,2%.

Con estos indicadores ¿puede pensarse que se llegó al fondo del pozo?

Estos puntos están dando una muy marcada curva a la baja y si a eso uno le suma que esto está combinado con un aumento explosivo de costos, da por resultado una rentabilidad nula o negativa. En definitiva, hoy no hay muchas pymes que puedan llegar a resistir mucho tiempo con una rentabilidad negativa.

Otro de los aspectos a considerar es el elevado costo financiero, no sólo los de producción. ¿Cómo se financian hoy las pymes?

La realidad hoy es que la financiación que tienen las pymes es con el crédito comercial, el crédito del proveedor. Si uno es industrial, mayorista o distribuidor hoy a su vez es generador de crédito. Al minorista le están dando 30, 60 y a veces hasta 90 días con tal de vender con cheques de pago diferido. Esos cheques se los trata de entregar como pago a cuenta pero muchas veces no los aceptan y las pymes terminan yendo a una cueva o un banco, que le cobran entre el 70% y el 80% de costo financiero total.

Otra de las alternativas para las pymes es financiarse con el descubierto bancario ¿no?

Claro, pero el descubierto hoy tiene un costo financiero total del 75% aproximadamente.

La caída de la actividad parece permanente ¿cuando vendrá el rebote?

Creo que el rebote viene por el lado de frenar el proceso inflacionario, no solamente los precios en el supermercado, sino también frenar las tarifas, que no aumente el combustible. Una vez que todo eso esté frenado, es decir, que el poder adquisitivo del salario empiece a recomponerse es entonces cuando se va a producir el quiebre. Hasta tanto no se den estos factores, creo que la curva va a seguir a la baja.

Es decir, que en los próximos meses esperan también números negativos.

Estamos preocupados porque en junio ya estamos a siete días y sigue la misma tendencia que en mayo. Aún así el frío no está invitando a comprar mercadería de temporada, porque la gente está postergando esta compra, pero especialmente porque se vuelca más a alimentos y bebidas. Dentro de este rubro se orienta hacia segundas y terceras marcas. Por eso lo preocupante es que si uno no vende la mercadería de temporada en junio, no la vende hasta el año próximo.

¿Qué está pasando a nivel de producción en las pymes industriales?

Ahí también hay caída de la actividad, hay algunos sectores que están dando señales de recuperación, que es la industria alimentaria pero es muy lenta la recuperación. Es un quiebre de tendencia muy leve. En general, de los once rubros industriales relevados por CAME, ocho están a la baja, tres en alza con datos, pero no son aumentos muy significativos.

Como vemos hay varios temas en la agenda sectorial ¿cuál es la prioridad?

Claramente, la principal preocupación es el aumento de costos muy importante que hubo y sin dudas, la caída de la actividad. Esta combinación es la que trae mayor preocupación. Le comento esto porque por ejemplo, en 2014 también hubo caída de ventas pero como no había un proceso inflacionario tan duro y tan fuerte como el actual, seguían la misma tendencia en los costos. Ahora los costos van para arriba y los ingresos van para abajo y eso está generando una zona de pérdida muy importante para las empresas.

¿Están viendo quiebras de firmas, locales que cierran, un escenario así?

Por ahora no, por eso alertamos que de continuar con este proceso hacia fin de año va a haber una gran cantidad de pymes que queden en el camino, tanto del comercio como de la industria.

¿Cómo está hoy la cadena de pagos entre las pequeñas y medianas empresas?

Hay alargamiento de los plazos, todavía no hay quiebre de la cadena de pagos pero sí se extienden los plazos de pago. Se están dando llamados de los clientes pidiendo “no me deposites hoy el cheque”, o “esperame una semana más”. Y también se encuentra el que para comprar la mercadería está pidiendo pide que en lugar de 30, 60 y 90 días, pasámelo a 60, 90 y 120 días. Y te da el cheque ahora para el otro se pueda manejar. Hay de todo, pero la verdad es que todavía no se ha detectado quiebre de la cadena de pagos.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés