El agro perderá 2,5 Mtn y unos US$ 1.050 millones

20-01-2017
Compartir

Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario dio a conocer las primeras estimaciones luego de las abundantes lluvias y la importante sequía que afectan a gran parte de la zona núcleo del país.

En medio de la campaña 2016/17, la entidad llamó a “replantearse” los números, dado que ya a mediados de enero hay regiones agrícolas en Santa Fe, norte de la provincia de Buenos Aires y Córdoba que están sobrepasadas de agua, mientras que en el sureste pampeano y bonaerense hay un déficit hídrico que ronda los trescientos milímetros con respecto a la media de esta época del año.

Por eso, el informe estimó un recorte en la producción del total de granos del país de 5,2 millones de toneladas, pasando así de las 124,9 millones de toneladas previstas en diciembre pasado a 119,7 millones de toneladas en la actualidad. “Esa pérdida productiva implica además que la economía argentina hasta el momento deberá resignar un total de US$ 1.050 millones en el nuevo ciclo, aunque vale aclarar que nuestras estimaciones son preliminares y en base a la información disponible actualmente, pudiendo eventualmente aumentar o disminuir en los relevamientos sucesivos”, indicó.

En el caso de la soja, de una intención inicial de siembra de 19,65 millones de hectáreas, hoy se habla de un ajuste de 350.000 que directamente no lograrán completarse. “Entre estas, 300.000 hectáreas ha debido resignar el sur bonaerense por la extrema sequía, y otras 50.000 quedaron afuera por los excesos hídricos en el centro norte de Santa Fe. A la fecha, la ventana de implantación está finalizando y el cultivo crecería bajo riesgo de heladas tempranas con grandes pérdidas en el potencial de rindes”, advirtió el estudio, al tiempo que calculó que de las 19,3 millones de hectáreas que sí se implantaron hay 660.000 se perdieron por los cinco eventos extremos de precipitaciones. “Por lo tanto, si sumamos el área que no pudo ingresar al ciclo agrícola y los lotes perdidos por inundaciones, la superficie cosechada de soja que se proyecta para la campaña 2016/17 ha sido recortada en casi un millón de hectáreas en relación a lo previsto hace un mes atrás. Además, esas 19,3 millones de hectáreas implantadas quedan 900 mil hectáreas por debajo de las sembradas en 2015/16”, se explayó.

Con respecto a la producción, los relevamientos indican que la cosecha alcanzaría las 52,9 millones de toneladas, lo que representa un retroceso de 1,5 millones de toneladas en relación a las 54,4 millones estimadas el mes previo. En tanto, el rinde medio tendencial se ubicaría en 28,4 quintales por hectárea, en una superficie de 18,6 millones de hectáreas.

Mejores precios

Aunque las perspectivas son malas, las cotizaciones en el mercado internacional trajeron algo de optimismo durante esta semana. Es que el desastre pluvial provocó la suba del precio de la soja a causa de la menor oferta. De esta manera, según la BCR, “el aporte del agro a la economía nacional apenas cae en US$ 200 millones, dado que las mayores cotizaciones compensan parcialmente los menores volúmenes”.

Aunque no se sabe con certeza si el récord de US$ 390 por tonelada se mantendrá en los próximos meses cercanos a la cosecha y a la liquidación del productor a los exportadores y fábricas, sí es cierto que el valor “más que compensa la caída de la producción” y “su valor bruto doméstico se mantiene prácticamente invariable”. “Con una suba del valor FOB oficial del 4% hasta los US$ 408 por tonelada, el valor doméstico de la producción de habas de soja pasó de unos US$ 14.150 millones en el mes de diciembre, a alrededor de US$ 14.350 millones en base a las previsiones actuales”, concluyó el estudio.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés