El Economista - 70 años
Versión digital

mie 01 Feb

BUE 25°C
Versión digital

mie 01 Feb

BUE 25°C
China

Xi enfrenta un año complicado

Más allá de concentrar casi toda la suma del poder político, Xi debe enfrentar desafíos externos muy complejos para China y el PCCh

"Durante 2023, la economía va a ser como nunca un gran desafío para Xi"
"Durante 2023, la economía va a ser como nunca un gran desafío para Xi"
Damián Cichero Damián Cichero 20-12-2022
Compartir

Desde hace años, pero particularmente desde que Xi Jinping llegó al poder, China se ha consolidado como una de las potencias militares y económicas más poderosas del mundo.

Por ello, gracias a su indiscutible liderazgo, el pasado 23 de octubre Xi fue reelegido como secretario general del Partido Comunista para un tercer mandato de cinco años, lo que fue todo un hecho sin precedentes. 

Así, en marzo del año que viene, durante las sesiones legislativas del gobierno, Xi será re-relecto presidente del gigante asiático, lo que lo convertirá en el líder más poderoso desde Mao Zedong

La maniobra fue posible gracias a que, en 2018, el jefe de Estado modificó la Constitución y abolió el límite presidencial de dos mandatos, rompiendo la tradición establecida por Deng Xiaoping, en 1982. 

Sin embargo, aunque internamente no encontrará rivales, Patricio Giusto, Director del Observatorio Sino-Argentino, dijo en diálogo con El Economista que "el 2023 va a ser el año más complejo y decisivo desde que Xi Jinping llegó al poder en 2012".

"En parte, esto es una paradoja porque, pese a que acaba de ser re-relecto de una manera contundente, y por cómo quedó conformado el comité permanente y los demás órganos del partido con figuras muy cercanas a él, empiezan a aparecer desafíos externos al partido muy complejos como el conflicto con Estados Unidos o las consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus y de la Guerra en Ucrania", agregó Giusto. 

Además, Giusto destaca que "esto se empiezan a agravar aún más por las políticas sanitarias de "Covid 0", lo que ha afectado el consumo interno y ha provocado un incremento del desempleo en los sectores más bajos. También hay problemas no resueltos, como la burbuja inmobiliaria y las regulaciones que han afectado a sectores estratégicos de la economía china".

En el tercer trimestre, la economía del gigante asiático creció 3,9% interanual, luego de un incremento del PIB del 0,4% en el segundo trimestre y del 4,8% en los tres primeros meses de 2022. 

Sin embargo, la OCDE pronostica que el PIB chino crecerá 3% este año, mientras que para 2023 se expandirá 4,7% (entre 2011 y 2021, crecía en torno al 7%). 

Giusto expresa, a su vez, que "Li Keqiang, que era la mano derecha de Xi y encabezaba la política económica, no será el primer ministro chino, por lo que una de las grandes dudas es quién va a ser el nuevo 'Zar de la economía'. Por ello, durante 2023, la economía va a ser como nunca un gran desafío para Xi". 

A la cuestión económica se suman otros enormes desafíos, como su conflicto global con Estados Unidos, el cual este año llegó a un punto de tensión sin precedentes luego de que la demócrata Nancy Pelosi visitara la isla de Taiwán, considerada una provincia rebelde por parte de China.

Al respecto, Giusto afirma que "hay que ver si este conflicto se encauza en algunos planos, algo que parece probable por una cuestión de mutua necesidad, pero no de convicción. Esto último es muy bueno tanto para ambos países como para el resto del mundo, pero el conflicto igualmente puede escalar significativamente en el plano tecnológico y en cuestiones sensibles como Taiwán".

Justamente, durante su reciente encuentro en Bali, Indonesia, Xi Jinping le dijo al presidente Joe Biden que la cuestión de Taiwán era una "línea roja" que Estados Unidos no debía cruzar. 

Dicha reunión representó la primera en persona entre ambos mandatarios desde que el líder demócrata llegara al poder en enero de 2021, ya que, ante su estricta política sanitaria, Xi Jinping estuvo más de dos años sin salir de China. 

Para Giusto, el último gran desafío es justamente el de la política sanitaria de "Covid 0": "Hay que ver qué va a pasar con las demandas crecientes de vastos sectores de la sociedad que se vieron perjudicados en las últimas semanas por la cuestión del Coronavirus, aunque hay algunos otros temas de fondo, como las minorías étnicas y religiosas. Además, los jóvenes se han visto muy afectados en sus condiciones de vida durante la pandemia, y eso se ha visto en las protestas".

"Por ello, Xi, contra sus propias convicciones, ha tenido que ceder terreno y levantó las restricciones sanitarias, lo que está provocando que aumenten los casos y las muertes", sentenció.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés