Xi a Donald Trump: “Nadie gana en una guerra comercial”

18-01-2017
Compartir

Cuánto ha cambiado el mundo. Ayer, el presidente de China y secretario general del Comité del Partido Comunista de China (PCCh), Xi Jinping, inauguró el Foro de Davos y pidió defender la globalización e, incluso, de la protección del medio ambiente. ¿Me repetís, por favor? Sí, en efecto, la imagen sorprendió a muchos: mientras que EE.UU., líder del “mundo libre”, promete cerrarse y bajarse del tren de la globalización, China quiere que siga el libre comercio y se erige como paladín de la globalización. Xi casi que parecía Adam Smith ayer: rarezas del Siglo XXI.

El mensaje de Xi tuvo un destinatario omnisciente, que nunca mencionó: Donald Trump. Sus palabras buscaron marcarle la cancha y mostrar ante el mundo que China está en el lado políticamente correcto. “La economía global es el gran océano del que no puedes escapar”, dijo Xi, mandado un mensaje por elevación hasta la Trump Tower de Manhattan.

“La globalización ha generado nuevos problemas, pero esto no es suficiente para desestimar este modelo, sino que debemos minimizar los resultados negativos e intentar que los beneficios lleguen a todos los países. China tuvo dudas sobre la globalización y no tenía claro si formar parte de la Organización Mundial de Comercio (OMC), pero llegamos a la conclusión de que hay una justificación histórica y debemos atrevernos a formar parte de este sistema”, agregó Xi.

“Perseguir el proteccionismo es como esconderse en un cuarto oscuro. Evitás la lluvia y el viento, pero también la luz y el aire. Nadie ganará con una guerra comercial”, dijo Xi.

El líder chino dijo que la globalización económica se ha convertido en la nueva “caja de Pandora” para muchos, informó Reuters, aunque no es la causa de grandes problemas globales. Agregó que las crisis financieras internacionales fueron causadas por la búsqueda excesiva de ganancias, y no por la globalización.

“No es una coincidencia que Xi eligiera este año para hacer el viaje a la montaña mágica”, dijo Ian Bremmer, presidente de Eurasia Group, una consultora de riesgo político con sede en EE.UU, que avizora la relación entre los gigantes como el principal riesgo geopolítico del mundo hoy en día. Pese a las amenazas de tarifazos y arancelazos, Trump puede ser una gran oportunidad para que China se desmarque y continúa en la senda del “ascenso pacífico”, que se complementa con inversiones en diversos países y que, en los últimos tres años, superaron la friolera de los US$ 50.000 millones.

Más de media docena de altos funcionarios del Gobierno chino están también en Davos esta semana y son mucho más que en años anteriores, agregó Reuters. Asimismo, muchas de las sesiones están centradas en Asia, incluyendo una que se titula “Asia toma el liderazgo”. ¿Davos le da la espalda a Occidente? ¿O fue al revés? ¿O simplemente es un reflejo de que el crecimiento global hoy está liderado por Asia Pacífico?

Asimismo, Xi (acompañado por una comitiva de 80 compatriotas, entre ellos, empresarios de las principales compañías chinas como Alibaba Group, Dalian Wanda Group y Baidu Inc) ratificó que China, actualmente la segunda economía del mundo, seguirá creciendo y acercándose a EE.UU. La economía de China, dijo, ha ingresado en una “nueva normalidad”, pero sus fundamentos permanecen inamovibles. Ahora, añadió, el consumo doméstico es el principal motor de la actividad. Xi dijo que el PIB chino habría crecido 6,7% en 2016.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés