El Economista - 70 años
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 26°C
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 26°C
Verano 2023

Uruguay espera recibir más turistas argentinos y beneficiarse de la euforia mundialista

Entre este mes y marzo de 2023 arribarían a Uruguay casi 890.000 argentinos.

"Cuando hay una gran temporada es cuando viene la clase media, lo que no se va a dar"
"Cuando hay una gran temporada es cuando viene la clase media, lo que no se va a dar"
Ismael Grau Ismael Grau 27-12-2022
Compartir

Pasado el solsticio de Capricornio que marcó el inicio del verano, los operadores turísticos en Uruguay hacen los últimos aprontes de cara a una temporada de sol y playa que, dicen, perfila mejor que la anterior, aunque con alta incertidumbre. 

  • ¿Cuántos argentinos llegarán? ¿Serán solo los que tienen casa o departamento en Punta del Este o también la "clase media"? ¿Vendrán solamente en enero o la afluencia seguirá, estirando la temporada? 

Aunque ha intentado diversificar su oferta, el sector turístico uruguayo -uno de los servicios que más divisas genera al país-, los meses de verano son claves. Y más allá del movimiento turístico interno, lo que mueve la aguja en términos de gasto son los visitantes extranjeros, en particular los argentinos. 

Según un cálculo del privado Centro de Investigaciones Económicas (Cinve) oriental, entre este mes y marzo de 2023 arribarían a Uruguay casi 890.000 argentinos, un aumento de casi 200% respecto a los "todavía deprimidos valores de la temporada pasada". Estima que también llegarían unos 200.000 brasileños (143% más que en los mismos meses de 2021-2022). "De todas maneras, todavía no se recuperan completamente las cifras previas a la pandemia. En el caso de Argentina, los datos arrojarían 1% menos" que en la zafra de verano de diciembre de 2019 a marzo de 2020, señaló en un reciente informe.  

Esos números tienen como contexto, según el Cinve, que la evolución de los precios relativos "no estimula el turismo receptivo" y que se está asistiendo en Uruguay y en otras partes del mundo a un aumento de los casos de Covid-19, aunque no están vigentes restricciones para la movilidad sino recomendaciones de higiene y cuidado personal.  

El ministro de Turismo, Tabaré Viera, ha repetido en los últimos días que la expectativa es de una "buena" temporada de verano, en parte porque se espera una mayor afluencia de argentinos que en la anterior. En declaraciones al diario local El País argumentó que, más allá de la situación cambiaria desventajosa, Uruguay será competitivo en precios frente a la oferta turística "muy cara por la inflación" en Argentina. 

Aunque Montevideo es el destino preferido, en estos meses de calor las playas de los departamentos (provincias) esteños de Maldonado y Rocha son el mayor atractivo para los extranjeros. Para el público más sofisticado y de alto poder adquisitivo Punta del Este, en Maldonado, es el balneario indiscutido. 

El intendente (gobernador) de Maldonado, Enrique Antía, es cautelosamente optimista. Para enero las reservas de hospedaje "son buenas" y mejores que las del año pasado, lo mismo que las "expectativas del sector turístico", declaró el funcionario en la edición de esta semana de la revista local Búsqueda. 

Admitió que "hay un tema cambiario con Argentina que va a complicar, pero también está claro que para los argentinos ir a otro lugar del mundo es mucho más caro. Entonces capaz que por ahí rescatamos algún turista. (...) Vamos a mejorar la temporada del año pasado".

Y piensa que la euforia mundialista podría ayudar. "A Qatar viajaron tantos turistas como vienen a Uruguay, fue imponente. Hay un buen ánimo, y creo que eso va a jugar a favor. La gente en ese sentido está aflojando y desahogando muchos problemas que tiene Argentina", si bien "van a venir los que pueden", afirmó Antía. Remató: "Cuando hay una gran temporada es cuando viene la clase media, lo que no se va a dar".

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés