El Economista - 70 años
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 23°C
Versión digital

dom 29 Ene

BUE 23°C
Tensión

Serbia puso sus tropas en estado de "máxima alerta" en medio de tensiones con Kosovo

El presidente de Serbia envió al jefe del Ejército, general Milan Mojsiolvic, a la frontera, donde pobladores serbios levantaron barricadas

El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic
El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic
26-12-2022
Compartir

El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, ordenó hoy poner las fuerzas armadas de su país "en estado de máxima alerta", en una nueva escalada de la tensión en la frontera con su exprovincia Kosovo, se informó oficialmente.

Lo anunció esta noche el ministro de Defensa, Milos Vucevic, en un comunicado, según las agencias de noticias AFP y Sputnik.

Asimismo, Kosovo también puso a sus fuerzas armadas en alerta máxima, según el diario serbio Vecernje Novosti.

Vucic había enviado anoche al jefe del Ejército, general Milan Mojsiolvic, a la frontera, donde pobladores serbios levantaron barricadas.

  • Las tensiones en la frontera entre Serbia y su exprovincia meridional Kosovo, poblada mayoritariamente por originarios albaneses, escalaron desde el 10 de este mes.

Entonces, centenares de serbios iniciaron bloqueos en el norte de Kosovo en protesta por el arresto de un expolicía serbio, que aún se mantenían, lo que paralizó la circulación hacia dos puestos fronterizos.

Contactado telefónicamente por la televisión Pink, Mojsilovic declaró que estaba en ruta a Raska, a 10 kilómetros de la frontera con Kosovo, después de conversar con Vucic en Belgrado.

"Las tareas asignadas al ejército serbio son precisas, claras y serán enteramente ejecutadas", aseguró Mojsilovic.

"La situación allí es complicada y compleja y requiere de la presencia del ejército serbio a lo largo de la línea administrativa", agregó, utilizando un término usado por las autoridades serbias para designar la frontera con Kosovo.

Serbia no reconoce la independencia de su antigua provincia, proclamada en 2008, y anima a los connacionales de Kosovo a desafiar a las autoridades locales, mientras las autoridades kosovares buscan afianzar su soberanía en todo el territorio.

Poco antes de la partida de Mojsilovic, medios serbios divulgaron un video en redes sociales en el cual se escuchan ráfagas de disparos, afirmando que se trata de "combates" ocurridos a inicios de la tarde, cuando las fuerzas kosovares intentaron desmantelar una barricada.

La versión fue desmentida por la policía kosovar, que aseguró en su página de Facebook que sus miembros no participaron en ningún tiroteo.

En tanto, medios informativos en Pristina, la capital kosovar, indicaron que una patrulla de la Fuerza Internacional de Seguridad se encontraba en la zona del tiroteo, pero que no hubo heridos o daños.

La fuerza militar internacional de la OTAN en Kosovo, KFOR, informó que "está investigando el fuego indiscriminado abierto el 25 de diciembre en el autoproclamado Kosovo", informó la agencia de noticias Sputnik.

"En el incidente, que se produjo en la región de Zubin Potok, participaron unos hombres armados no identificados", señaló la misión en Twitter.

El primer ministro del autoproclamado Kosovo, Albin Kurti, entregó el 15 de diciembre a la República Checa, que actualmente preside la Unión Europea, la solicitud de Pristina de ingreso en la UE.

Como respuesta, el Ministerio de Defensa de Serbia pidió a los altos mandos de la KFOR su consentimiento para emplazar en el territorio kosovar un contingente de mil policías y militares serbios, basándose en la resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU.

Ese documento establece que Serbia puede desplegar hasta mil militares y policías en los lugares habitados por cristianos ortodoxos y en las áreas de mayoría serbia, si el despliegue es aprobado por el comandante de la KFOR.

A inicios de noviembre, centenares de policías serbios integrados a la policía kosovar, así como jueces, fiscales y otros funcionarios renunciaron en protesta por la decisión polémica del gobierno de Pristina, ahora suspendida, de prohibir a los serbios radicados en Kosovo utilizar matrículas de vehículos emitidas en Serbia.

Kosovo proclamó en 2008 su secesión, que hasta la fecha fue reconocida por más de 100 países, pero no por Serbia, Rusia, China, España, Grecia, Irán, Argentina, Brasil y muchos otros.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés