El Economista - 73 años
Versión digital

jue 18 Jul

BUE 11°C
Cambio climático

Pese a negar la agenda del cambio climático, ¿por qué Milei viajará a la Antártida?

La razón principal es la colaboración con un proyecto de control de la contaminación en la Antártida llamado Nuclear Technology for Plastic Pollution Control que tuvo su primera experiencia en el polo Ártico, promovido por la OIEA.

Pese a negar la agenda del cambio climático, ¿por qué Milei viajará a la Antártida?
Antonella Gris 05 enero de 2024

La razón práctica

Como viaje inaugural más allá de las fronteras bonaerenses, el actual presidente Javier Milei tiene planeado una visita a la Antártida, en el cual, hasta el momento se han confirmado como acompañantes la canciller, Diana Mondino, y el ministro de Defensa, Luis Petri. A pesar de que el viaje está sujeto a cambios debido a las difíciles condiciones climáticas del continente blanco, se prevé que el líder pase tan solo una noche en una de las bases principales, la Base Marambio.

En sí, la razón principal de la visita es la colaboración con un proyecto de control de la contaminación en la Antártida, llamado Nuclear Technology for Plastic Pollution Controlque ha tenido su primera experiencia en el polo Ártico y es promovido por el uno de las instituciones del sistema de las Naciones Unidas, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

En este sentido, el plan se enfoca en el estudio de la presencia de microplásticos en la nieve antártica. Además, evalúa la crítica situación respecto al derretimiento del hielo, teniendo en cuenta que el continente alberga el 80% del agua dulce del planeta de forma congelada. Asimismo, debe mencionarse que la excursión fue acordada en base al Memorándum de entendimiento entre la Argentina y la OIEA en el año 2022.

La teoría de la práctica

No obstante, más allá de los fundamentos prácticos y principales de la visita, existen otras razones que respaldan estas decisiones intrínsecas. En torno al contexto, en reiteradas exposiciones públicas el presidente Milei ha enunciado expresiones como "todas esas políticas que culpan al ser humano del calentamiento global son falsas", o la polémica teoría de que "el calentamiento global es otra de las mentiras del socialismo"

En este sentido, resultan ciertamente desigual sus dichos públicos y el accionar de tipo ambientalista que llevará a cabo el fin de semana. Entonces, ¿qué es lo que hace que Milei tome estas decisiones discordantes y cuáles son los intereses detrás?

En primera instancia es menester resaltar el hecho de que la visita se dará de forma coordinada y en apoyo del proyecto con el presidente de la OIEA, el diplomático argentino Rafael Grossi. Esto mismo, por un lado, toma en consideración la posición estratégica que la Argentina podría tomar en los temas de asuntos nucleares internacionales como mediadora, más ampliamente la región de Latinoamérica, al ser considerada como la única que -oficialmente- no posee armas de destrucción masiva. 

Por otra parte, la colaboración de la Argentina en este tipo de proyectos refuerza su influencia en el continente blanco, acompañada de logros como su presencia ininterrumpida desde 1904. 

Igualmente, fortalece la presencia argentina en los mecanismos de cooperación regional que incluye intercambios de datos y conocimientos técnicos de valor, como lo es, por ejemplo, la Reunión de Administradores de Programas Antárticos Latinoamericanos (RAPAL). 

Continuando, otras de las razones que podrían impulsar la decisión del Gobierno es el respaldo a las tareas científicas y de investigación que el cuerpo de las Fuerzas Armadas realiza allí y el fortalecimiento de la presencia nacional en el territorio.

Finalmente, en un contexto global donde los tópicos ambientales avanzan cada vez más sobre la agenda setting, lo cual genera una creciente competitividad internacional por los recursos naturales, y considerando también el realismo propio del sistema, la tenencia de un programa nacional antártico activo resulta de carácter esencial. Sobre todo, en miras de un próximo periodo donde a partir de 2048 todo el sistema normativo del Tratado Antártico podría ser objeto de revisión, inclusive el artículo que hace mención al congelamiento del reclamo de soberanía sobre el continente blanco. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés