El Economista - 73 años
Versión digital

mie 17 Jul

BUE 17°C

Lagarde dijo que en 10 años el FMI puede tener su sede central en Pekín

La titular del organismo multilateral admitió que se necesita aumentar la representación de grandes mercados emergentes

24 julio de 2017

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, admitió hoy la posibilidad de que dentro de una década el organismo multilateral tenga su sede central en Pekín, si continúan las tendencias de crecimiento para China y otros grandes mercados emergentes y eso se refleja en la estructura de votación de la entidad.

En declaraciones citadas por la agencia Reuters, la funcionaria afirmó en un evento en el Centro para el Desarrollo Global, en Washington, que el cambio de sede para la organización era "una posibilidad" debido a que el Fondo necesita aumentar la representación de grandes mercados emergentes en la medida en que sus economías se vuelven más grandes e influyentes.

"Lo que bien podría significar que si tenemos esta conversación en 10 años (...) podríamos no estar sentados en Washington, D.C. Lo haremos en nuestra sede principal en Pekín", afirmó Lagarde.

La titular del FMI agregó que los estatutos del organismo multilateral instan a que la oficina principal de la entidad esté en el país miembro que albergue a la mayor economía. Desde el lanzamiento del FMI en 1945, la sede siempre estuvo en Estados Unidos, que tiene poder de veto sobre las decisiones, con el 16,5% de participación en las votaciones de su directorio.

Pero muchos economistas estiman que China, con tasas de crecimiento superiores al 6%, se convertirá durante la próxima década en la economía más grande del mundo en términos nominales.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés