El Economista - 73 años
Versión digital

mie 17 Jul

BUE 16°C
Europa

La Unión Europea, entre las elecciones y la muerte de Jacques Delors

La muerte del destacado político, considerado el padre de la Unión Europea moderna, se da a pocos meses de que el bloque comunitario celebre sus elecciones.

La Unión Europea, entre las elecciones y la muerte de Jacques Delors
Juan Martín Lloret 14 enero de 2024

Con la reciente muerte de Jacques Delors, conocido como el padre de la Unión Europea moderna, el Viejo Continente se enfrenta a un momento crucial en un año electoral. 

Por ello, su fallecimiento, apenas unos meses antes de unas elecciones europeas determinantes, ha llevado a líderes de la Unión Europea y a figuras destacadas a rendir homenaje a un hombre cuyo impacto ha resonado a lo largo de dos generaciones.

En una ceremonia con todos los honores, en el Hôtel des Invalides en París, el presidente francés Emmanuel Macron resaltó que "Jacques Delors simplemente nos pasó el bastón de mando. Y muchos de ustedes, aquí presentes, han recogido el bastón y han continuado llevando sus batallas, al frente de nuestras instituciones europeas, de sus gobiernos y Estados."

La ceremonia fúnebre, que contó con la presencia de jefes de Estado e instituciones europeas, se convirtió en un foro de reconciliación y tensiones políticas. 

La participación del primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, generó sorpresa dado sus conflictos recientes con la Unión Europea, por lo que este evento anticipa un próximo enfrentamiento en la cumbre extraordinaria del Consejo Europeo.

Delors, líder del bloque entre 1985 y 1995, marcó un hito al reconciliar el socialismo francés con la economía de mercado. 

En un mundo globalizado, Delors protegió a los europeos de los impactos de los estados nación en declive.

Su legado va más allá de las fronteras nacionales, ya que abogó por una visión europea, experimentando con la colaboración entre las principales familias políticas del Viejo Continente.

Delors no fue un político de carrera: su trayectoria como sindicalista autodidacta, miembro del Parlamento Europeo y ministro de Economía le otorgó una exposición única al proyecto europeo. 

Al asumir la presidencia de la Comisión de las Comunidades Europeas, centró su atención en Europa en lugar de Francia, buscando un espacio político para avanzar en su visión de sociedad. Su enfoque transnacional les permitió a los socialdemócratas y demócratas cristianos colaborar, equilibrando mecanismos de mercado con intervenciones sociales. En un mundo globalizado, Delors protegió a los europeos de los impactos de los estados nación en declive.

A medida que la Unión Europea enfrenta desafíos cruciales, como la resistencia de Hungría y la gestión de la migración, la pregunta sobre cómo Delors abordaría estos problemas permanece abierta. 

Sin embargo, los líderes de la UE deben aprender lecciones importantes del "delorismo", especialmente sobre la búsqueda constante de soluciones a largo plazo frente a la reactividad actual.

macron orban
Viktor Orbán y Emmanuel Macron

Elecciones parlamentarias europeas 2024 

El Parlamento Europeo, al adoptar leyes que afectan a todos los ciudadanos, refleja la interconexión entre los asuntos nacionales y europeos. La participación ciudadana determinará no solo los representantes en el Parlamento, sino también los miembros de la Comisión Europea, impactando en áreas cruciales como medio ambiente, seguridad, migración y derechos de los consumidores.

Pero la decisión del Presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, de postularse en estas elecciones plantea nuevos desafíos, ya que su temprana salida podría permitir que Viktor Orbán asuma la presidencia del Consejo, generando preocupaciones dada su postura crítica y aislada en la Unión Europea.

La inusual situación, de un presidente del Consejo en funciones postulándose para el Parlamento Europeo, aumenta la presión sobre los líderes europeos, especialmente cuando el ascenso de la extrema derecha complica la formación de mayorías. La rapidez para elegir un sucesor se vuelve crucial, ya que, de lo contrario, Orbán lideraría las reuniones durante la presidencia rotativa de Hungría.

Esta jugada sin precedentes de Michel ha provocado alarma dentro de la izquierda europea y ha recibido críticas de voces anti-húngaras. La posibilidad de que Orbán, conocido por sus posturas que contrastan con la corriente liberal, asuma la presidencia del máximo órgano de toma de decisiones de la UE ha aumentado las ansiedades.

Si bien el presidente del Consejo Europeo no posee poderes especiales de toma de decisiones, el rol es crucial para lograr consenso entre los líderes de los Estados miembros. Por lo general, la presidencia se convierte en parte de las negociaciones posteriores a las elecciones, junto con las presidencias de la Comisión Europea y el Parlamento Europeo.

La izquierda europea está movilizando esfuerzos para evitar que Orbán asuma la presidencia, incluso de manera temporal. La declaración de Michel indica una disposición a explorar opciones alternativas, con discusiones sobre la posibilidad de privar a Hungría de la presidencia rotativa circulando en el Parlamento Europeo. Sin embargo, se considera que las posibilidades de que estas medidas tengan éxito son escasas.

En un año electoral donde la Unión Europea enfrenta desafíos, y reflexiona sobre el legado de Delors, la necesidad de una visión a largo plazo y una colaboración efectiva se vuelve más evidente que nunca. Europa se encuentra en una encrucijada, y la forma en que aborde estos desafíos determinará su futuro en un mundo cada vez más complejo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés