El Economista - 73 años
Versión digital

mie 24 Jul

BUE 13°C
Guerra

La presión internacional crece en contra de Israel

Los bombardeos israelíes en la Franja de Gaza ya llevan más de un mes y el número de muertos en la región superó los 10.500

La presión internacional crece en contra de Israel
08 noviembre de 2023

La guerra en la Franja de Gaza ya superó su primer mes y, a medida que aumenta la cifra de muertos en la región, la presión contra Israel también va en ascenso.

Desde el 7 de octubre, fecha en la que el grupo terrorista Hamás mató a más de 1.400 personas en Israel, más de 10.500 civiles han perdido la vida en Gaza, y esto, para el secretario general de la ONU, António Guterres, muestra que hay algo "claramente mal" en las operaciones militares de Israel.

"Hay violaciones por parte de Hamas cuando tienen escudos humanos. Pero cuando uno mira el número de civiles que murieron en las operaciones militares, hay algo que claramente está mal", dijo Guterres.

"También es importante hacer entender a Israel que va en contra de sus intereses ver cada día la terrible imagen de las dramáticas necesidades humanitarias del pueblo palestino. Eso no ayuda a Israel en relación con la opinión pública mundial", agregó. 

Además, aunque condenó enérgicamente el ataque de Hamás a Israel, Guterres explicó que "tenemos que distinguir: Hamás es una cosa, el pueblo palestino es otra (...) Si no hacemos esa distinción, creo que es la propia humanidad la que perderá su significado".

Por su parte, la viceprimera ministra de Bélgica, Petra De Sutter, fue un paso más allá y le pidió al gobierno belga que adopte sanciones contra Israel e investigue los bombardeos a hospitales y campos de refugiados en Gaza.

"Es hora de imponer sanciones contra Israel. La lluvia de bombas es inhumana. Está claro que a Israel no le importan las demandas internacionales de un alto el fuego", afirmó.

Quien también tomó una llamativa medida al respecto fue el Parlamento de Turquía, que retiró los productos Coca-Cola y Nestlé de sus restaurantes por el supuesto apoyo de las empresas a Israel.

"Los productos de las empresas que apoyan a Israel no se venderán en restaurantes, cafeterías y casas de té en el campus del Parlamento", comunicó la Gran Asamblea Nacional de Turquía.

En este sentido, el portavoz Numan Kurtulmus dijo que se tomó la decisión para "apoyar la sensibilidad pública con respecto al boicot de productos de empresas que han declarado abiertamente su apoyo a los crímenes de guerra de Israel (y) al asesinato de personas inocentes en Gaza".

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés