El Economista - 70 años
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 16°C
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 16°C
Italia

La "inmobiliaria del Vaticano" alcanzó un patrimonio neto de casi 1.000 millones de euros

La Apsa tiene más de 4.000 propiedades en Italia y más de 1.100 fuera de ese país

"Todos los ingresos de esta gestión viene siendo utilizado para la misión de la Iglesia, es decir, para los gastos, también, de la Curia".
"Todos los ingresos de esta gestión viene siendo utilizado para la misión de la Iglesia, es decir, para los gastos, también, de la Curia".
08-08-2022
Compartir

La Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica (Apsa), la oficina que gestiona los bienes muebles e inmuebles de la Santa Sede, conocida como la "inmobiliaria del Vaticano", alcanzó en 2021 un patrimonio neto de casi 1.000 millones de euros, con más de 4.000 propiedades en Italia y cerca de 1.100 en el extranjero.

  • El Apsa alcanzó en 2021 un patrimonio de 982 millones de euros, con un aumento de 100 millones frente a 2020, según el balance difundido este sábado.

La oficina que gestiona los bienes muebles e inmuebles de la Santa Sede informó que gestiona con alquileres u otro tipo de formatos 4.086 propiedades de forma directa y otras 147 a través de sociedades en Italia y 1.123 propiedades entre Inglaterra, Suiza y Francia bajo gestión de firmas creadas a inicios del Siglo XX. 

El resultado general de la gestión de la Apsa, relativo a las actividades de los tres sectores en los que opera la administración, para el 2021 fue de unos 38,11 millones, con un incremento de 16,1 millones respecto a 2020.

Además, “el organismo tiene 9,3 millones de kilómetros cuadrados en terrenos de su gestión dentro del territorio italiano”, aseguró en una entrevista con medios vaticanos el presidente del organismo, el cardenal italiano Nunzio Galantino. 

Según Galantino, la gestión inmobiliaria de los inmuebles le dio beneficios a la Santa Sede por casi 21 millones de euros en 2021, un aumento de 5,5 millones con respecto al año anterior.

Las cifras muestran un superávit de 8,11 millones de euros, resultante del saldo entre el resultado de gestión de 38,11 millones y los 30 millones destinados a la Curia.

"Todos los ingresos de esta gestión viene siendo utilizado para la misión de la Iglesia, es decir, para los gastos, también, de la Curia", precisó Galantino

La divulgación del balance, publicado por segundo año consecutivo luego de varios años sin información, fue defendida por Galantino como un acto de mayor transparencia del organismo.

"No es que el Apsa no haya elaborado su presupuesto antes o que no se haya presentado el presupuesto a análisis y controles. Faltaba el momento de la publicación, el momento de comunicación. Un momento importante para brindar a quien quiera conocerlos elementos suficientes para formular un juicio informado y evitar decir trivialidades, como las que a veces escuchamos, sobre los bienes inmuebles o muebles de la Iglesia", planteó.

Desde el Vaticano, señalan que el objetivo principal sigue siendo el servicio de evangelización y la atención a los grupos más débiles, como demuestran las ayudas a los inquilinos con dificultades.

A fines de 2020, el papa Francisco aumentó los controles sobre las finanzas de la Santa Sede y le quitó el control de los fondos de caridad a la secretaría de Estado, luego de los escándalos por supuestas irregularidades en operaciones inmobiliarias que llevaron al procesamiento de 5 funcionarios y al inicio en 2021 del primer juicio contra un cardenal.

A partir del 1 de enero de 2021 "fondos y cuentas bancarias, inversiones, valores e inmuebles, incluidas inversiones en empresas y fondos de inversión" de la Santa Sede dejaron de ser administrados por la secretaría de Estado y pasaron a manos de la Apsa, el ente que gestiona los inmuebles del Vaticano.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés